Un año de lobby en cinco carteras del gobierno

Reportajes revisó en detalle cómo se comportó el lobby durante el primer año de gobierno en cinco carteras distintas. La Moneda registró una reunión por Ley de Lobby en 2018, con una empresa vinculada a un amigo del Presidente. En Interior se trató mucho el tema del conflicto en La Araucanía, pero nunca con miembros de comunidades mapuches. Por Hacienda pasó un exdirector de la CIA y, en cinco meses, Gerardo Varela se convirtió en el ministro de Educación con más reuniones con gestores de intereses privados en el último tiempo. La que sigue es una muestra de las entidades que golpearon la puerta de las autoridades y los temas que conversaron.


1. El poderoso administrador de La Moneda

Solo una audiencia registró la Presidencia en la plataforma de la Ley de Lobby durante 2018. Fue una reunión, a comienzos de diciembre, entre el administrador de La Moneda, Julio Maiers, y un representante de OZnet Cyber Security, una empresa del Grupo Rebrisa, donde el exmilitar israelí Avram Fritch y el amigo y exsocio del Presidente Sebastián Piñera, Ignacio Guerrero, son parte del directorio.

Guerrero es el segundo mayor accionista de Rebrisa a través de Inversiones y Asesorías Iculpe Ltda. La reunión -la tercera de la empresa en la sede de gobierno, luego de otras dos en 2016 con el antecesor de Maiers, Óscar Sandoval- se realizó para presentar sus “servicios de análisis de vulnerabilidades para el cumplimiento del instructivo presidencial de ciberseguridad”.

El lobby registrado en La Moneda durante este gobierno ha sido considerablemente menor al que desarrolló la administración anterior. Mientras que el año pasado solo se consignó una reunión, en 2015 fueron 12; en 2016, 24, y en 2017, 11. Casi toda esa actividad se ha concentrado en una sola persona durante los últimos años: el administrador de Palacio.

De las 48 audiencias registradas entre 2015 y 2018, solo tres no fueron con el director administrativo de turno de la sede de gobierno.

Antes de Maiers estuvieron Cristián Riquelme (marzo de 2014 a febrero de 2016), quien registró 14 reuniones de ese tipo, y Óscar Sandoval, que participó en 30 audiencias hasta su salida, en marzo del año pasado.
Gran parte de esas reuniones fue con empresas que ofrecían servicios tecnológicos o de informática y organizaciones que solicitaban alguna subvención o permisos para utilizar espacios aledaños a La Moneda.

2. De migrantes y mapuches en Interior

El tema migratorio dominó las reuniones por Ley de Lobby en el Ministerio del Interior durante 2018. De ahí que Álvaro Bellolio, jefe de Extranjería y Migración, sea quien registró la mayor cantidad de audiencias: estuvo en 50 de las 108 reuniones con gestores de intereses declaradas por esa cartera. Se reunió, entre otros, con las asociaciones de Refugiados Colombianos, de Migrantes Latinoamericanos y de Venezolanos en Chile. Pero también con 21 empresas del área tecnológica o de servicios asociados.

El ministro Andrés Chadwick fue el segundo con más audiencias en Interior. En cuatro de las 36 que declaró estuvo presente el tema del conflicto en La Araucanía, pero nunca con representantes de las comunidades indígenas. En cambio, lo trató con la Asociación de Municipalidades de Chile, la Confederación Nacional de Dueños de Camiones, la Asociación de Municipalidades con Alcaldes Mapuches y con ejecutivos de la empresa Alto S.A.

Se reunió, además, con jueces y fiscales por temas relacionados al área judicial y vio con alcaldes la situación migratoria en comunas rurales. Discutió con la Sofofa su importancia en la reactivación de la economía. Con dirigentes de la SNA y las asociaciones de Exportadores de Fruta y de Agricultores de Petorca, se refirió al supuesto uso ilegal de agua para el cultivo de paltas. Y con el lobbista Enrique Correa sostuvo una reunión sobre Campo de Hielo Sur.

El subsecretario Rodrigo Ubilla registró 16 audiencias, y con quienes más se reunió fue con ejecutivos de empresas eléctricas: tres veces, todas en abril de 2018. Ese mismo mes lo fueron a saludar como protocolo desde las forestales CMPC y Celco, de los grupos Matte y Angelini. Llegaron, además, de la Organización Internacional para Migraciones y del Servicio Jesuita a Migrantes para presentar sus propuestas.

3. Chilenos presos y muertos en el extranjero

Cinco audiencias por lobby registró durante 2018 el canciller Roberto Ampuero. En abril se reunió con Eduardo Castillo, presidente de la Cámara Chilena del Libro, para hablar de la Filsa y una nueva versión de la Feria del Libro Infantil y Juvenil. En mayo, en un mismo día, recibió a representantes de la comunidad palestina en Chile y a miembros de la comunidad judía -entre ellos el diputado Gabriel Silber y el abogado Gabriel Zaliasnik. En junio se juntó con Hugo Alcamán, presidente de la Corporación de Profesionales Mapuches Enama, en lo que fue una reunión protocolar para presentarle su organización. Y en septiembre se comprometió con la Federación Gremial de Productores de Fruta para participar, un mes después, en la inauguración del Encuentro Anual de la Industria, junto al ministro de Agricultura.

Por su parte, el exsubsecretario Alfonso Silva -hoy embajador en EE.UU.- registró siete reuniones de ese tipo en el mismo período. Entre los temas tratados estuvo la situación de los dos chilenos juzgados en Malasia por asesinar a un transexual y la promoción en el extranjero de la legislación chilena en materia de control de fuegos artificiales. Su última reunión registrada fue a fines de julio, con la madre de Matías Montecino, el joven chileno que murió baleado a comienzos de 2018 en un bar de Acapulco, en México.

Otras dos reuniones sostuvo Carolina Valdivia, sucesora de Silva en la subsecretaría: una fue con una representante de la Academia Internacional Anticorrupción y la otra con un abogado asesor de la industria pesquera para analizar el proyecto de ley para modificar la Ley de Pesca.

Si se compara con años previos, el lobby declarado por las autoridades de la Cancillería no ha variado. Desde 2015 que cada año se registran entre 16 y 17 audiencias.

4. Un exdirector de la CIA pasó por Hacienda

El año más prolífico en cuanto a lobby para las autoridades del Ministerio de Hacienda fue 2018. De las 312 audiencias registradas desde 2015, más de la mitad se realizaron bajo la gestión del ministro Felipe Larraín, quien ha consignado 26 citas con gestores de intereses privados. Recibió, entre otros, a dirigentes empresariales de la Sofofa y la CPC, de la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio y a ejecutivos de empresas chilenas y extranjeras. Su última reunión fue en diciembre, con ejecutivos de WOM, quienes le informaron su intención de convertir a Chile en sus headquarters para Latinoamérica, aumentando su inversión a US$ 1.000 millones durante 2019.

Entre los inversionistas foráneos con quienes se ha reunido se encuentran el exdirector de la CIA David Petraeus, quien llegó junto a otros representantes del fondo de inversiones KKR, para conocer la realidad macroeconómica del país antes de expandir sus operaciones en Chile, y el expresidente español José María Aznar, a quien recibió en mayo para hablar del mercado del cigarrillo electrónico y sus implicancias tributarias. Nada dice el registro de que hoy Aznar es consejero de la tabacalera Phillip Morris International.

David Petreaus, exdirector de la CIA.

Pero no fue el ministro quien más reuniones sostuvo, sino su jefe de gabinete, Francisco Matte, con 63 audiencias en 2018. A él le sigue en cantidad de audiencias el subsecretario Francisco Moreno, con 59 reuniones, donde ha tratado, entre otros temas, los problemas del juego ilegal con la Asociación de Casinos. En esa misma área recibió dos veces al exalcalde Pablo Zalaquett, hoy convertido en lobbista.

Zalaquett llegó primero a título personal para tratar “políticas públicas en materia de educación e infancia”. A la segunda fue junto al asesor de la Fiden y exsuperintendente de Casinos, Francisco Javier Leiva.

5. Varela: cinco breves meses de intenso lobby

La primera reunión declarada tras el cambio de mando en el Ministerio de Educación no tenía nada que ver con el ramo. Fue una audiencia del entonces ministro Gerardo Varela con representantes de fondos de inversión y entidades financieras que llegaron a darle un saludo protocolar. Era la primera actividad de una gestión que se convertiría en la que más citas con gestores de intereses privados ha sostenido en el último tiempo. Si entre 2015 y 2017 las audiencias de lobby registradas por las principales autoridades de la cartera no superaron las 63 al año, en 2018 consignaron 135. Y en los cinco meses que estuvo en el cargo, Varela pasó a ser el ministro que más reuniones de este tipo ha tenido.

Varela alcanzó a registrar 34 audiencias. Se juntó con rectores del Cruch, el presidente de la Universidad Chilena Británica de Cultura (hoy en proceso de cierre) y el director de la Corporación de Universidades Privadas. También con la Asociación de Municipalidades y con la Fundación Todo Mejora para tratar el bullying y el suicidio escolar, entre otros. Solo participó en una reunión relativa a temas de infraestructura escolar, con gente de la Municipalidad de Lota, dos semanas antes de sugerir que se financiaran ese tipo de obras con bingos, palabras que le costaron su salida de la cartera.

Su sucesora, la ministra Marcela Cubillos, tuvo 11 reuniones, tres de ellas relacionadas con la convivencia escolar. Se juntó, además, con sostenedores de colegios subvencionados, el presidente del Colegio de Profesores y dirigentes de la Asociación de Sostenedores Mapuches.

El subsecretario Raúl Figueroa también ha sido bastante activo en materia de lobby. Él y su jefe de gabinete, Andrés Justiniano, suman unas 50 audiencias, la mayoría vinculadas a la educación municipal.

Seguir leyendo