Las otras veces en que la Roja sintió vergüenza

Chile sufrió una derrota histórica en Caracas. Venezuela vuelve a darle una lección al equipo, tal como en 2001 y en la Copa América 2011. Tanto el rival más sencillo, como el más difícil, Brasil, han dejado derrotas que escocieron especialmente al Equipo de Todos.




La Selección chilena volvió a pasar vergüenza. Esta vez con una derrota histórica: la primera como visitante ante Venezuela en las Eliminatorias. La Roja, hasta la última fecha de clasificación, podía vanagloriarse de su registro casi perfecto en sus partidos como forastera frente a la Vinotinto. Pero la historia cambió y el pasado ya no influye en la Generación Dorada. Curiosamente ha sido frente a este mismo rival donde el Equipo de Todos acumula algunos resultados que remecieron al elenco y su afición. Aquí, un repaso por las derrotas más vergonzosas de la Selección y las variadas consecuencias que éstas tuvieron.

Una goleada en el Clásico del Pacífico

La Roja logró disipar rápidamente las dudas sobre su rendimiento en el inicio de la Copa América de Brasil 2019 con resultados positivos y buen juego ante Japón, Ecuador, Uruguay. En cuartos de final eliminó en tanda de penales a Colombia, uno de los favoritos del torneo. Parecía que una vez más la Generación Dorada volvería a su cenit deportivo y ya se candidateaba para conseguir un tricampeonato. Para eso debía superar a Perú en semifinales. El Clásico del Pacífico, dominado por el elenco rojo durante los últimos años, fue un duro golpe para el equipo de Reinaldo Rueda. Un 3-0 inapelable, con un juego deficiente ante un equipo peruano que hizo todo a la perfección. A pesar de que Chile llegó a esa instancia rompiendo cualquier expectativa, la derrota fue dura y caló hondo en los hinchas.


Luis Suárez, el juez

Las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014 tuvieron dos periodos. El primero bajo la dirección técnica de Claudio Borghi. Luego, el de Jorge Sampaoli. En la primera parte es donde sucedió la mayor cantidad de hechos negativos. Previo al partido contra Uruguay en Montevideo, Borghi marginó a Jorge Valdivia, Arturo Vidal, Jean Beausejour, Gonzalo Jara y Carlos Carmona. ¿El motivo? Los jugadores llegaron tarde y en mal estado al entrenamiento de la Roja, luego de asistir al bautizo de los hijos del Mago. Días después, Luis Suárez le marcó cuatro tantos a Chile en la capital uruguaya. Una derrota inapelable y vergonzosa.


Chile se marea con la Vinotinto

Luego del Mundial de Sudáfrica 2010, la Roja de Borghi disputó la Copa América de Argentina 2011 con cartel de favorita. Pero el sueño llegó hasta cuartos de final. Venezuela, el rival históricamente accesible y sencillo, le propinó un 2-1 inolvidable para el equipo. La Vinotinto supo ser paciente y perseverante para ganarle a Chile, que se enredó en sus ansiedades y fantasmas de no poseer títulos en sus vitrinas. La derrota no sacó al DT.


La Verdeamarela baja los humos

Marcelo Bielsa logró clasificar a Chile a un Mundial luego de 12 años de ausencias. Y lo hizo de gran forma: fue segundo en las Eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010 y contó con Humberto Suazo, el goleador del certamen con diez goles. Pero el primer lugar lo ocupó Brasil, el mismo rival que una vez más, tal como en Chile 1962 y Francia 1998 (y luego Brasil 2014), enfrentaría en un duelo de eliminación directa. Parecía el momento de cambiar la historia, pero Juan dos Santos, Luis Fabiano y Robinho le dieron un golpe de realidad al elenco andino. Chile, una vez más, volvió con la ilusión rota de la historia que no fue.


La lección de Puerto Ordaz

Otra vergüenza deportiva y ética. Una Selección en transición, bajo la dirección técnica de Nelson Acosta, llegó a la Copa América de Venezuela 2007 sin muchas expectativas. El equipo clasificó a cuartos de final como uno de los mejores terceros. Dos días antes del partido frente a Brasil, los jugadores Jorge Valdivia, Rodrigo Tello, Reinaldo Navia, Pablo Contreras, Jorge Vargas y Álvaro Ormeño, protagonizaron un escándalo en el hotel de concentración. Cerca de las 7am, los seleccionados provocaron a los trabajadores bajo el estado de ebriedad. Brasil se encargó de hacer justicia. Un 6-1 inapelable ante la Roja por parte del próximo campeón del torneo. Solo Suazo pudo mantener su dignidad personal, con un sorprendente golazo de globito para descontar. La Roja necesitaba una reestructuración y la ANFP puso sus ojos en Marcelo Bielsa, el próximo entrenador.


Brasil invitó a Chile para grabar un comercial

Las Eliminatorias rumbo a Alemania 2006 fueron durísimas. La Roja mantuvo sus esperanzas de clasificar, o de al menos lograr el cupo del repechaje, hasta la última fecha. En la antepenúltima recibió una dura paliza. El equipo viajó a Brasil con la esperanza de lograr un punto que sería histórico, pero Ronaldo, Adriano, Robinho y Kaká protagonizaron una exhibición espectacular. Chile se enfrentó ante el ‘Jogo bonito’ en su máximo esplendor. En el minuto 30′, la Roja ya perdía 4-0. La goleada la cerró Adriano, con un tanto sobre el final. Los goles de Brasil fueron utilizados por su patrocinador deportivo para hacer comerciales que se difundieron en todo el mundo.


Venezuela se abraza en el Nacional

Chile tocó fondo en su camino al Mundial de Corea-Japón 2002. Asia siempre estuvo lejos, pero nunca tanto como entre 2000 y 2001. El equipo terminó último de la clasificación sudamericana, superado por Bolivia y Venezuela. Uno de los hechos más anecdóticos sucedió en septiembre de 2001. El primer día de aquel mes, el histórico Iván Zamorano se despidió de la Selección con un triunfo por 2-1 ante la Francia campeona del mundo y de Europa en el Estadio Nacional. El digno equipo galo pisó Santiago con Zidane, Henry, Pires y todas sus figuras. Chile, como en un sueño hecho realidad, logró el triunfo. Pero tres días después despertó en medio de una pesadilla. Un equipo paralizado perdió por 0-2 ante Venezuela en Ñuñoa. Nunca se había caído tan bajo.


“Que una vez muerto el perro, se acabe la rabia”

El DT español Xabier Azkargorta, que logró la primera clasificación en cancha de Bolivia en su historia (Estados Unidos 1994), estuvo 17 meses al mando de la dirección técnica de la Roja. Pero el primer duelo importante, frente a Venezuela como visitante en la fecha 1 de las Eliminatorias rumbo a Francia 1998, fue decisivo para el equipo comandado por Zamorano y Salas. Un decepcionante 1-1 en tierras llaneras terminó con la renuncia del DT. “Que una vez muerto el perro, se acabe la rabia”, dijo al anunciar su adiós. Una frase que quedó en la historia del fútbol chileno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.