Sabas Chahuán, exfiscal nacional: “Si yo hubiera estado en la Suprema o hubiese sido el Presidente no hubiera propuesto a Morales”

Sabas Chahuán

Luego de que el candidato de La Moneda para fiscal nacional asegurara que fue removido injustamente del caso Cascadas, el otrora máximo líder del Ministerio Público revela los motivos que tuvo para sacarlo de dicha indagación. Asegura que José Morales ha tenido una labor “deficiente” como fiscal y que, por eso, fue removido de ciertas causas.


El lunes 28 de noviembre el fiscal José Morales, seleccionado por el Presidente Gabriel Boric para liderar el Ministerio Público por los próximos ocho años, enfrentó su prueba de fuego ante la Comisión de Constitución del Senado, Corporación que este miércoles deberá definir si visa o no su nominación para el cargo, por al menos 2/3 de los senadores.

Y en la instancia, donde expuso por más de tres horas, Morales no sólo se refirió a los ejes clave de lo que sería su plan de trabajo de llegar al cargo, sino que también debió responder a las interrogantes de los parlamentarios, quienes le consultaron, en otros puntos, por cuestionamientos que hay en su contra y que dicen relación con la forma que llevó ciertas indagaciones. Entre ellas, se le preguntó por su rol en el caso Cascadas, donde no titubeó en asegurar que mientras él estuvo a cargo, hubo resultados, y que fue removido injustamente por su superior, el entonces fiscal nacional Sabas Chahuán.

“Este caso lo tuve asignado desde el 2013, probablemente hasta junio de 2015. Durante ese periodo formalicé a una persona que era el gerente general de estas sociedades cascadas que son las sociedades que tenían el control del activo subyacente que es SQM. Cuando el exfiscal nacional, el señor Chahuán, me apartó del caso, este caso se encontraba con una persona formalizada y supuestamente se me apartó porque yo no había formalizado a otras personas. Pues bien, transcurridos más de siete años desde que el caso no está bajo mi responsabilidad, no hay ninguna otra persona formalizada en ese caso, la persona resultó en definitiva absuelta y el caso está en menos condiciones de persecución penal que las que dejé cuando fui apartado, creo de forma injusta del caso, por el exfiscal nacional”, sostuvo el persecutor.

Pero esos reproches no cayeron nada de bien en el principal aludido, quien en entrevista con La Tercera asegura que José Morales ha tenido una labor “deficiente” como fiscal y que, por eso, fue removido de ciertas causas.

- ¿Qué le parecen las acusaciones del fiscal Morales en su contra?

La verdad es que me había mantenido al margen del proceso, porque creo que no corresponde expresar mi opinión porque tuve el mismo cargo. Pero ya que he sido directamente aludido por el señor Morales, tengo que decir, en primer lugar, que no hubo ninguna injusticia en esa decisión, sino que fue adoptada por razones de buen servicio. La causa tenía una deficiente dirección, había múltiples reparos de abogados querellantes, por escrito y fundamentados, ante la negativa o no accionar del fiscal Morales de realizar diligencias. Es cierto que formalizó a una persona, pero con posterioridad fue absuelta, de manera tal que acá no hay nada de injusticia, sino que se fundamenta en reclamos.

Además de eso, más o menos en la misma época, o antes, tuve que adoptar la misma decisión de marginarlo de otra investigación, en ese caso por cohecho internacional, donde trabajadores de Latam habían presuntamente cohechado a un funcionario de Transportes de Argentina y esa causa fue archivada por Morales. Eso motivó que la delegación de seguimiento de la OCDE que vino a Chile emitiera un informe demoledor en contra del país y de sus instituciones, diciendo que no se había investigado la causa. Eso produjo que tuviera dictar instrucción general como fiscal nacional diciendo que cualquier causa por cohecho internacional iba a tener que ser investigada por un fiscal regional y tuvimos que ir en un viaje relámpago a Paris para exponer y lograr revertir el informe, porque impedía que Chile aprobara una fase del tratado de seguimiento.

No quiero personalizar en lo absoluto en el señor Morales, pero esas dos investigaciones, al menos, mostraban una gestión que no era la adecuada.

- ¿Cree que era una práctica común?

Yo no quiero personalizar en el señor Morales, sino que simplemente estoy respondiendo a su acusación injusta. Me veo obligado a hacerme cargo. Ahora, si ese es su patrón común a la hora de indagar, habría que preguntarle a sus jefes directos, que eran fiscales regionales.

Pero, también tuve malas experiencias con otras causas del señor Morales una vez que dejé de ser fiscal nacional, porque no se realizaban adecuadamente las diligencias, o en mi comprensión, no adoptaba posiciones que eran correctas. Un ejemplo, cuando yo era abogado querellante contra el señor Garay, el señor Morales le ofreció un procedimiento abreviado que implicaba una pena máxima de cinco años y que iba a salir en libertad, y junto con otros querellantes nos opusimos y así el juzgado de garantía nos dio la razón o lo obligó a ir a juicio oral y el señor Garay fue condenado a 7 años.

Yo creo que las causas que me ha tocado conocer tramitadas por el fiscal Morales, no han sido tramitadas adecuadamente y por eso no tiene nada de injusto que yo le haya quitado las causas a las que me referí.

- Considerando que estos pudieron ser datos relevantes ¿Por qué no advertirlos antes?

Ambos antecedentes, todo lo que he señalado, eran de dominio público, salieron en publicaciones, inclusive el apodo de ‘Sepulturero’, por lo que pensé que esto era de dominio público y que debió ser ponderado adecuadamente, pero ahora como se me alude directamente, contesto directamente, porque esa es mi manera de actuar. Yo actúo de frente, porque además me parece que fue un error, quizás quiere marcar distancia con mi persona.

- ¿Ahora no cree que eso fue error y que pudo manifestarlo antes, para que, además, no se vea como ‘revancha’?

No, porque los antecedentes eran públicos y yo no estoy hablando con ánimo de revancha, sino que a fin de ser riguroso. Se dice que actué injustamente y eso no es tolerable para mí. No es revancha, es mi derecho a expresar mi opinión. Me aludió directamente y yo no le mando recados con nadie. Firmemente contesto que no hubo irregularidad ni injusticia en mi actuar, me ajusté a la ley.

- ¿Cree que José Morales tenga las capacidades para liderar el Ministerio Público los próximos ocho años?

Insisto, no quiero personalizar en el señor Morales, yo estoy respondiendo a una alusión.

Ahora, yo creo firmemente que no era el mejor candidato, pero ojalá me equivoque. Yo le tengo profundo cariño a la fiscalía, trabajé mucho en la fiscalía, primero como fiscal regional y después como fiscal nacional, y ojalá me equivoque. Le deseo lo mejor a la fiscalía y ojalá le vaya bien al señor Morales si lo ratifican.

- También han sido objeto de reproches las reuniones que sostuvo Morales con parlamentarios el año 2015, al igual que otros candidatos de ese momento ¿Cree que ese fue un precedente que daño la gestión de Jorge Abbott y que puede ser una piedra de tope para Morales?

La verdad es que desconozco el actual procedimiento, pero sí es verdad que en el anterior procedimiento cuando se eligió al fiscal Abbott hubo bastantes reuniones con parlamentarios. Yo dije en su momento que no estaba de acuerdo con ello, pero que era injusto -y ocupo la palabra que está en boga- decir que solamente Abbott se había reunido con parlamentarios porque era público y notorio que el resto de los candidatos que quedaron en quina se había reunido con senadores, indirecta o directamente.

Entonces es la práctica la condenable, yo insisto, no quiero personalizarlo en Morales, pero sí era público y notorio que se había reunido él y los otros con parlamentarios y eso no es conveniente

- ¿Se equivocó la Corte Suprema al incorporarlo en la quina y el Presidente Boric al seleccionarlo?

No, yo creo que la Corte Suprema actuó de acuerdo a sus facultades, pero insisto, si yo hubiera estado en la Corte Suprema o hubiese sido el Presidente de la República, no hubiera propuesto al candidato Morales.

Insisto, no quiero personalizar, y ojalá me equivoque, reitero, ojalá me equivoque y le vaya muy bien, por el bien del Ministerio Público y por el bien del país también, porque la fiscalía es una institución fundamental. Quiero estar equivocado, pero no era mi candidato.

- ¿Quién era su candidato o cuál es el perfil que a su juicio se ajusta al cargo?

De las personas que quedaron en la quina, mi candidata era Marta Herrera, la única mujer, y si no era ella, Carlos Palma, el actual regional de Aysén. Y de los que no se presentaron, por ejemplo, un gran candidato era Xavier Armendáriz.

Además, había otros candidatos que se presentaron que estaban capacitados, como el fiscal nacional suplente, Juan Agustín Meléndez, o la fiscal del Ñuble, Nayalet Mansilla.

- ¿Por qué Herrera o Palma?

Ambos, Herrera y Palma han manejado equipos a nivel nacional en el caso de Herrera y regional en el caso de Palma. Marta Herrera lleva 21 años en el Ministerio Público, desde la época de Piedrabuena, Carlos Palma fue fiscal del Maule, fiscal en el Biobío, fue fiscal jefe en la Región del Biobío y después es fiscal regional. De manera que ambos tienen una visión macro que no da el ser jefe de una fiscalía local, sino que lo da estar desde la fiscalía nacional o estar en un nivel regional.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.