La estrategia de streaming de Disney y las perspectivas de los parques temáticos se enfrentan al escrutinio de los inversores

Las acciones de Disney han subido cerca de un 14% desde que la junta directiva renovó el contrato de Bob Chapek a finales de junio. Foto: Dado Ruvic/ Reuters

El director ejecutivo Bob Chapek podría opinar sobre la nueva serie de películas de Marvel y los planes para Star Wars. Las acciones de Disney han subido alrededor de un 14% desde que la junta directiva renovó el contrato de Chapek a finales de junio, lo que eliminó una nube de incertidumbre que se cernía sobre la empresa. Sin embargo, el precio de las acciones de Disney sigue bajando un 30% en el año, en medio de un amplio retroceso de los valores tecnológicos y de los medios de comunicación.


Se espera que el presidente ejecutivo de Walt Disney Co., Bob Chapek, se dirija a los inversores públicamente esta semana por primera vez desde que el consejo de administración del gigante mediático renovó su contrato hasta finales de 2024.

Está previsto que el director de 63 años exponga su visión de Disney y se enfrente a preguntas durante el informe de resultados del tercer trimestre de la compañía, hoy por la tarde, sobre cómo planea dirigir el negocio de streaming de la empresa. También es probable que se le pregunte cómo aprovechará Disney el aumento de los viajes a sus parques temáticos y en qué tipo de contenidos piensa invertir la compañía para los distintos puntos de venta de entretenimiento.

Las acciones de Disney han subido alrededor de un 14% desde que la junta directiva renovó el contrato de Chapek a finales de junio, lo que eliminó una nube de incertidumbre que se cernía sobre la empresa. Sin embargo, el precio de las acciones de Disney sigue bajando un 30% en el año, en medio de un amplio retroceso de los valores tecnológicos y de los medios de comunicación.

Aquí te presentamos cinco áreas clave en las que los accionistas probablemente esperarán que Disney tome medidas a corto y medio plazo.

1. Aclarar las expectativas en torno al streaming

En uno de sus primeros movimientos más atrevidos como presidente ejecutivo, Chapek anunció a finales de 2020 que Disney+, el servicio de streaming de la compañía, contrataría entre 230 y 260 millones de suscriptores para septiembre de 2024. También señaló que el negocio directo al consumidor, que incluye Hulu y ESPN+, también sería rentable para entonces.

Según personas relacionadas con el asunto, algunos altos ejecutivos consideraron en su momento que el objetivo era demasiado ambicioso, y ahora Disney se enfrenta a un empinado camino para cumplirlo. Algunos inversores han empezado a ver el streaming como un peso: Disney necesita un promedio de más de 10 millones de nuevos suscriptores de Disney+ por trimestre durante los próximos dos años para alcanzar la meta. Ese esfuerzo se vio frenado cuando Disney recibió una oferta superior a la de los derechos de transmisión de los partidos de cricket de la Premier League de la India, el evento deportivo más popular en ese país, donde vive más de un tercio de los 137,7 millones de suscriptores de Disney+.

“No he visto nada que me haga creer que van a llegar a esa cifra”, aseguró Doug Creutz, analista de Cowen & Co. “Disney todavía está tratando de probar esta tesis de que pueden escalar el negocio de la forma en que Netflix ha escalado el suyo sin tener casi la amplitud de contenido que tiene Netflix”, explicó.

Además, los consumidores de streaming son cada vez más inconstantes. La tasa promedio de bajas en EE.UU., es decir, el porcentaje de suscriptores que cancelan su cuenta en un mes determinado, aumentó casi un punto porcentual, del 3,1% al 4% en el segundo trimestre, en comparación con el año anterior, según un estudio publicado esta semana por la empresa de análisis de datos de consumo Antenna. Las empresas de streaming rivales, como Netflix Inc, han visto cómo el crecimiento de suscriptores se ralentizaba o se invertía en los últimos trimestres.

Algunos analistas esperan que Disney revise hoy su objetivo de suscripciones que van cuesta abajo.

2. Preparar los parques temáticos para la recesión

Disneyland, Walt Disney World y los cuatro complejos turísticos adicionales de la empresa en Europa y Asia, han ido viento en popa, en parte fortalecidos por los viajes internacionales que se reanudaron tras un largo paréntesis por la pandemia. En el primer trimestre de este año, la división de parques y experiencias produjo unos ingresos y unos beneficios operativos récord en Estados Unidos.

La empresa ha promocionado su nuevo sistema de reservas y la nueva aplicación Genie+, que permite a los visitantes evitar las filas y a la empresa gestionar mejor los costos de mano de obra y la oferta de promociones, como partes importantes de ese éxito. Una pregunta interesante puede ser cómo Chapek puede mantener el impulso en medio de una posible recesión.

3. Recargar la cartelera de películas

Las franquicias cinematográficas más rentables de Disney están un poco decaídas. Por ejemplo, el último título de “Star Wars” se estrenó a fines de 2019, y Disney no tiene aún una nueva película de la franquicia a pesar de que está cerca de su final. Marvel Studios, por su parte, la franquicia de superhéroes que ha ganado más de US$ 26.000 millones en taquilla, ha visto una menor venta de entradas recientemente.

A su vez, Marvel ha anunciado recientemente una seguidilla de más de una docena de nuevas películas y series de superhéroes, pero hay indicios de que el público puede estar cada vez más cansado de los luchadores contra el crimen y los supervillanos con capa. La empresa de encuestas Morning Consult informó la semana pasada de que el porcentaje de adultos estadounidenses que disfrutan de las películas de superhéroes descendió al 59% en julio, frente al 64% de noviembre. Las series populares de Disney+, como “The Mandalorian” y “WandaVision”, ayudaron a crear expectativa por los títulos cinematográficos relacionados, pero los analistas dicen que existe el peligro de dejar los ingresos de taquilla sobre la mesa si la empresa se centra demasiado en el streaming. De aquí a fines de 2023, cuando se espera que se estrene la próxima película de Star Wars, Disney+ ha señalado que lanzará al menos seis temporadas de series en streaming con temática de Star Wars.

Chapek tiene que tranquilizar a los inversores y a los fans de que hay cosas emocionantes -y rentables- que llegarán a la taquilla a partir de estas franquicias y alinear a grandes talentos para producirlas, comentó el analista de Morgan Stanley Benjamin Swinburne.

4. Arreglar los problemas con los empleados, los fans y los políticos

El año de Chapek se ha visto empañado por una serie de errores de relaciones públicas que han puesto en evidencia las tensiones entre la dirección de Disney y los empleados, los fans y los legisladores, sobre todo en torno a la postura de la empresa en cuestiones sociales.

El presidente ejecutivo de Disney se ha esforzado por reconstruir sus relaciones tras una sonada polémica a principios de año con el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que culminó con la salida de su principal responsable de comunicación tras menos de cuatro meses en el puesto.

Una pregunta para Disney sería cómo la empresa puede mantener el impulso en los parques temáticos en medio de una posible recesión económica. FOTO: CHEN SI/ASSOCIATED PRESS

5. Comprar el resto de Hulu, o no comprarlo

Ahora bien, el mayor motor de crecimiento de Disney para las suscripciones de streaming es Hulu, sin embargo, el servicio es en un tercio propiedad de NBCUniversal de Comcast Corp.

En 2019, cuando Disney cerró su acuerdo de US$ 72.000 millones para comprar una enorme cesta de activos de 21st Century Fox, el entonces presidente ejecutivo, Robert Iger, llegó a un acuerdo que daba a Disney la opción de comprar eventualmente el resto de Hulu a su valor justo de mercado, con un precio mínimo de US$ 5.800 millones por la participación de Comcast.

La popularidad de programas como “The Kardashians”, “Pam & Tommy” y “The Dropout” podría encarecer la compra, según los analistas.

Poseer el 100% de Hulu permitiría a Disney integrar el servicio en su conjunto de ofertas de streaming, convirtiéndolo en un mosaico de la aplicación Disney+, en lugar de su propia aplicación independiente, y ayudaría a reducir la pérdida de suscriptores, concluyó Swinburne, analista de Morgan Stanley.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.