Mercedes Aráoz, Vicepresidenta de Perú: "Hay que cumplir el mandato que nos dio el pueblo"

meche112

En esta entrevista con La Tercera, Mercedes Aráoz reconoce sus diferencias políticas con el Presidente Vizcarra y sostiene que el camino no es el adelanto de las elecciones. Además se refiere a su renuncia a la bancada de Peruanos por el Kambio, la plataforma que llevó a PPK al poder en 2016.




En junio de 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski estaba en plena campaña con miras a la segunda vuelta en Perú –en la que terminó venciendo por estrecho margen a Keiko Fujimori- lanzó: "Dicen que soy viejo, es cierto, pero si me pasa algo tengo dos pólizas de seguro: Martincito y Mechita". Esta frase de PPK se terminó convirtiendo en una premonición, ya que luego de su renuncia en marzo de 2018 fue Martín Vizcarra quien asumió en su reemplazo, mientras que Mercedes Aráoz continuó como Vicepresidenta.

Desde entonces la crisis política provocada por todos estos cambios –incluido el indulto y posterior regreso a la cárcel de Alberto Fujimori, además de los casos de corrupción contra los ex presidentes peruanos- ha sido frenética. Justo cuando la permanente disputa entre el Ejecutivo y el Congreso parecía apaciguarse, Vizcarra aprovechó su discurso de Fiestas Patrias (28 de julio) para anunciar una propuesta para adelantar en un año las elecciones, previstas para 2021. Esto provocó un movimiento telúrico de alto tonelaje, ya que además el jefe de Estado no le comunicó esta idea a Mercedes Aráoz.

Tras el mensaje presidencial, las disputas al interior del Palacio Pizarro se han profundizado, pese a que Aráoz ha intentado poner paños fríos a la crisis. Sin embargo, el jueves todo volvió a remecerse, después de que "Meche" –quien en su larga trayectoria política ha ocupado los más altos cargos- anunció junto a otros dos congresistas que abandona la bancada de Peruanos por el Kambio, que fue la plataforma que llevó a PPK al poder. En esta entrevista con La Tercera aborda este tema, además de la crisis peruana.

A fines de julio Martín Vizcarra anunció una propuesta para adelantar en un año las elecciones, previstas originalmente para 2021. Esta idea no le fue comunicada a usted ¿Qué ha pasado desde entonces en Perú?

Bueno, más allá de si me lo comentó o no, él ha hecho una propuesta de adelanto de elecciones, la cual debe ser revisada por el Congreso. Recién la próxima semana comenzarán a instalarse las comisiones, entonces ahí en la comisión de Constitución debe comenzar el debate sobre esta ley. En general hay una sensación de mucho debate en el Congreso. Lo que creo yo, en lo personal, es que se debe llegar a un consenso con el Legislativo, no puede ser algo impuesto.

¿Le parece acertada la idea de Vizcarra de adelantar los comicios para 2020 o no necesariamente ese es el camino para resolver la crisis?

Yo creo que no. Esto se lo he manifestado al Presidente y también lo he dicho públicamente. La verdad es que la Constitución, que es nuestro contrato social supremo, no puede estar siendo modificada porque hay una crisis política. Esto implica buscar otras soluciones. Extender o acortar los plazos de gestión no son buenas señales. La Carta Magna no es un instrumento para usar a gusto del Ejecutivo o del Legislativo para fines políticos.

¿Qué perspectivas hay de que esto se apruebe en el Congreso?

Hoy es muy temprano para saber cuál será el resultado. Algunos han dicho que sí, siempre y cuando sea dentro de un marco de diálogo y consenso. Otros han dicho que no, que no lo quieren hacer de ninguna manera. Hay distintas voces. Hasta que no veamos el proceso de debate en las comisiones, que es donde corresponde que suceda, todavía no podemos hacer una proyección.

En el supuesto caso de que el Congreso niegue la propuesta de Vizcarra, éste puede renunciar y esto también podría generar un escenario inédito si es que usted, como Vicepresidenta, no dimite también ¿Cómo lo ve?

El Presidente no ha dicho que va a renunciar. Él ha afirmado que permanece, entonces no lo veo como un escenario viable.

¿Por qué Perú llegó a la dicotomía de adelantar las elecciones o bien un proceso de vacancia, cosa que ya ocurrió con PPK?

Sí. Creo que una mayoría en la oposición no optó por el camino del diálogo y de hecho ha continuado en esa línea en los últimos años. Hubo un momento que pareció, cuando entró el Presidente Vizcarra, que se habían calmado esos ánimos beligerantes, pero luego él planteó cuestiones de confianza. Creo que por los dos lados, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, tenemos algún grado de corresponsabilidad en la no solución de esta conflictividad.

¿Cómo es su relación hoy con el Presidente?

Bueno, digamos, tenemos diferencias políticas, son evidentes y claras, pero la amistad personal continúa. Dentro de un ámbito democrático las diferencias políticas son permitidas.

Usted anunció el jueves que abandona, junto con otros dos congresistas, la bancada de Peruanos por el Kambio, partido fundado por PPK. ¿Por qué lo hizo?

Porque realmente llegó un punto en el que no era posible seguir trabajando, porque no tomaban en cuenta nuestras voces y tomaban decisiones sin consultas. Además hablaban a nombre de la bancada con posiciones que no compartíamos y no había un estilo democrático de actuar dentro de nuestra bancada. Esto se hizo insostenible y por eso renunciamos.

¿A qué partido se unirá usted a partir de ahora?

Por el momento me mantengo independiente. Si hay otro partido aún no lo hemos pensado.

¿La crisis fue gatillada por la decisión de PPK de indultar a Alberto Fujimori? ¿Esa es la génesis?

No, la génesis de la actual crisis es que luego de la campaña electoral, que ganamos por un margen pequeño (en 2016), la señora Fujimori y su equipo no quisieron reconocer que habíamos ganado. Entonces realmente actuaron de mala manera. En vez de tener una actitud constructiva en el Legislativo, tomaron una actitud de choque que no ha permitido avanzar. Luego, con el reemplazo del señor Vizcarra, ellos han estado enojados por los pedidos que ha hecho el Presidente.

¿Por dónde pasa la solución a la disputa entre el Ejecutivo y el Congreso?

Definitivamente en el Congreso hay gente que quiere ir hacia un pacto de gobernabilidad. Creo que debe haber un consenso mínimo que nos permita llegar al fin del mandato a todos.

¿Es decir usted cree que lo mejor es que se complete el mandato del Ejecutivo y del Congreso en 2021?

Yo sí creo eso. Ahora bien, si por consensos entre el Ejecutivo y el Legislativo, dentro de un marco constitucional, se decide ir por este adelanto de elecciones, nos someteremos a esa decisión. Pero el principio es el cumplimiento de los mandatos que nos dio el pueblo.

Comenta