La nueva revolución industrial que promete el 5G

A poco más de un año del lanzamiento de 5G en el país expertos prevén que los avances de la tecnología irán mucho más allá que los de una conexión más veloz. Ciudades inteligentes, cirugías a través de un control remoto y una democratización de acceso a Internet son sólo una parte de un desarrollo de red en el que Chile es pionero en la región.



El año 1950, el escritor Ray Bradbury lanzó Crónicas Marcianas, un libro de relatos en el que incluyó el cuento titulado Vendrán lluvias suaves. El texto se publicó en un año donde no había celulares, internet, ni televisión satelital; seis años antes de que Paul McCartney se uniera a John Lennon para crear Los Beatles y cinco del nacimiento de Steve Jobs y Bill Gates.

Aún faltan poco más de tres años para llegar al día proyectado por el escritor norteamericano en su cuento. Aun así, su casa del futuro que prepara desayunos, parece ser más una cuestión del presente y todo eso gracias a las posibilidades que permitirá el desarrollo de la red 5G.

5G: La generación del futuro

El pasado 16 de diciembre se cumplió un año desde la activación de la red 5G en Chile. Un hito calificado por sus propios representantes como “uno de los más ambiciosos” del gobierno de Sebastián Piñera. Su implementación se definió a partir de un concurso público, postulación en la que tres empresas fueron las adjudicatarias: Entel, Movistar y WOM.

Hoy ya son varios los usuarios que pueden acceder a esta red desde sus dispositivos. Y si bien la cobertura no es total, es cuestión de tiempo para que la señal esté disponible masivamente y también para que parte de los usuarios puedan renovar sus equipos a unos que sean compatibles con esta conexión.

Así lo explica Claudio Herrera, director de Telecomunicaciones de NTT DATA, consultora multinacional especializada en tecnología y procesos de transformación digital: “El terminal tiene que ser apto para poder ser utilizado en una red 5G. Y lo otro es que más allá de que 5G se haya desplegado, este no está desplegado totalmente. Yo por ejemplo vivo en La Reina y puedo caminar por la comuna y ver que hay lugares sin la cobertura 5G”.

Con respecto a las mejoras que podrán ver los usuarios en sus dispositivos Herrera ejemplifica lo siguiente: “Imagina que las redes son una carretera, donde 4G es una autopista de dos vías y 5G pasa a ser una de cinco. Entonces eso repercute en una mayor velocidad. También un mayor volumen de vehículos, que sería como los datos en el caso de que el internet pueda transitar en 5G”.

A criterio de Herrera, el desarrollo de esta robusta carretera digital implicaría en primer lugar una democratización del acceso a Internet de buena calidad. Una solución a los problemas de red que se presentaron en distintas localidades del país y que se visibilizaron en la pandemia, donde en algunos casos, estudiantes y trabajadores tenían dificultades para conectarse de manera remota.

“En la pandemia una familia entera muchas veces se tenía que conectar a una red 4G un poco inestable, a veces con solo una de las barritas de señal. La tecnología 5G posee capacidades muy superiores a su predecesora por lo que se podrán conectar muchos más equipos en un lugar”, agrega Herrera.

Operando a distancia

Los importantes avances en la democratización de internet no son los únicos. 5G promete con su llegada un verdadero salto tecnológico en distintos desarrollos. Si el hierro implicó una revolución industrial, 5G no se quedaría atrás: los autos se podrán conducir de manera autónoma y ya no solo los celulares y televisores serían “inteligentes”, sino que cualquier artículo electrónico disponible en las casas podrían tener la capacidad de conectarse y compartir información en tiempo real. Verdaderas casas del futuro.

5G además contribuirá en el desarrollo de la telemedicina: “Lo que favorece 5G es que tiene altas velocidades y sobre todo una menor latencia, por lo que el tiempo de respuesta es mínimo, estamos hablando de milisegundos. Esto es clave para temas como los autos autónomos o las cirugías a distancia, donde un milisegundo marca una diferencia tremenda” señala Claudio Herrera.

Sobre la telemedicina, no solo implicaría que especialistas en distintas áreas puedan operar a distancia, también se traduciría en un significativo avance en la formación de médicos: “Hay casos, por ejemplo, en que se hace una cirugía en cualquier parte del mundo y sus alumnos pueden también estar en cualquier parte del mundo presenciándola en directo. Entonces, eso ayuda a beneficiar desde el punto de vista de la calidad de la educación”, indicó Herrera, quien agrega que 5G también podría implicar mejoras en las atenciones remotas.

“Esto podría facilitar las cosas en telemedicina. Incluso podría generar una descarga de datos por parte de algunos especialistas para que sus pacientes puedan ser monitoreados con algún tipo de tecnología que vaya registrando síntomas. Podría ser temperatura, presión, lo que fuera, datos que podrían levantar una alerta”, añade Herrera.

Puertos más seguros o ver partidos desde la cancha

El desarrollo de 5G también podría acelerar la adopción de tecnologías como el digital twin, que tal y como lo dice su nombre se traduce como un gemelo digital. Este gemelo es un modelado virtual, diseñado para reflejar con precisión un objeto físico, que podría ser una fábrica, un edificio o incluso una faena minera.

“Eso permite generar mayor eficiencia en el ámbito de la industria en general y en chile en particular con foco en la explotación de recursos naturales, por ejemplo en el ámbito minero donde el desafío se centra en la eficiencia, seguridad y sostenibilidad operando las minas de forma inteligente”, comenta Herrera.

Sobre otros desarrollos que se pueden aplicar con 5G se encuentra la logística en transporte y la seguridad. Este año, por ejemplo, NTT DATA en colaboración con Telefónica en España, logró desarrollar un sistema de cámaras 5G que sumado a un software de inteligencia artificial permitía sin la acción humana detectar el ingreso de embarcaciones no permitidas en el puerto de Málaga, algo que sin la tecnología de la quinta generación hubiera sido más difícil

Los avances no solo se verían en cuanto al desarrollo industrial, en el campo de la entretención 5G permitirá una mejor conectividad y por ende una mayor sofisticación en videojuegos en dispositivos móviles. También la red podría significar incluso una revolución en cuanto a la visualización de partidos de fútbol y otros encuentros deportivos.

“Con esto tú el día de mañana podrías colocarles a los jugadores una cámara que no sea visible y que permita ver el partido como si fueras el mismo jugador. Y eso se transmite en vivo y en directo con una latencia muy baja. Además, podrías tener una experiencia totalmente virtual. Por ejemplo, viendo un partido del Real Madrid con el Barcelona en el Camp Nou y estando dentro de la cancha como si fueras el entrenador”, señala Herrera.

La imaginación es el límite

Tal y como lo hizo Bradbury a la hora de escribir sus aventuras de ciencia ficción (que cada vez tienen menos de ficción), 5G permitirá infinitos desarrollos, los que se irán generando a medida que se entienda de mejor manera la red.

En ese sentido Claudio Herrera cree que nuestro país podría jugar un rol clave en la ejecución de distintos desarrollos: “Creo que lo importante es que Chile entienda que 5G es una oportunidad y que trate de aprovecharla, que vayamos desarrollando ideas de negocio y aplicaciones que puedan ser exportables. El espacio está, es una carrera que se está iniciando”, indica

Por otra parte, la nueva tecnología requerirá el levantamiento de un nuevo ecosistema de aplicaciones, que pueden abarcar ámbitos de seguridad de la información, soluciones verticalizadas para distintas industrias, nuevos dispositivos electrónicos, entre otros, en los que Chile podría ser clave: detrás de todos estos elementos, hay capital humano, hay baterías, hay consumo de cobre y litio. Todo eso puede ser un potencial de desarrollo importante”, comenta Herrera.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.