Querida Cecilia de 4 años

frases cartas-02

Dicen que con el paso del tiempo las personas nos volvemos más sabias, que con la madurez somos capaces de transformar los errores en lecciones. Pero aunque la experiencia entregue aceptación y compresión, es inevitable replantearse situaciones, querer retroceder hacia algunos escenarios. Para volver a hacerlo de nuevo. Para hacerlo mejor. Es por eso que invitamos a mujeres a hacer el ejercicio de hablar con su yo del pasado. Este es el resultado.




Eres solo una niña y ya pasas horas en el jardín haciendo experimentos. Mezclas harina con colonia y todo tipo de cosas raras. Aunque no hay nadie químico ni científico en tu familia, ese va ser tu camino. Serán tu curiosidad y tu determinación las que van a hacer que los obstáculos y las condiciones adversas de la época pasen a segundo plano. Porque vas a encontrar en la ciencia tu pasión de vida. Ni siquiera las dudas de tu madre respecto a si se puede ser mamá y científica a la vez, te van a frenar.

Tu padre también tiene dudas, pero siempre te va a apoyar. Y va estar muy orgulloso de ti. En unos años más, cuando entres a la universidad y saques tu doctorado -ya con un hijo y embarazada de siete meses del segundo- trabajarás mucho, pero vas a tener suerte y tus niveles de energía darán abasto. Vas a encontrar la manera de desarrollarte profesionalmente, estar con los niños y seguir trabajando mientras ellos duermen. Y no te preocupes, no te lo van a reprochar. Se quejarán alguna que otra vez que les haces falta, pero uno siempre se queja de la mamá. Tú que tienes a la tuya en casa lo sabes bien.

Vas a crecer en una época en la que no hay muchas mujeres en la ciencia y por lo mismo no tendrás referentes. Pero en unos años, cuando te enfrentes a decidir qué estudiar, terminarás entrando a Bioquímica, aun cuando hasta esa fecha nadie se ha recibido de esa carrera. Entrégate a tus ganas de aprender. Terminarás un doctorado a los 20 y tantos, y después viajarás para continuar tus estudios. También serás mamá de cuatro. No será fácil. La sociedad nos exige mucho a las mujeres; tendrás la idea de que tienes que ser perfecta, buena madre y se te va a poner en duda por ser tan apasionadas por tu profesión. No te preocupes, vas a salir adelante, pero no todas pueden. Siempre se consciente de eso.

Cuando seas mayor, serás testigo de la tercera ola feminista. Las mujeres se van a unir, van a exigir sus derechos y se van a tomar los espacios que siempre nos correspondieron pero nunca antes habíamos podido ocupar. Me emociona saber que vivirás esto. Sé que te hará feliz ese despertar, ese apoyo colectivo, esa sororidad. Cree en ti misma. Se puede hacer lo que uno quiere. Se puede vivir con pasión, se puede indagar, se pueden pasar por alto las reglas que actualmente te imponen y que tendrás que romper toda la vida. Incluso serás un ejemplo de eso.

Vas a tener hijos maravillosos y una nieta que quiere ser bióloga marina. Tu segundo marido, biólogo celular, alguna vez te dirá "hasta cuándo", pero te vas a reír porque sabes que te van a tener que sacar a la fuerza del laboratorio. Porque si alguna pena tengo en este momento, Cecilia, es que me doy cuenta que se me acaban los días laborales útiles. Creo que eso, dentro de todo, es algo positivo. Me gusta mucho lo que decidiste hacer. Así que sigue tu instinto, no te pongas en duda y no pierdas el foco. No te imaginas lo lejos que vas a llegar.

María Cecilia Hidalgo (78) es bioquímica y en 2006 fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Ciencias Naturales.

Comenta