Ley de Control de Armas: Dirección General de Movilización Nacional podrá acceder en tiempo real a condenas y se habilitará software para integrar información entre organismos

Rodrigo Delgado Quilpué Incendio

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

A partir de ahora, según indicó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, la información entre las entidades del orden público se va a integrar. "No como ocurría hasta hace un tiempo, que cada institución tenía su información y no necesariamente estaba integrada. Eso está cambiando a partir de hoy, y es muy importante porque acelera los tiempos”.




Esta mañana, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, lideró una reunión con Carabineros, PDI, la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), el Ejército, Directemar y Aduanas para coordinar el trabajo de las instituciones tras la promulgación e implementación de la nueva Ley de Control de Armas.

“Hoy se ha publicado ya en el diario oficial la nueva Ley de Control de Armas, que fue promulgada por el Presidente Sebastián Piñera hace algunos días. La verdad es que el sentido de este trabajo que hemos realizado apenas se promulgó la ley entre estas instituciones, justamente ha tenido un sentido práctico, vale decir, de poder hacer acciones concretas en el menor tiempo posible una vez la ley este promulgada y hoy publicada”, destacó.

Para esto, detalló la autoriadad, hay dos ejes que son muy importantes en esta materia.

“Lo primero tiene que ver con la integración de las instituciones que participan en esta mesa de trabajo”, destacó.

Según explicó Delgado, toda arma legal que entra a Chile pasan por el IDIC, que es el lugar en donde se hacen pruebas balísticas. “Y en este lugar toda arma se dispara, en una prueba que se llama huella limpia, en donde se saca el ADN de cada una de las armas legalmente inscritas que ingresan a Chile por Aduanas”, sostuvo.

Esa información, a partir de hoy, va a comenzar a integrarse, va a estar en un solo software disponible para las investigaciones, para la persecución penal, no como ocurría hasta hace tiempo que cada institución tenía su información y no necesariamente estaba integrada. Eso está cambiando a partir de hoy, y es muy importante porque acelera los tiempos”, destacó.

Además de esto, indicó la autoridad, el DGMN acaba de firmar un convenio con la Fiscalía para tener información en tiempo real de las condenas de cada una de las personas que tiene un arma.

La nueva ley, recordó, impide que una persona que haya sido condenada o que tenga alguna sanción pendiente tenga un arma. “Eso había que buscarlo muchas veces y se demoraban meses en poder tener la información. Hoy día las condenas van a estar en las pantallas de la DGMN para poder ver la revisión, o para poder quitarle a una persona la posibilidad de tener un arma, o otorgarle esa facultad”, puntualizó.

Esa agilidad en los procesos, agregó, “es importante a la hora de poder seguir trabajando en algo tan sensible como es la tenencia de un arma”.

Armas de fogueo

Sumado a este trabajo en conjunto, sostuvo la autoridad, uno de los cambios más importantes que trae la nueva ley de Control de Armas es con respecto a las armas de fogueo.

“Tal vez una de las cosas más relevantes que se conecta también con lo que vemos en los barrios, en la comunidades a lo largo de todo Chile, tiene que ver con el uso de estas armas que ingresan a Chile como de fogueo y que se adaptan rápidamente como armas letales, de fuego, que puedan disparar una munición”, detalló.

“En ese sentido, a partir de la promulgación y publicación de esta ley, estas armas que son adaptables - que la policía ha logrado periciar, y que los modelos están absolutamente identificados - van a ser consideradas a partir de hoy como armas de fuego”.

Es decir, sostuvo, si un importador quiere traer a Chile armas de fogueo “va a tener que pedirle necesariamente a la DGMN que certifique que esas armas puedan venir acá a la IDIC”. Esto, no para realizarles la prueba balística, puesto que no disparan, pero sí para hacerles la inscripción.

Sin embargo, destacó Delgado, “esos modelos, que bien lo saben en el IDIC y las policías, que son los modelos de armas de fogueo que son adaptables, que pueden con una transformación disparar una munición y disparar o herir a alguien, hoy día no se van poder importar porque el reglamento todavía no lo permite”.

Ya cuando el reglamento esté en régimen, lo que puede tomar hasta un año, indicó, estas armas van a poder ser importadas a Chile, pero van a tener el mismo tratamiento que un arma de fuego. Es decir: necesitarán pasar por la DGMN para ser inscritas, se les otorgará un número en donde se llevará registro de quién la importó y quien la compró, y la persona que lo adquiera tendrá que pasar por los exámenes psiquiátricos, por la preparación, por la instrucción, y por la inscripción que se requiere para un arma de fuego.

Por lo tanto si esa arma es modificada y utilizada en un ilícito, tanto comprador como importador tendrán que ser llamados a declarar con respecto a cuál fue su rol en esta cadena de compra y venta de esa arma, y porqué esa arma terminó siendo modificada y por qué terminó siendo parte de un ilícito”, puntualizó.

Con esto, destacó Delgado, “ojalá se desincentive la importación (de las armas de fogueo)”.

“No tiene ningún sentido que estén entrando a Chile armas que pesan lo mismo, que son similares, que intimidan, que tienen el mismo sonido y que más encima, con una baja inversión, pueden quedar con poder letal de fuego”, sostuvo.

“Estas armas están proliferando de manera exponencial en las manos equivocadas, y por eso tomamos esta medida y estábamos esperando la promulgación de esta ley para poder hacerlo”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.