Conducir con calor puede resultar muy similar a hacerlo bajo los efectos del alcohol

Se estima que manejar a 35º retarda las reacciones del ser humano hasta en un 22% y propicia la toma de malas decisiones.




En MT Motores te hemos comentado muchas veces de lo importante que resulta conducir muy atento a las condiciones del tránsito (agrupamos las notas con la etiqueta #MTConsejos). Pero, ¿estabas consciente de que el calor puede ir directamente en detrimento de tu capacidad de concentración y que ello se traduce en reacciones más lentas? Se estima que conducir en un día de 35º y sin utilizar el aire acondicionado, resulta equivalente a hacerlo con una tasa de alcoholemia de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre.

Esta información es entregada por la Guardia Civil española, que agrega que a 35º un conductor reacciona con un 22% de tardanza respecto de cuando se le presenta una situación cotidiana de manejo a 25º (y aumenta sucesivamente a medida que hay más temperatura). Así, la comparación con conducir bajo los efectos del alcohol (en Chile va entre 0,3 y 0,79 gr/lt alcohol en la sangre) no parece nada alejada de la realidad. Por el contrario, para un ambiente óptimo para el conductor se recomienda que la temperatura del habitáculo sea de 21º o más y que no exceda los 24º.

El problema de estacionar por horas al sol

Otro caso muy habitual durante los meses estivales, es el de estacionar a la intemperie y que luego al regresar el auto esté convertido en un verdadero horno. Respirar de ese aire, junto con ser incómodo puede traducirse otra vez en una disminución en la seguridad al volante.

La Guardia Civil ha recomendado por largo tiempo un truco, que, asegura, nunca falla. Es muy simple: se trata de subir al auto solo para abrir completamente la ventana del copiloto, luego bajar, y abrir y cerrar cinco veces seguidas la puerta del conductor. Esto permite que el aire caliente del habitáculo escape por la puerta del conductor y en su lugar ingresen bocanadas de aire más frío por la ventana del copiloto (tal como muestra la imagen).

Una vez hecho este truco, toca la hora de arrancar el auto y encender el aire acondicionado a una potencia moderada. ¿Un último dato? Si eres de los que piensa que manteniendo el aire acondicionado apagado se logra mayor economía, tal vez sea bueno que leas esta nota (no siempre es así).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.