Balaceras y caos sacuden ciudad mexicana tras arresto y posterior liberación de hijo de "El Chapo" Guzmán

711395-01-07 (3755358)

Vehículos quemados en Culiacán. Foto: AFP.

Efectivos militares capturaron a Ovidio Guzmán, pero fue dejado en libertad para "proteger vidas".




Una violenta jornada se vivió este jueves en Culiacán, México. Fuertes detonaciones y ráfagas de armas de fuego sacudieron varias zonas de la ciudad, luego de que fuerzas de seguridad arrestaron a Ovidio Guzmán, un hijo del capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos.

Sin embargo, horas más tarde el secretario de Seguridad del gobierno federal, Alfonso Durazo, señaló que Guzmán fue dejado en libertad para "proteger vidas", al verse superados por fuerzas del crimen organizado.

Según el relato del funcionario, a las 15:30 horas la Guardia Nacional y Sedena realizaba un patrullaje de rutina cuando fueron agredidos desde una vivienda. Agregó que repelieron la agresión tomando el control del inmueble, localizando en su interior a Ovidio Guzmán.

Tras la retención de Guzmán, el funcionario dijo que "grupos de la delincuencia organizada rodearon (la vivienda) con una fuerza mayor a la de la patrulla". "Otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad, generando una situación de pánico", añadió.

"Para salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del gabinete de seguridad acordamos suspender dichas acciones", agregó.

La situación fue ampliamente informada por medios locales. El diario El Universal señaló que el hijo del Chapo fue "puesto en libertad para pacificar" Culiacán, que vivió una jornada de violencia que incluyó la fuga de 20 o 30 reos de la prisión de Aguarato, que se fueron con los narcotraficantes. La Jornada, por su parte, apuntó que "al verse superados en número se tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán para tratar de evitar más violencia en la zona y preservar la vida del personal y recuperar la calma en la ciudad".

Durante buena parte de la tarde, los habitantes de Culiacán permanecieron resguardados en sus lugares de trabajo y en sus casas y la actividad comercial se paralizó por horas. Las balaceras se escuchaban en varios puntos y desde lejos se podía ver el humo de autobuses de pasajeros que fueron incendiados para bloquear el tránsito.

Por el momento, se desconoce si hay víctimas mortales, aunque se habla de que civiles habrían perdido la vida en este fuego cruzado.

Ovidio es uno de los hijos del Chapo menos conocidos en comparación con el lujo que su hermano Iván Archivaldo exhibe en redes sociales, aunque las autoridades le tenían el ojo puesto desde hace un década, por sus vínculos con el narcotráfico. El Chapo Guzmán tuvo diez hijos con sus tres esposas, el más reconocido es Iván Archivaldo por los lujos y extravagancias que presumía en las redes, donde mostraba sus autos de lujo, joyas y animales exóticos.

Comenta