La Tercera

Agente de Alexis: “Es mejor aceptar un acuerdo injusto, pero poder pasar página y no seguir siendo objeto de presiones mediáticas y políticas”

Fernando Felicevich criticó el actuar de Hacienda Española, acusándola de "obscenas filtraciones". Además, explicó que "los supuestos delitos son formas de contratación que se han utilizado durante mucho tiempo".

El empresario argentino Fernando Felicevich, agente de Alexis Sánchez, utilizó las redes sociales para aclarar la sanción en contra del delantero, quien fue condenado a 16 meses de prisión por la justicia española, tras reconocer fraude por un millón de euros durante su estadía en el Barcelona, pero que no irá a la cárcel luego de aceptar el pago de una multa. Según el representante del delantero, “la Fiscalía y Hacienda han puesto en esta situación a más de 30 jugadores de fútbol profesional, acusándolos de los mismos delitos y amenazándolos con penas efectivas de prisión”. Explicó, además, que “casi la totalidad de las plantillas del Real Madrid y el FC Barcelona han sido puestas en esta situación, por cuanto estos clubes utilizaban una fórmula de retribución con carácter generalizado para sus primeras plantillas, aceptada por Hacienda en el pasado”.

El agente expresó que “violando los derechos de todos los procesados, las repetidas, continuas y obscenas filtraciones son un elemento de presión a los jugadores para forzarlos a aceptar acuerdos como el que hoy, una vez más, han filtrado a través de medios de comunicación”.

En tanto, escribió que “en algunas ocasiones, no queda otra salida que ceder a la presión y, para evitar injusticias mayores, aceptar acuerdos injustos como este”. No obstante, concluyó: “Es mejor aceptar un acuerdo injusto, pero poder pasar página y no seguir siendo objeto de presiones mediáticas y políticas”.

Finalmente, insistió en que “los supuestos delitos cometidos son formas de contratación que se han utilizado durante mucho tiempo y por infinidad de jugadores, en acuerdo y coordinación con los clubes más prestigiosos de España y utilizando una forma de tributar legítima y tácita y expresamente admitida por la propia Hacienda de España en el pasado”.