Cónyuges de dueños de Penta accederían a suspensión condicional

Propietarios del holding Penta llegan al Centro de Justicia

FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

Para este lunes está fijada la audiencia de preparación del juicio oral del caso Penta. Esa sería la oportunidad para que María de la Luz Chadwick y Verónica Méndez salgan de la causa.




El fin del caso Penta comenzó a configurarse con las condenas y recalificación del delito que en julio de 2018 se decretó para los principales imputados en la causa: Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, los controladores del holding.

Y este lunes, en que está fijada la audiencia de preparación de juicio oral en el Octavo Juzgado de Garantía, sería el turno de la salida del caso de las cónyuges de ambos empresarios, María de la Luz Chadwick y Verónica Méndez, para quienes se había pedido penas de cuatro años de presidio como autoras de presuntos delitos tributarios.

Antes de proceder a la preparación de juicio, la fiscalía solicitaría algunas suspensiones condicionales del procedimiento para algunos acusados. Entre ellos, para Chadwick y Méndez. Y según fuentes ligadas a al caso, también estaría contemplado que Laurence Golborne opte a una suspensión de este tipo, pero no se asegura que ocurra este lunes.

Asimismo, el ejecutivo de Penta Samuel Irarrázaval también sería propuesto para optar a esta salida alternativa.

Si el tiempo así lo permite, en la misma audiencia se prevé, además, que se discuta acerca de algunos sobreseimientos solicitados por las defensa de los imputados.

Según ha adelanto el Ministerio Público a los distintos intervinientes, los fiscales se opondrán a estas solicitudes, dejando que el tribunal de garantía zanje las controversias.

El jueves pasado, el abogado Jorge Bofill ingresó al tribunal seis peticiones de sobreseimiento. Estos, según se explica, basados en que los seis no poseen querellas del SII en su contra.

Las situaciones de estos acusados se dividen en dos grupos. Por una parte, se encuentra el exsenador Carlos Bombal y los ejecutivos del grupo Jorge Molina y Francisco Astorga. Para estos tres acusados, la solicitud de su sobreseimiento apunta a que no poseen ningún tipo de querella del SII. Y en base a lo que ha esgrimido la Corte y el propio tribunal de garantía en fallos precedentes, su salida del caso es plausible.

Por otra parte, están los ejecutivos Marco Comparini, Manuel Antonio Tocornal y Óscar Buzeta, quienes si bien poseen querellas del SII, estas están interpuestas en virtud de sus roles como representantes legales de empresas Penta. En este sentido, la argumentación de sus defensas es que no están querellados respecto de las imputaciones que la fiscalía formalizó en su contra, en relación a delitos tributarios relacionados a sus declaraciones de impuestos personales. Así, lo que espera obtener la defensa de estos imputados es el sobreseimiento definitivo, pero parcial de sus defendidos.

Fuentes consultadas por La Tercera explican que en una segunda etapa podría solicitarse audiencia para llevar adelante procedimientos abreviados, postergándose así la preparación del juicio que, incluso, podría no concretarse en virtud de que la mayoría de los imputados tomarían destinos alternativos para salir del caso.

Asimismo, respecto de la responsabilidad penal de Penta como persona jurídica, existirían acercamientos informales para un acuerdo.

Comenta