PS anuncia que realizará consulta a bancadas de oposición para definir si se mantendrá veto a subsecretarios

A_UNO_1106872

Tras las declaraciones de la ministra Cecilia Pérez en que relacionó a la colectividad con el narcotráfico, los funcionarios de gobiernos fueron impedidos de participar en las comisiones de la Cámara y el Senado lideradas por parlamentarios opositores. Se espera que la continuidad de la medida sea revisada mañana.


Este lunes, los dirigentes del Partido Socialista sostuvieron un encuentro en que abordaron el conflicto con el gobierno y anunciaron que realizarán una consulta con los representantes de las colectividades de oposición para resolver si levantarán el veto impuesto a los subsecretarios y otros funcionarios del Ejecutivo que por el momento están impedidos de participar en las comisiones de la Cámara y el Senado.

Esto, luego que ayer la vocera Cecilia Pérez abordara sus dichos que provocaron un enfrentamiento con la tienda y aclarara que desde La Moneda no creen "que el PS ni toda su militancia tengan un vínculo institucional con el narcotráfico".

Finalizado el encuentro en que participaron los senadores Rabindrantah Quinteros, Isabel Allende, Carlos Montes, José Miguel Insulza, Juan Pablo Letlier y el diputado Manuel Monsalve, el presidente de la colectividad,  Álvaro Elizalde, aseguró que "el PS hizo un punto en esta materia y contamos con la colaboración espontánea de las demás bancadas de oposición (...) Por tanto una decisión de carácter distinto tiene que ser colegiada y conversada con las demás bancadas".

Se espera que los representantes de los partidos se reúnan mañana en un almuerzo para abordar el tema de manera colectiva y definir la continuidad de la medida.

Consultado por las declaraciones de la vocera Cecilia Pérez emitidas ayer, Elizalde contestó: "La propia ministra vocera ha señalado algo que es claro. Que no existen vínculos institucionales y sus primeras declaraciones no tenían fundamento de realidad. No se puede sobre la base de estas generalizaciones pretender descalificar a una fuerza política que es relevante", sostuvo Elizalde.

"El gobierno ha perdido un número significativo de oportunidades para corregir esto a tiempo. Sus declaraciones son tardías, finalmente reconoce lo que todos sabíamos: que su insulto del primer día carecía de fundamento. No correspondía a la realidad. Es una respuesta tardía e insuficiente", agregó el timonel.

Comenta