Querida Claudia de 25 años

frases cartas-04

Dicen que con el paso del tiempo las personas nos volvemos más sabias, que con la madurez somos capaces de transformar los errores en lecciones. Pero aunque la experiencia entregue aceptación y compresión, es inevitable replantearse situaciones, querer retroceder hacia algunos escenarios. Para volver a hacerlo de nuevo. Para hacerlo mejor. Es por eso que invitamos a mujeres a hacer el ejercicio de hablar con su yo del pasado. Este es el resultado.




Veo cuando te cambias mil veces de ropa antes de ir a una fiesta y nunca quedas conforme con lo que ves frente al espejo. Veo cuando caminas por la calle y te encuentras con una mujer linda e inevitablemente te comparas. Veo cuando vas a la playa y sentada en la toalla cuidas tu postura tapando tu vientre con los brazos. Veo cuando te sale una espinilla y estás horas maquillándola. Veo cuando miras la cicatriz que tienes en la cadera y te da miedo lo que pueda pensar un hombre al desnudarte. Veo que te acomplejan tus brazos y tus piernas cortas y que buscas maneras de disimularlo.

Quiero decirte que eres preciosa y que no pierdas tiempo en ocultar lo que crees que son defectos, porque son tu propio sello. Lo bello no se mide por los cánones que siempre nos han impuesto, y ese cuerpo del que a ratos parecieras avergonzarte es lindo. Cuando lo aprendas a conocer vas a lograr sentirte bien con las cosas que actualmente te molestan de él.

Quiero que sepas, también, que entiendo que le des valor a cuestiones físicas porque estás en una sociedad que nos obliga a ser lindas. Pero quédate tranquila, porque con el paso de los años te liberarás de eso. Mejor preocúpate de aprender cosas que te gustan, de relacionarte con gente que te interesa, de ser una mujer feliz. Esas son las personas lindas de verdad.

También te quiero contar que vas a ser mamá de tres hermosos hijos y que esos embarazos van a dejar huellas en tu cuerpo. Pero ¿sabes qué? No te va a importar no tener una cintura perfecta porque ellos serán lo más lindo que tendrás en la vida. Date el gusto de usar cremas, maquillarte, hacer ejercicio y comer sano, pero todo eso hazlo por ti, no por los otros.

Me encantaría que pensaras así ahora, pero sé que es difícil porque será la vida la que se encargue de mostrarte lo que es realmente importante. No quiero que te arrepientas de nada, porque esas inseguridades que tienes ahora son parte del cemento que construirá a la mujer fuerte en la que te convertirás.

Vinimos al mundo a buscar amor y sé que estás en eso, pero nunca lo encontrarás si no aprendes a quererte a ti misma.

Claudia Contreras (52) es mamá de tres hijos.

Comenta