Salvataje a alcaldes y la complicación para el gobierno: UDI y RN piden considerar veto a ley de límite a la reelección

En medio de la presión de los ediles de todos los sectores políticos para que el Ejecutivo modifique la normativa aprobada en el Congreso, líderes de ambos partidos plantean la alternativa de la intervención directa de Piñera. “Es responsabilidad del gobierno ocuparse de esto”, dice Van Rysselberghe. En paralelo, la opción de eliminar las inhabilidades divide al oficialismo y a la oposición.




“Se acaba el tiempo para tomar una postura”. Eso repiten en Chile Vamos respecto a qué hacer frente a la problemática que generó la ley que limita la reelección, iniciativa que terminó incluyendo a los alcaldes, dejando a cerca de 90 imposibilitados de postular por otro período.

El tema complica a La Moneda, ya que saben que se corre riesgo de que la coalición pierda cargos en los próximos comicios, aunque admiten que no tienen mucho margen para modificar la normativa por los costos políticos que implicaría ante la ciudadanía.

En este escenario, hace algunas semanas Chile Vamos le pidió al gobierno que se hiciera parte del tema y que le pusiera urgencia a dos proyectos del diputado independiente Pepe Auth que eliminan las inhabilidades, permitiendo que los alcaldes y parlamentarios no tengan que renunciar a sus cargos para poder competir por un puesto distinto.

Sin embargo, en los últimos días ha ido aumentando la presión desde los alcaldes -de todos los sectores políticos- para que el Presidente Sebastián Piñera intervenga y presente un veto supresivo a la ley que fue despachada del Congreso, la que aún no se promulga. Por ende, el Ejecutivo aún tiene unos días para utilizar esa herramienta.

A esta idea, además, se suman ahora los presidentes de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, y de RN, Mario Desbordes, quienes piden al gobierno considerar esa alternativa y, de manera paralela, continuar con la tramitación para eliminar las inhabilidades.

“A ocho meses de una elección, cambiar las reglas del juego a los alcaldes no corresponde, porque ese proceso electoral ya está en curso. Por lo mismo, evidentemente que una alternativa es un veto supresivo”, dice Van Rysselberghe, agregando que es compatible con suprimir las inhabilidades. Así, advierte que “es responsabilidad del gobierno ocuparse de esto”.

En la misma línea, Desbordes recalca que si bien está de acuerdo con avanzar en el proyecto de Auth, “hay que evaluar la posibilidad de corregir la ley y que los alcaldes pudieran reelegirse por última vez; hay que evaluarlo para ver si es correcto y si están los votos para el veto”. Según el líder de RN, el gobierno lo “está evaluando” y “no hay una resolución tomada”. Y agrega: “Entiendo que el gobierno no puede arriesgarse a enviar un veto sin estar seguro de tener los votos. Comprendo la posición de La Moneda. Ese es el análisis que se está haciendo”.

Los timoneles de ambas colectividades han sostenido reuniones con alcaldes y concejales para abordar el tema y han transmitido su inquietud a ministros del comité político e, incluso, al propio Piñera. En el oficialismo hay premura en solucionar el tema, debido a que tienen que tomar definiciones electorales en las diferentes regiones y elaborar las plantillas de candidatos.

En La Moneda, en tanto, dicen que aún están dentro de los plazos para promulgar la ley de límite a la reelección y que el camino a seguir sería a través del proyecto de Auth. Sin embargo, no descartan la opción del veto. En el Ejecutivo, de todas maneras, dicen que una acción en esa línea debe contar con respaldo transversal y que eso no ven que se genere, al menos por ahora.

División oficialista

En Chile Vamos, en todo caso, no existe una sola postura. El lunes, en la reunión de bancada de RN se discutió el tema y algunos de los diputados se manifestaron a favor de resolver esto a través de la iniciativa de Auth, mientras que otros plantearon que sólo habría que quitarle las inhabilidades a alcaldes y no a parlamentarios. Asimismo, en ese partido también hay otro sector que apoya la idea de que Piñera presente un veto, mientras que otros legisladores se inclinan por no hacer nada debido a los costos políticos.

“Lucharé para que alcaldes y concejales puedan tener esta última oportunidad por lo dicho y que estaba en el espíritu de la ley anterior. Si eso es con un veto, bienvenido, si es con otro proyecto de ley también”, comenta el diputado Miguel Mellado, mientras que su par Andrés Longton señala que “lo más sensato y que tendría más piso político sería por única vez quitarles las inhabilidades a alcaldes y concejales para que puedan terminar su período”.

Esa división interna en RN también se repite en Evópoli, partido en el que -salvo el diputado Francisco Undurraga, que apoya la iniciativa de Auth- están en contra de realizar cualquier cambio. El subjefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, sostiene que “la postura de Evópoli es que no estamos a favor de hacer excepciones a la ley” y que “en tiempos de pandemia la señal de generar excepciones en esta materia no es bienvenida por la ciudadanía”.

Resistencia opositora

En la centroizquierda, en tanto, advierten que “no hay espacio” para tramitar un posible veto. Desde los distintos partidos de oposición dicen que no es tiempo de hacer nuevas modificaciones a la normativa y, asimismo, también subrayan que no sería bien visto por la ciudadanía.

Y pese a que en el sector reconocen que sus colectividades se verán en una compleja situación al no poder repostular a una treintena de alcaldes y centenares de concejales, el análisis que prima es que la reforma sea promulgada tal como está.

“Ya pasó la vieja”, dice un dirigente de la centroizquierda, mientras que otro destaca que fue la propia Comisión Engel la que recomendó poner límite a la reelección de los jefes comunales por un tema de “probidad”.

En el PS, por ejemplo, si bien el tema no ha sido discutido oficialmente en la directiva, la bancada de diputados ha manifestado públicamente que no respaldará modificaciones de última ahora en lo aprobado por el Congreso para favorecer de forma excepcional a autoridades específicas. La misma opinión expresan en las otras colectividades de la centroizquierda. Desde las directivas del PPD, la DC y el PR señalan que implementar una acción como esa sería una “mala” idea y que no tendría “piso” para avanzar en la oposición.

En la misma línea se mostrado el Frente Amplio. En ese bloque, además, reconocen que, de implementarse la iniciativa tal como está, podrían verse favorecidos en las municipales.

Sin embargo, más allá de la resistencia a un veto o a una corrección que incluya sólo a los alcaldes, en el bloque también se han dividido respecto a la posible eliminación de las inhabilidades para todas las autoridades.

Comenta