“Nadie será excluido de este proceso”: Elizalde y Soto afirman que el gobierno seguirá “acompañando” la mesa de negociación constitucional pese a presión de Chile Vamos

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Los líderes de las testeras del Senado y la Cámara aseguraron que definirán el momento en que el Ejecutivo vuelva a ser parte de la instancia y que será la ministra Segpres, Ana Lya Uriarte, quien forme parte de las conversaciones.


Los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, Álvaro Elizalde (PS) y Raúl Soto (PPD), respectivamente, comunicaron este miércoles que el gobierno seguirá siendo parte de la mesa negociadora para encausar un nuevo proceso constituyente.

El rol que había jugado el Ejecutivo en la instancia había sido criticado por sectores de Chile Vamos, desde donde solicitaron a la administración liderada por Gabriel Boric no intervenir en las conversaciones de los partidos. De hecho, cuando la UDI, RN y Evópoli comunicaron que suspendían su participación en la instancia -el 13 de septiembre pasado-, una de sus exigencias para retomar los diálogos era que el gobierno saliera de la citada mesa.

Una petición que no encontró cabida en los líderes de las testeras del Congreso, quienes encabezan las reuniones entre los partidos con representación parlamentaria. En ese sentido tanto Elizalde como Soto indicaron que “nadie debe ser excluido ni vetado” y que el Ejecutivo seguirá siendo parte de los diálogos, pero en un rol “acompañador” y a través de la ministra Segpres, Ana Lya Uriarte.

“El gobierno tiene que participar del diálogo como acompañante, el gobierno es un órgano colegislador, y no es irrelevante en materia legislativa, más aún cuando existe un presidente de la República que tiene un mandato vigente, emanado en las urnas, por cuatro años. Por tanto, los puntos de vista del gobierno deben ser considerados, y además hemos señalado que nadie va a ser excluido de este proceso de diálogo, sería un error aceptar vetos o exclusiones”, indicó Elizalde.

El senador socialista agregó que “el gobierno va a formar parte de este proceso, acompañando el diálogo que está radicado en el Congreso Nacional a través de las fuerzas parlamentarios. Lo que estamos generando es un clima que nos permita avanzar sin exclusiones para arribar a un buen acuerdo para Chile, en eso estamos”.

“Yo no creo que haya obstáculos para que ella (Uriarte) oportunamente ella participe acompañando este proceso en representación del gobierno”, complementó.

En tanto, Soto dijo creer “que por estos días se ha ido generando un buen consenso respecto de la posibilidad de que en el futuro el gobierno acompañe, como se ha dicho, este proceso de conversación. Esas conversaciones continuarán por estos días para ver cuál es la fórmula en la cual eso se va a producir en función de la metodología que estamos fijando en conjunto con el presidente del Senado”.

“El gobierno es colegislador, debe acompañar, pero hemos dicho reiteradamente que el rol principal y esta conversación está radicada en el Congreso y en los partidos con representación parlamentaria”, agregó el militante PPD.

Finalmente, el líder de la testera de la Cámara sostuvo que “nosotros creemos que el gobierno debe reincorporarse en su rol de acompañamiento en este proceso de conversación constitucional. Creemos que el canal más adecuado para esta reincorporación en un tono mucho más prudente es a través de la Segpres y vamos a conversar con la ministra Ana Lya Uriarte y con los dirigentes políticos para ver la forma y la oportunidad en la cual se va a producir esa reincorporación, entendiendo que el gobierno es colegislador”.

Los presidentes de la Cámara y el Senado también informaron que los diálogos para una nueva Constitución -tras la suspensión por parte de Chile Vamos- se retomarán este viernes a las 9.00 en las dependencias del Congreso Nacional en Valparaíso.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.