Cristián Guerrero Lira, historiador y académico de la Universidad de Chile: "O'Higgins sí luchó en Maipú, el que no llegó fue Manuel Rodríguez"

batalla maipú

El cuadro Batalla de Maipú (1837) de Mauricio Rugendas. Foto: Archivo

El autor de Cartas de Bernardo O'Higgins (2011) resalta la figura del prócer nacional en la batalla y cree que aún hay mitos que deben ser derribados.




Aunque rescata el valor narrativo de la trilogía Historia secreta de Chile de Jorge Baradit, el académico de la U. de Chile y doctor en Historia de la UC, Cristián Guerrero (1962), cree que la falta de referencias claras en sus textos solo ha engrosado los mitos que por años han rodeado, entre otros hechos, a la Batalla de Maipú. "Jorge es buen escritor, pero sus libros no citan y por eso no pueden ser considerados como una aproximación real al campo historiográfico", dice.

La Batalla de Maipú está rodeada de mitos, como que O'Higgins llegó tarde y que el ejército patriota lo integraron afrodescendientes...

También es un mito el que O'Higgins haya firmado el Acta de la Independencia el 12 de febrero de 1818, antes de Maipú, cuando en realidad solo dio su visto bueno al mismo texto, copia que vino a firmar recién en 1832 en Perú. Lo de los negros que lucharon en Maipú sí es cierto: el Ejército de Los Andes, cuyo General en Jefe era San Martín, efectivamente tenía afrodescendientes y por montones. Todos esclavos, la mayoría de la Provincia de Mendoza y que habían sido expropiados por el gobierno de Buenos Aires. Pero Baradit se equivoca al señalar que eran soldados de caballería. Esas pifias entorpecen las interpretaciones y levantan mitos.

¿Y qué ocurre con el retraso de O'Higgins?

El no llegó tarde, pero no tendría que haber llegado, pues era la última defensa en Santiago si es que se perdía en Maipú. Pero lo hizo y llegó cuando se estaba peleando cuerpo a cuerpo en el segundo acto de la batalla, en las casas de la hacienda Lo Espejo. Ahí Mariano Osorio vio que venía esta nueva fuerza que él traía (500 hombres) y supo que estaba perdido y se mandó a cambiar. Pero no es que O'Higgins haya ido a darse un paseo o a ver cómo estaba la cosa, no. El tipo además estaba herido, con fiebre, y todo. Y sí luchó en Maipú, el que no lo hizo ni llegó siquiera fue Manuel Rodríguez, pero eso no se suele decir.

¿Qué valor tiene para Ud. entonces San Martín?

El fue sumamente apreciado durante la Independencia y en años posteriores, pero cuando Chile empezó a tener problemas con Argentina vino una suerte de decadencia de su imagen en Chile, tal como ocurrió con O'Higgins en Perú con la Guerra del Pacífico. San Martín fue notable, y hay que reconocerlo y valorarlo al menos desde 1817, pero ojo: el proceso independentista comenzó mucho antes.

¿Qué pudo ocurrir en caso de perder en Maipú?

Lo más probable es que las fuerzas militares, chilenas y del Ejército de Los Andes, hubiesen tenido que recruzar la cordillera. Eso habría implicado el dominio de los realistas en Chile anda a saber tú hasta cuándo. Pero veo difícil que pudieran invadir Argentina o proyectar una contrarrevolución hacia el Río de la Plata, por ejemplo, y el valor de Maipú está en eso: al derrotar a Osorio, Chile y Argentina garantizaron sus independencias. Por otro lado, Perú, el agente español en la región, nunca más pudo exportar una contrarrevolución. Y la guerra ya no salió desde allá sino que llegó a Perú con la expedición libertadora y Bolívar por el otro lado. Eso se lo debemos a O'Higgins y San Martín.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.