Lavín anuncia que cien de los ciudadanos bolivianos acampando a las afueras de consulado serán acogidos en colegio Simón Bolívar

Bolivianos acampan fuera de consulado en Providencia.

(Foto: Agencia Uno)

Debido a la crisis sanitaria por la propagación del coronavirus, un grupo de más de 700 personas se han instalado en las inmediaciones de la sede diplomática en Providencia esperando respuesta de sus autoridades para poder regresar a sus hogares.




“No puede ser que ciudadanos de cualquier nación estén a la intemperie”, manifestó el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, a través de una publicación en su cuenta de Twitter. El edil hizo referencia a los ciudadanos bolivianos que, desde hace días, han acampado fuera del consulado en la comuna de Providencia.

Debido a la crisis sanitaria desencadenada por el coronavirus (Covid-19) y el posterior cierre de fronteras, este grupo de más de 700 personas no ha podido regresar a sus hogares. Por esta razón, se han manifestado en las inmediaciones de la sede diplomática, esperando respuestas del gobierno interino de la nación altiplánica para iniciar el proceso de repatriación.

En ese contexto, el edil de Las Condes anunció que se recibirán 100 de ellos en el colegio Simón Bolívar: “Nosotros sentiríamos como una falta de respeto que chilenos lo pasen mal en otro país”, dijo en la red social.

Cabe recordar que el municipio ya había recibido -el pasado 29 de abril- 184 personas en el establecimiento educacional, quienes debieron cumplir una cuarentena antes de volver a Bolivia. Lavín informó que ese primer grupo “ya partió, sólo 20 siguen con nosotros”.

Además, ayer el intendente metropolitano, Felipe Guevara, aseguró que tanto ciudadanos bolivianos como peruanos -que también se han instalado en las inmediaciones de su consulado- serán trasladados a albergues habilitados en la comuna de Recoleta.

Por su parte, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, sostuvo que “hemos atendido, acogido a más de 1.700 personas que son migrantes, que perdieron el trabajo, que no tiene dónde quedarse y que se instalan en nuestros parques y calles para hacer presión para poder volver a sus países. Pero esto va a seguir: se van a ir unos migrantes y van a llegar otros, porque hay mucha gente que está en una situación desesperada”.

En ese sentido, agradeció que “otras comunas ayuden en esta materia, de poder acoger a migrantes que de verdad lo están pasando pésimo”, dijo.

Comenta