Marcela Cubillos, constituyente electa por el distrito 11: “La centroderecha ha aceptado en silencio aquellas consignas más populistas que la izquierda le pone por delante”

La ex UDI, quien se desempeñó como ministra de Educación en el segundo mandato de Piñera, obtuvo la segunda mayoría de votos a nivel nacional en lo que respecta la convención constitucional. Una anomalía entre los 155 cupos, obtenidos mayoritariamente por independientes y la izquierda. "Quedamos en una posición muy compleja. No solamente con el mal resultado de nuestro sector, si no también de esa centro izquierda llamada a ser un factor de moderación", dijo Cubillos.




Marcela Cubillos, quien fuera militante de la UDI entre 2002 y 2006, para luego presentarse como independiente abanderada de Chile Vamos, fue una de las 155 constituyentes electas para redactar una nueva Carta Magna.

Quien se desempeñó en las carteras de Educación y Medio Ambiente en el segundo mandato de Sebastián Piñera, obtuvo la segunda mayoría a nivel nacional -después del abogado Daniel Stingo- con 84.014 votos (21,87%).

“Estoy muy contenta por la votación obtenida, sobre todo porque tuve un apoyo muy transversal, como el Partido Republicanos, lo mismo hizo Joaquín Lavín, diciendo que votaba por mí. Creo que representamos a la centroderecha y a la gran masa de independientes de nuestro sector. Así que estoy muy contenta con el alto nivel de votación y apoyo”, dijo Cubillos en conversación con Radio Agricultura.

Sin embargo, proporcionalmente Chile Vamos es una minoría en los escaños de la Convención Constituyente, ya que representa un 23,8% de los cupos (Vamos por Chile), mientras que los candidatos de oposición lograron un 34,1% (Apruebo + Apruebo Dignidad) y los independientes se impusieron con un 41,9% (Nueva Constitución + Lista del Pueblo + Otros).

“Aquí efectivamente la centroderecha y el pacto tuvieron un mal resultado, y la centroizquierda más moderada obtuvo incluso un peor resultado. Creo que no se puede cometer el error de analizar este resultado solo en miras de la convención, primarias o presidencial. Acá hay años en que la centroderecha ha abandonado el debate cultural y ha dejado de enarbolar sus propias banderas para construir una alternativa propia”, dijo la exministra de Educación, argumentando que esta “derrota” para el sector, se explica en una falta de defensa de sus ideales.

“Cuando llevas años aceptando sin discutir las consignas y diagnóstico de la izquierda, dejas que esas ideas avancen sin ningún contrapeso. Entonces, sorprenderte porque la gente vote bajo esa realidad cuando has contemplado en silencio y a veces con complicidad el avance de ideas que nunca fueron las tuyas... Después no te quejes que nos pase lo que le ha pasado con el tiempo a la DC, que ha perdido votos e influencia”, dijo Cubillos.

La centroderecha simplemente ha aceptado en silencio aquellas consignas más populistas que la izquierda le pone por delante. Pareciera que en Chile solo existe un diagnóstico, cuando la derecha no ha sido capaz ni siquiera de defender que estos 30 años han sido los mejores de la historia de Chile, y ha aceptado en silencio el discurso de la izquierda que nos quiere hacer pensar que han sido los peores 30 años de la historia nacional”, continuó la constituyente electa.

“Quedamos en una posición muy compleja no solamente con el mal resultado de nuestro sector, si no también de esa centroizquierda llamada a ser un factor de moderación. Y creo que ellos recorrieron antes el camino que está recorriendo la centroderecha. Hay una DC que diluyó sus convicciones y terminó con poco voto e influencia”, diagnosticó Marcela Cubillos.

“Cuando avanzan listas políticas que hacen del insulto su discurso, como lo vimos en la franja con una de las listas que obtuvieron buena votación, pero se les enfrenta con silencio, con complejos; se permite que eso avance. Nuestras ideas no se defienden solas, si las dejamos de defender, retroceden”, concluyó en ese aspecto.

En vía al proceso constituyente, que se debe conformar entre junio y julio para comenzar a trabajar desde la sede del exCongreso Nacional y el Palacio Pereira, Cubillos ratificó su juicio respecto al plebiscito de octubre de 2020.

“Estoy cada día más tranquila de haber votado rechazo, por distintas razones. Una fundamental, es que muchos votamos rechazo porque siempre dijimos que las reglas del juego que se habían definido en la reforma constitucional de noviembre de 2019, no las iban a respetar. Durante la campaña muchos lo dijeron, y ayer también lo estaban diciendo, que los 155 se podían dar las reglas que quisieran. Entonces, cuando empezamos a validar el reino de la arbitrariedad por sobre la legalidad, esto es lo que pasa”, dijo la constituyente electa.

“Creo que estar abiertos a todas la conversaciones, sin bloques rígidos, y que se den ciertas alianzas en determinados temas, así como también se respete la legalidad de esta convención constituyente que no es soberana, sino regulada”, dijo Cubillos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.