Tercera PM
Presenta:

Empresarios valoran retorno a “senda del crecimiento”, pero advierten desafíos

De izquierda a derecha: Andrés Navarro, Baltazar Sánchez, Óscar Hasbún y Víctor Bezanilla, presidentes de Salfacorp, Viña Santa Rita, SAAM y Besalco, respectivamente.

Presidentes de Viña Santa Rita, Besalco, SalfaCorp y SAAM dieron cuenta en sus reportes anuales de los desafíos para 2019.


Durante el mes de abril, como es tradicional, las grandes empresas rinden cuenta pública de su desempeño durante el año pasado. A poco de la jornada de junta de accionistas de 2019, los máximos directivos de compañías de diversos sectores ya comenzaron a mostrar sus balances al regulador del mercado de valores.

El presidente de Salfacorp -constructora que integra las áreas de ingeniería e inmobiliaria- Andrés Navarro sostuvo que “cerramos bien un año que fue desafiante y que en los últimos tres trimestres presentó señales de recuperación, tanto en inversión pública como privada”.

A su parecer, es de “consenso general que durante el año 2018 la industria de la construcción comenzó más lento que lo esperado”.  Sin embargo, “durante los últimos tres trimestres del año, vimos señales positivas, particularmente el cuarto trimestre, en que conforme a la Corporación de Bienes de Capital se registró un catastro de inversiones de US$63.063 millones, superior en un 31% a igual período de 2017”, explicó en su reporte anual enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

De igual manera, el presidente de Viña Santa Rita, Baltazar Sánchez, valoró en su reporte la vuelta de Chile a “la senda del crecimiento, mostrando una recuperación en la economía nacional”.

“Nos enfrentamos a un tipo de cambio muy inestable tanto en Chile como en Argentina y, al mismo tiempo, a nuevas alzas en los costos producto de vendimias muy complejas en los últimos años, lo que se suma a una disminución en las ventas internacionales dado los necesarios cambios de importadores que realizamos en mercados clave como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

“En Chile, el escenario económico influyó negativamente en la industria vitivinícola, mostrando sus efectos sobre el consumo. Aun así, las ventas valoradas de Viña Santa Rita y sus filiales en el mercado nacional crecieron en un 5,2 por ciento respecto de 2017”, remató Sánchez.

Víctor Bezanilla, presidente de Besalco, fue más explícito en su análisis: “La economía nacional ha retomado paulatinamente su senda de crecimiento y el segmento donde la empresa presta sus servicios corresponde a una de las áreas donde primeramente es posible apreciar una mayor actividad”.

Bezanilla explicó que dicho despegue se apreció fuertemente en la división de maquinarias que cubre principalmente las áreas minería y forestal, “fue la que contribuyó en mayor medida a los resultados y también, aquella a la cual durante el año se destinaron la mayor cantidad de recursos para la adquisición o renovación de equipos”.

“Una situación similar presentó la filial Inmobiliaria, donde las favorables condiciones crediticias permitieron un buen volumen de ventas, y una buena rentabilidad sobre el patrimonio. Hoy los esfuerzos de esta filial están destinados a incrementar el volumen de proyectos”, acotó el directivo.

Mientras Óscar Hasbún, presidente de SAAM –empresa de servicios portuarios, logísticos y de remolques controlada por el Grupo Luksic- optó por entregar una visión focalizada en los desafíos de la industria portuaria.

“Este año estará también marcado por la discusión en torno a la modernización del sector portuario chileno y sus relaciones laborales. Este diálogo entre los distintos actores es necesario y urgente para generar un desarrollo de la industria que asegure la competitividad del país. SAAM quiere aportar a este debate con su expertise de más de 55 años en la industria con alternativas que resguarden a los trabajadores y al mismo tiempo consideren la flexibilidad que requiere nuestro sector”, concluyó.

Seguir leyendo