Chilenos crean empresa de nanosatélites que enviará cenizas de difuntos al espacio

La firma es la primera de este tipo en el país y la tercera en el mundo en ofrecer este servicio. Anuncio surge en medio de controversia por norma Católica que impide que sean esparcidas.

Los nanosatélites son aparatos que se pueden tomar con una mano. Son cubos de 10 centímetros por lado y un peso aproximado de un kilo. Existen algunos que duplican estos valores, pero sin perder su esencia: ser pequeños y económicos para viajar al espacio.

Aurora Space, es la primera empresa chilena en dedicarse a la fabricación de este tipo de aparatos, que hoy principalmente se incuban en universidades. De hecho, los miembros de la firma son integrantes del proyecto Suchai de la U. de Chile, que despegará este año.

El primer servicio que ofrecerán se denomina Ascending Memories, cuyo objetivo es llevar las cenizas de seres queridos al espacio, en cápsulas con capacidad para un gramo.

El lanzamiento Estándar, es decir, el envío de una cápsula memorial, tiene un costo de US$2.900 (un millón 800 mil pesos). Si se desean enviar dos cápsulas se pasa a un lanzamiento Estelar de US$5.500, y si son tres se pasa a uno Sideral de US$8.000 (5 millones 200 mil pesos). Los planes incluyen descuentos de 7% si se trata de un donante de órganos.

“Esta idea nació dadas las capacidades que tenemos de producir y lanzar estos pequeños módulos especiales en Chile y como una iniciativa para acercar el espacio a las personas que es justamente el espíritu de estos pequeños satélites. Para eso creamos Ascending Memories”, explica Alex Becerra, CEO de la empresa, que también integran Francisco Anguita, Carlos González, Camilo Rojas y Tomás Opazo.

En la firma aclaran que no son un servicio funerario, sino que solo se ocupan de la construcción del nanosatélite.

Una vez que el satélite es lanzado, pasan un promedio de uno a dos años orbitando la Tierra. Luego, cuando reingresa a la atmósfera, se transforma en una estrella fugaz por la velocidad y el roce.

“Existen dos empresas en el mundo que realizan el servicio de envío de cenizas al espacio, una desde el año 97 y otra desde el 2013, ambas son compañías norteamericanas, nosotros seremos la tercera empresa en el mundo que hace esto, la primera del Hemisferio Sur. También existe una empresa británica que envía cenizas en un globo meteorológico, pero solo a 20.000 metros, el espacio se considera que inicia a los 100 km”, dice Becerra.

El anuncio de Aurora Space se da en medio de la prohibición del Vaticano de esparcir las cenizas de los difuntos, lo que solo es coincidencia porque hace unos cinco meses trabajaban en el proyecto.

“Para nosotros lo más importante es entregar un sentido muy especial al recuerdo de los seres queridos y por eso el vuelo memorial es un todo un proceso que se desarrolla en conjunto con las familias y con el mayor de los respetos hacia la memoria del ser querido. Las personas durante su vida tienen muchos sueños, muchos hemos soñado con viajar a las estrellas y esta puede ser una hermosa oportunidad de honrar la vida de aquellos soñadores”, señala Becerra.

Para Aurora Space, en Chile hay mercado para este servicio porque el número de cremaciones ha aumentado en 160 % desde 2005. Sin embargo, su meta no es solo el mercado local. Pronto el sitio web www.ascendingmemories.com estará en inglés y japonés.

Seguir leyendo