La Tercera

Transantiago y Metro sufrirán alzas en el precio de sus pasajes

Foto. Agenciauno

Con la medida, el pasaje de metro quedará en $760 en horario punta y $660 los buses.

Desde las 23.59 con 59 segundos de mañana comenzarán a regir las nuevas tarifas del sistema de transporte de la capital, incluyendo los buses de Transantiago, Metro y trenes, las que sumarán $ 20 al valor del pasaje adulto y $ 10 para los estudiantes (ver recuadro), lo que significa un alza de 3%, según el decreto que oficializa la medida.

A través de un comunicado enviado por el panel de expertos del Ministerio de Transportes, encabezado por Juan Enrique Coeymans, se informó que el incremento cubre “las 32 comunas de la provincia de Santiago, además de las comunas de San Bernardo y Puente Alto”.

La medida, según explican en la declaración, “responde a un incremento en los costos totales del sistema, por lo que la tarifa debe ser aumentada con el objetivo de mantener el equilibrio financiero del sistema”. Agregan que la última alza de tarifa de este tipo se produjo en enero de 2015.

Consultado sobre las razones del aumento, Coeymans detalló que prevén “un déficit presupuestario y por eso se decretó el alza. La razón de este déficit es principalmente por la puesta en operación de nuevos servicios de Metro y Metrotren. Aumentan los transbordos y esos hay que pagarlos. Es por un mejoramiento en la calidad del servicio”.

Para Raimundo Cruzat, ex coordinador del Transantiago y máster en planificación urbana, llama la atención el momento en que se realiza el anuncio, ya que “ se aprovecha que es verano y la gente no está preocupada de la contingencia. Van a llegar en marzo y ahí se van a encontrar con el aumento”.

Cruzat agrega que el alza “puede tener relación con que el panel de expertos esté considerando el fracaso de la licitación de Transantiago y el hecho de que se tengan que extender los contratos con los actuales operadores, lo que podría aumentar los costos”.

Juan Carlos Muñoz, académico de la UC y director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable, relaciona la medida con el comportamiento de la evasión del pasaje en el Transantiago. “Con la baja de la evasión uno supondría que hay más ingresos, pero por otro lado también aumentan los compromisos del sistema con los operadores”.

Muñoz explica que si un usuario antes evadía el pago de los buses, pero sí pagaba el pasaje del Metro, y ahora no evade el bus, eso no significa un aumento de ingresos al sistema. “Pero ahora hay que pagarle también a la empresa de buses, por lo tanto, se genera un compromiso adicional”. Agrega que esto podría generar en el mediano plazo una revisión programada, mecanismo en que se reajustan los pagos a las empresas, “a la inversa de lo que ha sucedido hasta ahora, podría ser que uno tuviera que pagarles un poco menos a los operadores”.

Para Rodrigo Martin, urbanista y experto en movilidad de la U. de Santiago, el alza era esperable debido al esquema que tiene el modelo de transporte. “El precio va a ir subiendo constantemente, porque así está diseñado el sistema”, afirma.

Respecto de la reacción de los usuarios, Martin añade que, “efectivamente, podría tener un impacto en la evasión”, debido a la molestia que podría generar que suba el pasaje, pero que no mejore el sistema.

En ese sentido, Juan Pablo de la Torre, presidente de la Feusach y vocero de la Confech, señala que no se justifica la medida, particularmente para los estudiantes . “Debiera congelarse el valor del pasaje hasta que se entregue un servicio de calidad a las millones de familias que se trasladan diariamente por la capital y que se clarifique por qué se va a incrementar el valor, queremos saber qué justifica esta alza”.