Hugh Jackman tiene un emotivo recuerdo del día en que filmó la muerte de Wolverine

El actor recordó que el director de Logan, James Mangold, le permitió atesorar el momento de despedida de su personaje.


La muerte de Wolverine en Logan probablemente es uno de los momentos más emotivos en la trayectoria de las películas basadas en cómics y aunque quizás nada podría mejorar esa escena, el recuerdo de Hugh Jackman sobre la filmación de ese momento los hará mirar con otros ojos la despedida del personaje.

En conversación con Anne Hathaway en el segmento “Actors on Actors” de Variety, Jackman confesó que al momento de pronunciar las últimas palabras de Logan estaba hablando por él y por el personaje. Algo que fue posible porque el director de la película, James Mangold, le permitió tomarse su tiempo para cerrar una etapa tan importante de su vida y su carrera.

“Sí, al final hubo muchos crossovers, porque lo había interpretado durante mucho tiempo”, comentó Jackman sobre sus sentimientos al filmar la muerte de Logan. “Sabía que iba a ser mi última película, tomé esa decisión antes de que la escribiéramos. Estaba cargando con muchas expectativas”.

“Estaba muy involucrado. Me sentía muy involucrado. Estaba trabajando con un director con el que trabajé tres veces antes, en quien confío implícitamente, Jim Mangold”, añadió.

Como recordarán, la muerte de Wolverine es una de las últimas escenas de Logan y, de acuerdo a Jackman, el director de la película decidió filmarla antes de la gran batalla que la precedía debido a las condiciones climáticas.

“Recuerdo que cuando filmamos esa escena, estábamos filmando a gran altitud y había tormentas eléctricas en todas partes, y tuvimos que cerrar”, relató Jackman. “(Mangold) dijo: ‘No podemos hacer esta gran escena de acción. Pero solo vamos a hacer la escena de la muerte'. Yo dije ¿ahora? Él respondió: ‘Voy a tenerte solo a ti y a Dafne (Keen) y si simplemente pudieras hacer eso'. Quede como, ‘muy bien’. Él sabía que eso era lo mejor para mí “.

Jackman continuó contando quem cuando llegó el momento de filmar la escena, Mangold le permitió sentarse y vivir el momento.

“Llegamos allí y estábamos filmando la escena. Dafne tenía 11 años. Era fantástica. Filmamos a Dafne y ella terminó en dos tomas”, contó el actor “(Mangold) dijo: ‘Vamos alargarlo. Hagamos otra'. Le dije: ‘¿Estás seguro? Tengo ganas', y me respondió: ‘Hombre, detengamos los relojes. No nos preocupemos por nada. Esto es el final de 19 años. Siéntate allí durante media hora'”.

“Y rodó las cámaras. Él solo me permitió ese momento, porque soy como tú: soy consciente de todo. Él me permitió simplemente, no solo como actor sino como Hugh, recordar ese momento. Fue un lujo que nunca olvidaré”, concluyó Jackman.

Hugh Jackman comenzó a interpretar a Wolverine en la primera película de los X-Men en el 2000 y, luego de 17 años y nueve apariciones en el cine, se despidió del personaje en 2017 con Logan.

Comenta