El aporte del mundo académico al desarrollo del 5G en Chile

El trabajo que se está realizando desde hace algunos años en universidades nacionales ha sido fundamental para que la quinta generación de tecnología móvil pueda implementarse de manera eficiente en el país. Un claro ejemplo es “Espacio 5G”, campus dedicado a la investigación, docencia, exploración y desarrollo de programas y aplicaciones en torno a la nueva red, creado gracias a una alianza entre la Universidad de Chile, la Subtel, Entel y Ericsson.



Un gran aporte al desarrollo de la red 5G en Chile es el que han realizado las universidades chilenas a través de trabajos de investigación y experimentación, con los cuales también se le ha podido brindar un gran apoyo al mundo privado para la implementación de la quinta generación de tecnología móvil en el país.

Gracias a estas alianzas público-privadas fuimos el primer país latinoamericano en tener cobertura en todo el territorio nacional, además de ser pioneros en lanzar comercialmente la red 5G, contando actualmente con cuatro operadores privados y cientos de miles de usuarios.

Además de proyectos para mejorar aspectos como la cobertura y el alcance de la red, el mundo académico aporta al desarrollo de estas nuevas tecnologías con la formación de profesionales capacitados para trabajar en esta industria, logrando así una mayor competitividad a nivel internacional.

Jorge Sandoval, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, forma parte de “Espacio 5G”, el primer campus del país destinado exclusivamente a la quinta generación de tecnología móvil, el cual se dedica a la investigación, docencia, exploración y desarrollo de programas y aplicaciones en torno a la nueva red, creado gracias a una alianza entre la Universidad de Chile, la Subtel, Entel y Ericsson.

Al respecto, el ingeniero eléctrico cuenta que “empezamos experimentando hace más de dos años, es decir, antes de que estuviera disponible esta red de manera comercial. Partimos primero apoyando a empresas que andaban buscando que sus soluciones pudieran ser compatibles con la red 5G en algunos casos, y en otros pasaba que sus soluciones no funcionaban en redes 4G y querían ver si las redes 5G efectivamente les iban a servir. Todo esto en medio del confinamiento por la pandemia, era un ambiente muy complejo para trabajar. El año pasado, cuando se lanzó la red 5G comercialmente, nosotros ya llevábamos harto recorrido en este tema, habíamos trabajado con varias empresas en distintos órdenes, probando y validando que las cosas que se habían estandarizado funcionaran como se esperaba”.

Colaboración entre industria y academia

Sobre la importancia de las universidades para el desarrollo de la red 5G en Chile, Sandoval asegura que “el conocimiento de este tipo de tecnologías parte desde la academia, lo que queda después es el poder aplicarlo en modelos de negocios. Ahí hay una gran oportunidad, porque estamos comenzando este camino de colaboración con la industria y eso no siempre ocurre. Yo trabajé 20 años con operadores haciendo clases, entonces conozco el mundo de la industria. Me llevaba alumnos para que hicieran prácticas, memorias o trabajos de investigación y eso me significaba tener ingenieros especialistas y capacitados para trabajar en el área desde el día uno, recién egresados”.

“Ese es un cambio importantísimo, es un beneficio súper grande para solucionar las problemáticas de la industria. Hay algunas empresas que ya lo tienen claro y se están empezando a acercar a las universidades para buscar estos apoyos. Cuando nosotros lanzamos este centro, no solamente pensamos en un espacio para desarrollar investigación en torno al 5G y al 6G, sino que también buscamos apoyar a las empresas que necesitan integrarse a este sistema para el cual no hay todavía mucha capacitación. Existe un déficit de profesionales dentro del área de las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación), por lo tanto, son muy relevantes estos acercamientos”, señala.

Carmen Gloria Cárcamo, subgerenta de tendencias y proyectos de Entel, asegura por su parte que “las universidades han tenido un papel importante en el desarrollo de la tecnología 5G en Chile, participando en la investigación y desarrollo de tecnologías relacionadas con 5G, así como en la formación de profesionales altamente calificados en el área. Algunas universidades también han establecido alianzas público-privadas, con empresas de tecnología y operadores de telecomunicaciones para impulsar el desarrollo y la implementación de 5G en el país”.

“Por otra parte, la Subtel, lanzó hace dos años el Observatorio Nacional 5G, una iniciativa gubernamental respaldada por el BID que fomenta la colaboración del ecosistema digital en torno a la nueva tecnología 5G, y que busca constituirse en un punto de encuentro del ecosistema digital chileno, reuniendo a actores relevantes del sector público, privado y la academia. Actualmente hay suscritas 24 universidades chilenas con Campus 5G habilitados en 7 regiones de Chile. A la fecha se han realizado diversos pilotos en distintas industrias, tales como medicina, agro-forestal, portuaria, transporte, minería y robótica. En este contexto y como parte de la relación público-privada y en conjunto con nuestro partner Ericsson, en diciembre de 2020 Entel lanzó el primer ‘Espacio 5G’ con la Universidad de Chile”, agrega.

Líderes en la región

Al ser consultado sobre cómo ha sido el trabajo colaborativo entre el mundo académico y la industria de la tecnología móvil en Chile comparado con el resto del mundo, el académico de la Universidad de Chile asegura que en nuestro país “hay sectores que se apoyan harto en las universidades y otros que no tanto. A nivel internacional hay varios países que tienen mucha colaboración con el mundo académico. De hecho, es normal que la industria se acerque a universidades para que les resuelvan los problemas y eso es algo que se ha estado fomentando desde hace unos años acá en Chile. Lo que ocurría normalmente era que las investigaciones que había eran más académicas, en cambio hoy también se incluye un apoyo a la industria para resolver sus problemas”.

“Chile es uno de los países más avanzados de la región en esta área, en Latinoamérica siempre es los primeros en prácticamente todo. Somos referentes regionales e incluso, en algunos casos, también mundiales. A veces uno se olvida de esto, porque estamos tan acostumbrados a que los servicios lleguen de manera rápida y no nos damos cuenta de que en otros países falta mucho tiempo todavía. Eso hay que destacarlo, porque lo que hacemos acá muchas veces sirve de referencia para otros países”, apunta Sandoval.

En tanto, Carmen Gloria Cárcamo de Entel afirma que “desde nuestra experiencia, con el trabajo en conjunto de Entel y la Universidad de Chile hemos visto que la posibilidad de incorporar infraestructura 5G de manera experimental en algunos casos y luego de uso comercial en forma temprana, además el contar con un laboratorio de pruebas de nuevas tecnologías ha facilitado la realización de experimentos que permiten validar la elaboración de modelos teóricos, analizar su comportamiento e introducir mejoras en forma anticipada, a la par de los principales centros de investigación del mundo. En lo que respecta a Latinoamérica, aprovechando los convenios de cooperación existentes, hemos tenido la visita de investigadores extranjeros que han venido a realizar experimentos en nuestras instalaciones como parte del desarrollo de sus trabajos de investigación, debido a que no existen instalaciones similares en su país, lo que demuestra el avance que tenemos en desarrollo tecnológico”.

“Chile está top 3 en los países de la OCDE en despliegue de 5G, y para esto, más allá del despliegue de la red, que hoy en su primera etapa ya llega desde Arica a Puerto Williams, ha sido clave el desarrollo e investigación por parte de los académicos, ya que los usos y beneficios hoy son incipientes, y no existen de cara a las personas aplicaciones que sean exclusivas 5G, por tanto, el futuro de 5G se está piloteando desde la academia y el mundo privado. Dentro de los proyectos de investigación la Universidad de Chile ya se encuentra trabajando en proyectos de investigación en torno a tecnologías Beyond 5G y 6G”, indica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".