Bendita tradición: Empanada 18era

Fotos: Agradecimiento marcas.

La que no puede faltar. Aquel símbolo de chilenidad comestible que va de aperitivo diciendo tanto con su sola presencia. Si bien entramos al gran archivo de las de pino, aquí honramos preparaciones que van de tradicionales a sorpresivas, inclusivas y hasta playeras recién salidas del horno. Nuestra querida empanada está de fiesta, y nosotros bailando –y comiendo– estas elegidas. Y ojo, asegure las suyas con tiempo, la fecha lo exige.




La de pino

“Yo no tengo recuerdos de haber comprado empanadas para el 18. Nunca, siempre las hacíamos”. Así de casera, familiar y genuina es la receta de Claudio Úbeda, histórica cabeza de la premiada cocina de los hoteles Cumbres y que ahora, pandemia mediante, da rienda suelta a su buena mano chilena en su propio emprendimiento –junto a su señora y desde su casa– haciendo pan, berlines y empanadas igualitas a las que comió desde chico. Una mezcla creada por su mamá y abuela que va desde la masa –con manteca vegetal– a un pino que mezcla carne picada (posta negra, tapapecho, cocinada muchas horas) más un poco de carne molida hecha por él (de posta negra para lograr untuosidad). Siguen encantos con la enjundia, justo comino, cebolla, aceitunas y pasas. Como tiene que ser. Pesan más de 350 g ($2.200); es decir, perfectas para compartir y seguir con el banquete que, por cierto, puede incluir las de prieta y manzana pequeñas y fritas, que son deliciosas. Pedidos a @dulce_fermento

Foto: Alejandra González Guillén.

La de pulpo

Faltaba por estos lados, y la que encontramos está exquisita. Una sorpresa creada por Sin Recetas que mezcla queso más trozos de pulpo cocido y aliñado. Un mordisco rico, jugoso, blando y, sobre todo, generoso. Llegan congeladas y con instrucciones para cocinarlas al horno o fritas (8 unidades por $20.000). Después de un cambio de espacio la marca está haciendo novedades que incluyen otras de mechada-queso, con harta carne y al horno, listas para calentar (caja de 8 x $18.000). Buen tamaño y sabor que divierten el tradicional menú. @sinrecetas

Las vegeta

Partieron hace poco: se juntaron la familia, el recetario y el sabor de hoy. Hasta ahora van en tres opciones, destacando las dos vegetarianas para un 18 inclusivo como tiene que ser. En la masa hay un toque de vino blanco y manteca vegetal. En los rellenos, una de espinaca con queso azul y otra de mix de hongos, con champiñón parís, ostra, portobello, shiitake y callampas ($2.500 c/u). Las Estupendas cumplen con lo que dice su nombre, miden 22 cm y pesan más de 250 g. Para compartir o golosear solitos. Pedidos de lunes a jueves, repartos los domingos, a excepción del finde fiestero. @lasestupendas.stgo

Foto: Carola Leiva.

Veganas

De cochayuyo, acelga y morrón más otra de champiñones, tomate y orégano. Esa es la propuesta vegana de @lafraternal, con masa madre 100% integral. Pueden pedir con queso de semillas también. Con despacho y retiro en el local (que invita a quedarse más de un ratito). Holanda 3363, Ñuñoa.

Las fritas (y como de playa)

De 20 cm y 230 g aproximadamente. Buena masa, buena fritura y buen relleno. Así son las empanadas de La Metropolitana, el nuevo negocio familiar de la banquetera Catalina Illmer, que en tiempos de pandemia se puso a amasar recuerdos playeros, antojos y recetas propias dando por resultado un bocado marino clásico de distintos rellenos, que han ido agrandando en estos cuatro meses de vida. Bravo por la de queso-prieta, pura y sabrosa, y la de queso-mariscos, una ricura con pino de jaiba, camarón, ostión y calamar. Su versión carne vacuna va por una jugosa de filete y una mechada-queso para gozar. Lindas, igual que el local –esperando abrir una barra de consumo en la terraza– y toda la gráfica. Manquehue Sur 1752, Las Condes. Pedidos a @laempanadametropolitana

Foto: Alejandra González Guillén.

Pa que pique

Fuimos al recetario de Andrés Vallarino, el gustoso cocinero detrás de Comedor Común, que en modo pandemia lanzó una excelente propuesta de comida al vacío incluyendo hace poco hamburguesas (este fue el hombre que creó las añoradas Burgs en Providencia). Ahora nos da una salsa picantita para echarle a toda empanada y a lo que se quiera. Fácil de hacer y en honor a los sabores chilenos. @comedorcomun

Salsa verde untable

Ingredientes

• 1 taza de cebolla picada en cubitos • 1 taza de cilantro con tallos picados • 2 ajíes verdes o a gusto • 1 limón • ½ cdta. de sal • Pimienta negra recién molida a gusto • 1 pizca de azúcar • ½ taza de aceite oliva (o lo necesario para lograr textura).

Preparación

En un bol amasar la cebolla picada con sal, agregar el jugo del limón y dejar reposar 10 a 15 minutos. Luego pasar a la juguera con el resto de los ingredientes, licuando hasta que quede una salsa homogénea y densa. Recomendación del chef: “Si el cilantro viene con raíz, límpienla raspando con un cuchillo su contorno y úsenla en la salsa. Da aroma y carácter”.

Comenta