¿Sabes cuánto combustible se gasta al prender el aire acondicionado?

aire-acondicionado-2-01_1440x655c

¿Eres de los que pretende viajar siempre con las ventanas abajo para ahorrar? Mira aquí cuánto es el consumo efectivo y si de verdad conviene no encender el aire acondicionado.




Con la llegada de la primavera los días de calor llegaron para quedarse por varios meses, al igual que esas largas jornadas de tráfico al volante, donde el sol quema sin piedad. En días cuando las temperaturas superan los 25°, el aire acondicionado se convierte en un elemento vital. Es que poder controlar la temperatura no solo mejora la actitud (e incluso las reacciones) de los conductores, también puede ayudar a evitar cuadros de estrés a bordo del auto o también enfermedades asociadas a los golpes de calor.

En general, es un hecho que el aire acondicionado incrementa el gasto de combustible, pero ¿cuánto más es ese margen? Para acercarnos a la respuesta, lo principal es entender que este sistema funciona de manera mecánica, con distintas piezas que se encargan de comprimir y descomprimir freón, un gas refrigerante que cumple con la magia de enfriar tu vehículo.

Ventilador, una bomba, sensores de temperatura, válvulas, un condensador... son varias las piezas que participan en enfriar el habitáculo de nuestros autos, todas accionadas por el motor de combustión interna que, como ya sabemos, necesita de combustible para funcionar.

A su vez, el compresor de gas se acopla al motor mediante una correa, lo que nos quita algunos caballos de fuerza e implica un mayor consumo (esto se nota más en vehículos de motor pequeño). ¿Cuánto exactamente? Todo va a depender de la tecnología, uso y tiempo, pero en términos simples, el funcionamiento del aire acondicionado puede elevar el consumo entre un 5% y un 20%, algo así como un litro de combustible en una hora.

Esta variación dependerá, por ejemplo, de la temperatura del habitáculo, ya que si el auto está muy caliente, se necesitará más esfuerzo y tiempo de funcionamiento para reducir la temperatura. Otro factor que influye es la cantidad de aire, ya que si queremos viajar con una tormenta invernal proveniente de las salidas de aire, eso también costará más en términos de combustible.

Lo bueno es que, en la mayoría de los autos modernos, cuando el aire en el habitáculo ya está frío, el compresor se desacopla del motor, por lo que ya no hay un consumo extra de energía.

Ojo que mantener apagado el aire acondicionado no siempre será la mejor opción si quieres ahorrar combustible, ya que, como es sabido, el bajar las ventanas influye directamente en la aerodinámica del vehículo, lo que al final puede resultar en un gasto mayor. Además resulta incómodo y en el fondo solo obtienes bocanadas de aire caliente.

Si quieres ahorrar, te recomendamos mantener las ventanas abiertas hasta 80 km/h, ya que cuando se sobrepasa esa velocidad, lo más eficiente es usar el sistema de aire acondicionado o climatización, pero a potencia moderada. Eso en un sedán, ya que la aerodinámica especial de los SUV hace que, en su caso, el gasto con aire acondicionado o ventanas abajo sea el mismo, incluso a 120 km/h.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.