El boom de los chips pierde fuerza por la ralentización de las ventas de computadores y la caída de las criptomonedas

Los ejecutivos de chips dicen que el malestar del mercado ha empeorado en los últimos meses. FOTO: ANDRE MALERBA/ BLOOMBERG NEWS

Intel y Nvidia son algunos de los fabricantes de semiconductores que advierten de que se avecinan tiempos más difíciles tras dos años de aumento de la demanda.




El auge de los semiconductores de la época de la pandemia, que provocó una escasez mundial, está mostrando sus primeros signos de debilidad, impulsado por la caída de las ventas de computadores personales y la caída de los mercados de criptomonedas.

El frenesí por comprar computadores portátiles y otros aparatos al principio de la pandemia de Covid-19 se ha desvanecido a medida que la inflación disuade a la gente de actualizar las máquinas que compraron en el último par de años en medio del cambio hacia el trabajo y el aprendizaje a distancia. El desvanecimiento del auge de las criptomonedas también ha puesto fin a las primeras escenas de la pandemia en las que la gente acampaba ante los locales de informática para comprar chips para la extracción de criptomonedas y los videojuegos de alta gama.

Ahora, las empresas de chips, incluidos los gigantes Intel Corp. y Nvidia Corp., advierten de que se avecinan meses más difíciles después de dos años de aumento de la demanda en sus líneas de productos, apuntando a un clima más frío para los consumidores.

La ralentización de la extracción de criptomonedas está afectando al fabricante de chips Nvidia, que está reduciendo las contrataciones. FOTO: ANDRE MALERBA/BLOOMBERG NEWS

David Zinsner, director financiero de Intel, dijo en junio que las perspectivas para el segundo semestre de este año se habían vuelto “mucho más ruidosas” durante el mes anterior, y que la empresa buscaría alinear el gasto y las inversiones con esa realidad. Intel congeló temporalmente la contratación en su división de chips para PC en junio, entre otras medidas de ajuste.

El fabricante de memorias Micron Technologies Inc. emitió la semana pasada unas perspectivas de ventas poco favorables, ya que su director ejecutivo, Sanjay Mehrotra, advirtió que “el entorno de la demanda del sector se ha debilitado”, con el descenso de las ventas de computadores y teléfonos inteligentes. La empresa aseguró que estaba recortando algunos planes de gasto para ajustarse a la nueva dinámica del mercado.

Los ejecutivos de la industria de los chips, los minoristas de computadores y los distribuidores afirman que el malestar del mercado ha empeorado en los últimos meses más lento de lo que muchos esperaban a principios de año, ya que la inflación estadounidense alcanzó el 8,6% en mayo, la más alta en más de cuatro décadas, lo que llevó a la Reserva Federal a subir los tipos de interés.

“La subida subió mucho, y la bajada bajó mucho”, declaró Kent Tibbils, vicepresidente de marketing de ASI Corp., un importante distribuidor de productos electrónicos con sede en California, señalando una caída de la demanda de computadores en marzo. “Normalmente hay una línea más gradual, pero ha sido un poco más volátil de lo que podríamos esperar normalmente”, agregó.

Nvidia anunció que está reduciendo las contrataciones, ya que el fabricante de chips se prepara para la desaceleración en dos de sus áreas clave, la minería de criptomonedas y los videojuegos. Los chips de la compañía se utilizan para el trabajo computacional pesado requerido para minar nuevos tokens de criptomonedas, y son apreciados por los videojugadores que compraron sus tarjetas gráficas durante un aumento de la era de la pandemia del entretenimiento en casa. Ambas áreas se están debilitando, y las acciones de Nvidia cayeron un 48% en la primera mitad del año.

Chester Yeung, ejecutivo del minorista californiano Central Computers, comentó que los consumidores soportaron unos dos años de listas de espera, sorteos y cuotas sólo para tener la oportunidad de comprar el último hardware gráfico de Nvidia. Ahora, el minorista tiene las estanterías bien abastecidas, y el racionamiento que su empresa introdujo durante la pandemia se eliminó este año.

“Los precios de las criptomonedas se han hundido, pero también lo ha hecho el mercado de valores, lo que significa menos ingresos disponibles para mucha gente, porque han visto que sus ahorros o sus 401(k) han caído en picada”, sostuvo Yeung.

Se espera que los envíos de computadores personales retrocedan un 8,2% este año, hasta 321,2 millones de unidades, según International Data Corp. que recortó sus previsiones en junio. Estas cifras suponen un fuerte retroceso respecto al momento álgido de la pandemia, cuando los envíos crecieron un 13% en su primer año y un 15% en el segundo.

Lisa Su, de AMD, espera que la demanda de computadores se mantenga prácticamente plana en los próximos años. FOTO: BRIDGET BENNETT/ BLOOMBERG NEWS

La jefa ejecutiva de Advanced Micro Devices Inc. (AMD), Lisa Su, declaró el mes pasado que la empresa ya había adoptado una visión conservadora del segmento de los computadores personales para este año y que espera que su demanda se mantenga más o menos plana en los próximos años.

Por su parte, los fabricantes de computadores HP Inc. y Dell Technologies Inc. aseguraron que la demanda de computadores de consumo de gama baja se está debilitando, lo que se compensa ligeramente con las buenas ventas a las empresas.

Los envíos de computadores se han visto afectados no sólo por el menor apetito por los nuevos dispositivos, sino también por los problemas en la cadena de suministro derivados de los confinamientos de Covid en China, donde se ensamblan muchos ordenadores, y por las consecuencias de las sanciones occidentales a Rusia tras la invasión de Ucrania.

Los analistas se han vuelto más pesimistas sobre las perspectivas de ventas de las empresas de chips. En febrero, se estimaba que Intel generaría unas ventas de unos US$ 18.400 millones en el segundo trimestre, según FactSet. Ahora la estimación promedio es de menos de US$ 18.000 millones, por debajo de lo previsto por Intel. Las expectativas para las ventas de Nvidia también han disminuido un 4% en el periodo, y están en línea con la orientación de ventas de la compañía de US$ 8.100 millones para el trimestre actual.

Los analistas de Bank of America señalaron la semana pasada que “las caídas de los semiconductores se producen cada 3-4 años, y podríamos estar ante otra”.

No sólo los fabricantes de chips están reajustando sus expectativas. Microsoft Corp. redujo sus perspectivas de beneficios en junio, citando un dólar más fuerte que ha mermado el valor de sus ventas en el extranjero, y la empresa ha ralentizado la contratación.

Un aspecto positivo para los clientes que todavía están comprando es que los tiempos de espera de algunos semiconductores están empezando a reducirse después de haber aumentado durante los dos años de sequía de chips. Según el Grupo Financiero Susquehanna, los plazos de entrega de los chips en general alcanzaron un récord de 27 semanas en mayo, pero los tiempos de espera de los microcontroladores -chips omnipresentes que han sido un problema para los fabricantes de automóviles y otros- se redujeron.

A su vez, la presión de la demanda de chips también puede disminuir con el debilitamiento de las ventas de smartphones. IDC espera que los envíos de estos dispositivos caigan este año. Akash Palkhiwala, director financiero de Qualcomm Inc. con sede en San Diego, uno de los principales fabricantes de chips para teléfonos inteligentes, dijo en junio que la oferta y la demanda se equilibrarían mejor en la segunda mitad del año.

Incluso con una cierta suavidad en la demanda, ninguna de las grandes empresas prevé que la sequía de semiconductores termine pronto. La demanda sigue siendo alta para los chips utilizados en los servidores, los potentes computadores utilizados en los centros de datos, explicó Su de AMD, ayudando a compensar parte de la debilidad de los PC.

Y la escasez también podría seguir para los chips de estilo más antiguo que han estado en el centro de la lucha de dos años entre los fabricantes de automóviles, productores de gadgets y otros para asegurar el suministro adecuado. Los ejecutivos de la industria de los chips dicen que los cambios a largo plazo en la industria electrónica, incluyendo el cambio hacia los vehículos eléctricos que requieren más chips, son una de las razones por las que la escasez puede no disminuir pronto.

Mientras las empresas se preparan para un futuro más agitado, el mercado global de chips sigue siendo limitado. Las fábricas de chips de todo el mundo funcionaron casi a plena capacidad en el primer trimestre, según las estadísticas de Gartner. Las ventas de chips en todo el mundo crecieron un 12% año tras año en abril, según las cifras de World Semiconductor Trade Statistics con los últimos datos disponibles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso