“Me subieron a una camioneta donde iba Erick Pulgar”: el relato de la mujer que dice haber sido víctima de violación grupal en la casa del futbolista

Erick Pulgar

La joven, de 23 años, asegura haber sido drogada en una discoteca del sector oriente de la capital, a la que fue invitada por un amigo del seleccionado nacional. Admite no recordar todo lo vivido, después de consumir un líquido con el que perdió el conocimiento la madrugada del 26 de junio. De todas formas, en todo momento en su denuncia involucra directamente con nombre y apellido al ex Fiorentina como uno de los presentes en el ataque que sufrió. La Fiscalía Occidente ya dictó las primeras diligencias, una de ellas involucra a Pulgar.




Hasta la 37° Comisaría de Vitacura llegó la mujer de 23 años, identificada con las iniciales N.P.M.V., quien dijo haber sido víctima de un ataque sexual grupal por parte de unas 10 personas con las que dice haber salido a bailar el sábado 25 de junio y que luego que le dieran un líquido, tras el cual perdió el conocimiento, despertó en la casa del futbolista Erick Pulgar con signos de haber sido violada.

La carabinera que recibió la denuncia derivó los antecedentes a la Fiscalía Occidente, debido a que los hechos habrían ocurrido en la comuna de Calera de Tango, y ya se dictaron las primeras diligencias, entre ellas, la toma de declaración del seleccionado nacional y sus amigos, quienes poseen, debido al tenor de la acusación de la mujer, calidad de imputados en el caso.

Quienes conocen detalles de la denuncia, apuntan que N.P.M.V. dice que el sábado por la tarde recibió el llamado de un amigo, quien la invitó a concurrir hasta una discoteque ubicada en la comuna de Las Condes, llamada Club La Rubia. “Anda sola”, le habría dicho este sujeto. Una vez en el lugar, refiere la víctima, consumió un vaso de whisky y asegura que al segundo sorbo comenzó a sentirse mareada, por lo que decidió salir a tomar aire. Al volver a la mesa, apunta, perdió el conocimiento y que todo eso ocurrió durante la madrugada del domingo 26 de junio, a eso de las 3 a.m., y hasta que cerraron el recinto.

Las referencias a Pulgar

“Recuerdo que me subieron a una camioneta donde iban cinco individuos, entre los cuales estaba el futbolista Erick Pulgar e Ian Quezada”, dijo la joven en la denuncia ante Carabineros. Luego de eso, recuerda, llegaron hasta la casa del ex Fiorentina ubicada en una parcela de Valle del Sol, en Calera de Tango. Ahí, asegura, “entramos a una habitación donde no tenía posibilidades de oponer resistencia por efecto de la bebida que había consumido”. Acto seguido dice que tiene algunas nociones de haber estado practicando sexo oral “a uno de los individuos” y que luego de eso quedó en shock y se encerró en un baño.

La víctima dice que a las horas siguientes se percató que tenía hematomas en el cuerpo, sus uñas de acrílico estaban desgarradas y presentaba lesiones principalmente en sus piernas. Tras esto -refiere- se quedó dormida y se despertó a las 14.00 horas del día siguiente. Ahí uno de los amigos de Pulgar le habría dicho que abandonara el lugar sola. Se fue sin despedirse. Una vez en su casa intenta contactarse con Quezada y Felipe Capot, otro de los asistentes a la fiesta, para preguntarles por qué tenía esas marcas en su cuerpo y por qué se sentía de esa forma. “Todos me bloquearon del teléfono, incluido Erick Pulgar, a quien no alcancé a contactar”, sostuvo la víctima.

Junto con la denuncia, N.P.M.V. entregó a Carabineros una foto en que aparecen los rostros de las dos personas que estaban con ella cuando despertó. Todo esto es periciado ahora por la policía tras la orden amplia de la Fiscalía Occidente en que se ordenó interrogar a todos los presentes esa noche. La indagatoria está a cargo de Pamela Torres, jefa del Ministerio Público de San Bernardo y especialista en perseguir delitos sexuales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.