Cirugía ginecológica mínimamente invasiva en pandemia: Más segura que nunca



Con la irrupción del Covid-19 en nuestro país y el mundo, toda la atención sanitaria se centró, por supuesto, en esta crisis. Lo anterior se vio reflejado en la sustantiva baja de consultas en otras especialidades, entre ellas, la ginecológica. Pero la salud ginecológica se trata de un tema de calidad de vida de la mujer que no se puede postergar ni en medio de una pandemia.

La cirugía mínimamente invasiva que se realiza a través de un robot dirigido por un médico cirujano especialista en Robótica asegura una rápida recuperación, prácticamente sin dolor y una alta médica en 24 horas.

En estos tiempos donde el Covid-19 se ha tomado al mundo, una cirugía ginecológica de estas características, es decir, con un mínimo de contacto entre el equipo médico y el paciente, es aún más segura y garantiza menor riesgo de contagio del virus.

Más del 94% de las cirugías ginecológicas se resuelven de forma mínimamente invasiva en Clínica Andes Salud Concepción, líder en este tipo de cirugía a nivel nacional y en la región del Biobío. Y, en más de un año de pandemia, la que ha acarreado cuarentenas, cordones sanitarios y una serie de inconvenientes para trasladarse de un lugar a otro, ha significado una alternativa única no sólo para la región sino también para el resto de las regiones, sobre todo del sur del país, porque el Covid ha hecho casi imposible llegar hasta Santiago, que es la otra región de Chile que cuenta con esta tecnología.

En Chile la experiencia con cirugía robótica respecto de la laparoscópica tradicional se basa no en una cuestión de tiempos si no que, principalmente, en las características de una frente a la otra. La cirugía robótica mínimamente invasiva disminuye el dolor post quirúrgico volviéndolo casi imperceptible y, además, la amplitud y precisión de los movimientos del robot permiten llegar más allá en cualquier intervención alcanzando, por lo mismo, mejores resultados que la laparoscópica tradicional cuyo movimiento es limitado, menos preciso y por lo mismo, no resulta tan exitosa como la robótica.

Esta nueva alternativa quirúrgica ha permitido que muchas mujeres de regiones, especialmente del sur del país, no tengan que viajar hasta Santiago para conseguir una intervención de tecnología de vanguardia, mínimamente invasiva. Es así como la robótica de última generación ha permitido llegar y devolver la salud ginecológica a muchas mujeresen pandemia, el 25% de las cirugías realizadas con esta tecnología han solucionado patologías ginecológicas.

Tecnología de punta en manos de profesionales capacitados en robótica y preparados para enfrentar y dar solución quirúrgica a variadas patologías ginecológicas porque con o sin pandemia, en esta área de la salud, la mujer no puede esperar.

* Gineco-oncólogo, Director Médico y miembro staff del Centro de Cirugía Robótica y Mínimamente Invasiva de Clínica Andes Salud Concepción.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.