El Chevrolet Tracker se pasa al equipo de los motores turbo

El familiar brasileño arriba al país en cuatro versiones de cajas manual de cinco marchas o automática de seis cambios. Parte en $ 12.690.000.




Después de que hiciera su estreno a mediados de marzo en Brasil (país donde se fabrica) y de que en mayo consiguiera su homologación en Chile, este jueves Chevrolet lanzó la tercera generación del Tracker. El nuevo modelo arriba en cuatro versiones, todas con seis airbags y control de estabilidad, e impulsadas por un motor 1.2 litros. La oferta abre en $ 12.690.000.

Lo primero que destaca del nuevo SUV fabricado en São Caetano do Sul es su nueva impronta. Es que se trata de un cambio radical desde las entrañas, ya que está montado sobre la nueva arquitectura GEM de General Motors (también la utiliza el flamante Chevrolet Onix Sedán). Es 20 mm más largo que el Chevrolet Tracker saliente, aunque es al mismo tiempo 142 kilos más ligero (se mueve entre 1.61 y 1.67 toneladas, según versión): mide 4.270 mm de largo (2.570 mm de distancia entre ejes), 1.791 mm de ancho y 1.626 mm de alto. Guarda hasta 390 litros cúbicos detrás de las plazas traseras.

Bajo el capó, el motor es uno solo. Un propulsor 1.2 litros de tres cilindros ayudado por turbo, que desarrolla 130 caballos y 190 Nm a bajas 2.000 rpm. Este motor -que sepulta al antiguo 1.8 litros aspirado- puede estar ligado a una caja manual de cinco marchas, en las versiones de acceso, o a una automática de seis relaciones. En cuanto al consumo, el nuevo Tracker con caja MT5 llega a los 16,7 km/l en régimen mixto y a los 14,1 para el Tracker AT6 (con el motor antiguo estas cifras eran de 13 km/l y 11,9 km/l, respectivamente).

Cuatro cortes de equipamiento

El abanico del Chevrolet Tracker 2021 se compone de cuatro versiones: LS MT, LTZ MT, LTZ AT y Premier AT. Desde la base, el modelo equipa conexión WiFi 4G, aire acondicionado manual, pantalla central de 8″, seis parlantes, clúster monocromático de 3,5″, apoyabrazos central delantero, volante ajustable en altura y profundidad, tres puertos USB, luces de estacionamiento delanteras y faros traseros LED, espejos eléctricos, barras de techo, spoiler y llantas de aleación de 16″.

En el medio, ambos LTZ -el manual y el automático- agregan asientos que mezclan tapiz de tela y ecocuero, sistema keyless y botón de encendido, grilla delantera cromada, llantas de 17″ y control crucero (solo el AT). Por su parte, el Tracker Premier complementa lo anterior con un clúster de idéntico tamaño pero con display a color, tapiz completamente de ecocuero al igual que el volante, retrovisor interior fotocromático, cargador inalámbrico para celulares, focos delanteros LED, espejos con señalizador, parabrisas con sensor de lluvia, llantas bitono de 17″ y sunroof panorámico.

En el aspecto de seguridad, a los ya mencionados seis airbags y control de estabilidad de serie, se añaden también en las cuatro versiones frenos ABS con distribución electrónica de la frenada, asistente de partida en pendiente, cámara de retroceso y sensor trasero. Luego, solo el Tracker Premier completa con sensor delantero, detector de punto ciego, alerta de colisión frontal, monitoreo de inflado de neumáticos y frenado de emergencia autónomo.

Los precios de lista del nuevo Chevrolet Tracker 2021 son de $ 12.690.000 para el LS MT; $ 13.890.000 en el caso del LTZ MT; $ 14.890.000 para LTZ AT y de $ 16.890.000 el Chevrolet Tracker Premier.

Comenta