La nueva vida del “Sargento Aldea”, el buque que libera camas en el Hospital Las Higueras

La nave multirol de la Armada, que actualmente trabaja en conjunto con el centro asistencial del Biobío, también está habilitada para desplazarse y apoyar, con sus 22 camas clínicas, a otras zonas sanitarias. En sus 12 mil toneladas tiene la capacidad para efectuar aeroevacuaciones en navegación y puede operar hasta con tres helicópteros simultáneamente.




Cada vez que un paciente entra, es dado de alta o, eventualmente, pasa al Hospital Las Higueras si hay alguna condición de emergencia. “Con protocolos de seguridad extremos”, precisa el capitán de navío Gastón González, comandante del LSDH-91 “Sargento Aldea”, respecto de las medidas para evitar contagios por Covid-19.

La vida en el buque multirol de la Armada es hoy por hoy más acelerada que nunca. Actualmente está anclado en Talcahuano y opera como el hospital flotante del país para la emergencia sanitaria.

En estos momentos, su función principal es atender pacientes derivados del Hospital Las Higueras y así liberar camas de ese centro para los pacientes más urgentes, que son los de Covid-19..

La adaptación de esta nave de origen francés, de 12 mil toneladas, 168 metros de eslora (largo) y traspasada a la Armada el 22 de diciembre de 2011, se efectuó con urgencia, producto del potencial que posee.

Su área sanitaria se ubica cerca de la cubierta y mide 500 metros cuadrados. Y en su interior hay una sala para evaluación de pacientes, otra de reanimación, salas de rayos X, de recuperación, de hospitalización, un sector de quemados, un laboratorio y tres box de atención médica, entre otras dependencias, además de una clínica dental.

Ángela Sepúlveda, jefa del centro ambulatorio de amplia complejidad del Hospital Las Higueras, señaló que el buque hospital “cuenta con 22 camas clínicas y 2 pabellones”. El 9 de abril se realizó la primera intervención y a la fecha se han hecho cuatro.

“Hemos partido lento, ya que no queremos llenar de pacientes a la Armada, porque hay muchos, pero tenemos que ir cumpliendo y resguardando que sean atendidos con la mayor seguridad posible. Por ahora las cirugías se están haciendo los días martes y jueves, pero esperamos ampliar la cobertura a pacientes con otros tipos de cirugías, a medida que el hospital se vaya llenando con pacientes Covid-19”, explicó.

Enfermeros

En un periodo normal, el “Sargento Aldea” funciona como enfermería (cuenta con cinco enfermeros y dos cirujanos), pero cuando hay operativos o misiones humanitarias se acondiciona con un grupo médico mayor.

Foto: Archivo Agencia Uno.

El capitán de navío Carlos Corvalán, coordinador médico de la dirección de sanidad de la Armada con el ámbito civil, explicó que “contamos un mayor equipos de profesionales y técnicos en el buque cumpliendo con todas las medidas sanitarias.

Para esta emergencia, de hecho, se sumaron 10 enfermeros navales, que trabajan junto a los 12 profesionales del Hospital Las Higueras que llegaron a la nave, para hacerse cargo de las intervenciones”.

Desde la Antártica

El LSDH 91 “Sargento Aldea” es un buque multipropósito que tiene su puerto base en Talcahuano. “Tiene por función el transporte de fuerzas de infantería de marina en operaciones de proyección y el apoyo humanitario, prestando servicios como buque sanitario y de transporte de personal y carga en tiempos de paz”, detalla la Armada en su web oficial.

Dispone de una capacidad total de 680 camas, 230 de ellas para los operadores navales del buque y el resto para transporte de personal.

El último viaje que realizó fue a territorio Antártico, en diciembre del año 2019. En esa misma fecha participó en las tareas de búsqueda y rescate del avión C-130 de la Fach, producto del accidente en el Paso de Drake.

En medio de sus proyecciones, la autoridad naval destaca que el buque se puede mover a otras zonas complejas de contagio.

El capitán de navío Gastón González indicó que “nos hemos preparado logísticamente para desplazarnos a cualquier punto del territorio nacional, con el propósito de brindar apoyo a la red asistencial nacional”.

Para ello, el buque cuenta con un amplio dispositivo de apoyo, por ejemplo, dos cubiertas de vuelos, desde donde puede recibir o evacuar a pacientes.

“El área sanitaria está ubicada en un sector de fácil acceso, para que ingrese una ambulancia y así poder evacuar y recibir pacientes de otros sectores, incluso estando navegando. Con las cubiertas de vuelo podríamos operar hasta con tres helicópteros de forma simultánea”, detalló González.

Comenta