Louis de Grange, presidente de la Empresa Metro: "Hemos pasado de una etapa de dolor y trabajo a, finalmente, recuperar la red"

Imagen-LOUIS-DE-GRANGE16731

A tres meses del estallido social que derivó en ataques al tren subterráneo, el directivo cuenta que avanza en la reconstrucción y que se han recuperado los flujos de pasajeros, llegando a un 72% de lo transportado diariamente previo a la crisis. Ahora, dice que intentan comprender lo ocurrido.




Extensísimas jornadas, comités de crisis y mucha presión de la ciudadanía, pesaron sobre los hombros del presidente de Metro, Louis de Grange, tras el estallido social del 18 de octubre pasado, gatillado por un alza de $30 en el pasaje y que desató duras protestas y ataques a la red.

A tres meses de estos hechos, el ingeniero civil en transportes precisa que la energía está enfocada en la reconstrucción y en entender cómo la empresa puede enfrentar el futuro, considerando que los daños incluyen siete estaciones incendiadas y otras 118 con deterioros de diversa consideración (la red tiene 136 accesos). "Es fundamental tener estas conversaciones con todos los actores y, después de eso, vamos a poder disponer de los antecedentes para dar una respuesta más precisa. Esperamos, dentro del primer semestre, saber cuál es la hoja de ruta de la empresa con este 'nuevo Chile'", subraya.

Se cumplen tres meses del estallido social, ¿cómo ve los ataques sucedidos y la posterior reconstrucción que han realizado?

Ha sido tremendamente intenso, muy cansador. Los equipos de Metro se han sacado la mugre. La ciudad les debe un reconocimiento por el enorme esfuerzo que han hecho, porque han devuelto estaciones que son necesarias para la vida de miles de personas. Hemos pasado de una etapa de pena, dolor, trabajo y esfuerzo a, finalmente, recuperar un servicio importante para millones de personas.

¿Cuál es el nivel de recuperación que tiene la infraestructura?

Tenemos un 82% de las estaciones operativas, pero aún faltan comunas importantes como Maipú, donde este servicio favorece a una población enorme. Hoy existen problemas de conectividad en esa zona. Esperamos llegar al 95% de recuperación del sistema en abril próximo y durante el segundo semestre de 2020 vamos a tener la totalidad de las estaciones funcionando.

¿De qué manera explica que el tren subterráneo haya sido blanco de los ataques?

No es posible analizar la destrucción que recibió el Metro de manera aislada a la crisis social. Fueron eventos que no esperábamos y ahora estamos empezando un estudio para tratar de entender mejor a nuestros usuarios, a las comunidades, a los vecinos. Va a ser muy valioso para entender mejor cuál es la forma en que Metro vuelva a reencantar a la ciudadanía.

La empresa Metro siempre fue bien evaluada. ¿Cómo se recupera la imagen?

Primero, hay un trabajo interno: hemos conversado con más de mil personas de la empresa. Se ha hecho contención a los equipos que, al comienzo, lo pasaron mal. Ellos tuvieron mucha pena, dolor y frustración tras lo sucedido. La idea es ver cómo se proyectan ellos dentro de la empresa. En paralelo, estamos trabajando con las comunidades; con nuestros vecinos. La convivencia y la confianza es algo que tenemos que cuidar como sociedad. Se están haciendo encuentros denominados "Diálogos del futuro", porque es fundamental tener estas conversaciones con todos los actores y recién, después de eso, vamos a poder disponer de los antecedentes para dar una respuesta más precisa. Esperamos, dentro del primer semestre, saber cuál es la hoja de ruta de la empresa con este 'nuevo Chile'.

¿Cuál ha sido el aspecto más complejo de la reconstrucción?

Hay tres dimensiones que me dejaron sorprendido: primero, cómo golpeó en lo emocional a los equipos la destrucción de lo que consideran su segunda casa. También me llamó la atención lo fuerte que le pegó el cierre del Metro al comercio local, lo que redujo las ventas en muchos lugares. Y, desde el punto de vista técnico, ha habido dificultad en la recuperación de algunos tramos de las líneas. Afortunadamente, contamos con los mejores profesionales. Había daños invisibles, a nivel de sistema de comunicación, de información. Ahora, estamos en un proceso de reconstrucción: hay lugares donde el daño es muy grande o hay que traer repuestos desde fuera de Chile, lo que tarda meses.

¿Se mantiene la cifra que entregó de US$ 376 millones para la reconstrucción total?

Sí, y hemos obtenido buenos precios con los proveedores. La estimación la mantenemos.

El estallido ocurre por un alza en el precio del transporte. ¿Se debería cambiar la forma en que se calcula la tarifa, rol que hoy cumple el Panel de Expertos?

Esa es una discusión sobre políticas públicas. Pero es importante subrayar dos aspectos: Metro no fija la tarifa y también tengo que recordar que de los $800 que cuesta el precio del pasaje, la empresa recibe cerca de $500.

¿Solicitó al gobierno que le aumentara la tarifa técnica para recibir más recursos para la reconstrucción?

No, los recursos para la reconstrucción fueron proporcionados por los accionistas, por el fisco. Van por un carril diferente y hago un reconocimiento a la Dirección de Presupuestos, del Ministerio de Hacienda, que ha ayudado a disponer de los recursos.

¿Por qué algunas estaciones dañadas de las líneas 4 y 5 demorarán tantos meses en reabrir?

Porque hubo graves daños generados por incendios en las estaciones de las líneas 4 y 5. Por ejemplo, en la Línea 5, una de las mayores complejidades es la habilitación de los sistemas ferroviarios; el que permite el movimiento de trenes. Además, hay que volver a conectar, seguir protocolos, realizar validaciones de software, entre otras actividades, lo que toma tiempo. Además, en las estaciones del sector de Maipú, el daño al sistema de pilotaje automático ha sido muy serio. Sabemos que las personas lo han pasado mal y por eso tenemos el compromiso de recuperarlas lo antes posible.

¿Qué medidas de seguridad tomará Metro ante posibles eventos como los ocurridos en octubre?

Hay un tema de seguridad pública y, de forma complementaria, estamos reforzando temas de seguridad. Por ejemplo, los accesos a las estaciones y, además, en las estaciones que están construidas en viaducto se está aplicando nueva aislación. También se dispondrá de nuevas cámaras de vigilancia en esos recintos.

¿Evalúan contratar seguros ante daños futuros?

Si quisiéramos asegurarnos, nos cobrarían más caro que antes. Hicimos estimaciones y si se hubieran contratado pólizas para los trenes de la flota, el desembolso hubiera sido US$ 3.000 millones, lo que equivale a un costo similar al de una línea nueva de Metro.

¿En los últimos meses, la compañía logró aumentar los flujos de pasajeros?

Con la apertura de estaciones, la afluencia corresponde al 72% de lo habitual de un día laboral previo a la crisis. Esto equivale a 2,1 millones de pasajeros por jornada. Hemos detectado que algunos días ha bajado la actividad. Pero, conforme Metro ha ido recuperándose, no solo con estaciones abiertas, sino que en horario, se han visto favorecidos el comercio y los servicios. La sinergia que existe entre el Metro y las actividades de la ciudad quedó en evidencia durante este periodo.

Retraso en iniciativas

¿Se reabrirá la estación Baquedano, ubicada en la 'zona cero'?

Al comienzo, tratamos varias veces de rehabilitar el lugar, pero no fue posible. Confiamos que, en el corto plazo, estén dadas las condiciones para poder operar la estación, pero hoy es una estación 'no evacuable' y para nosotros la seguridad de pasajeros y trabajadores es la prioridad. Está en estudio permanente.

¿Se está evaluando que Baquedano, finalmente, no sea punto de combinación de la futura Línea 7?

Eso es justamente lo que estamos estudiando y cuando tengamos una propuesta concreta se la transmitiremos a las autoridades respectivas.

Ha habido personas detenidas por ataques a la red, ¿ustedes están haciendo seguimiento de los casos? ¿Y qué penas esperaría que se aplicaran a los responsables?

Hemos proporcionado todos los antecedentes en el proceso a las policías. Entregamos información a nivel de cámaras de seguridad; no gigas (de información), sino que teras. Confío en que el proceso está siendo llevado adelante de buena manera para encontrar a los responsables.

Debido a la contingencia, ¿en cuánto tiempo se atrasará la construcción de las nuevas líneas 7, 8, 9? ¿Va a dejar listo el diseño de la Línea 10?

Esta crisis generó un atraso en la construcción de las líneas 7, 8, y 9, de alrededor de un año y respecto a la Línea 10, tenemos el desafío de pensar la red a largo plazo, por lo que apuntaremos a construir 300 kilómetros. La Línea 10 es un proyecto importante. No está definido (el tramo) aún.

¿Qué hará si vuelven las evasiones de los estudiantes en marzo? ¿Aplicar cierres? Algunos expertos han dicho que el Metro cierra y abre las estaciones de forma arbitraria.

Hay un tema de seguridad pública que trasciende a Metro. El cierre de estaciones es determinado por especialistas de la empresa. Cuando los equipos toman la decisión de cerrar alguna estación, lo hacen por seguridad de los pasajeros y de los trabajadores.

Comenta