El año más peligroso para la columna vertebral de la Selección

SELECCION OK

Los referentes de la Selección, Vidal, Medel, Alexis y Bravo, se juegan en esta campaña el futuro de sus carreras en el primer nivel europeo.


El futuro de los referentes de la selección nacional se juega esta temporada. Los hombres más relevantes del equipo, protagonistas y artífices de la época más gloriosa del representativo nacional, Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Gary Medel y Claudio Bravo, enfrentan un momento decisivo en sus respectivas trayectorias deportivas.

Todos se aprestan para iniciar en este curso la parte final de sus carreras. O al menos su etapa en el primer nivel europeo. Todos viven momentos de escasa figuración en sus equipos y todos, por tanto también, luchan por mostrarle al mundo los últimos destellos de su talento en el fútbol de élite mundial.

Gary Medel, por ejemplo, ya con 32 años, está listo para iniciar un nuevo campeonato con el Besiktas turco. Pese a una ola de informaciones que lo daban con opciones en diferentes equipos, el Pitbull no se movió de Estambul, donde le queda un año de contrato y donde ya no goza de la condición de titular inapelable. Ya inició, de hecho, guiños públicos con la Universidad Católica, donde volverá más temprano que tarde a culminar su carrera.

Vidal, en tanto, enfrenta una disyuntiva. Si la temporada pasada batalló incansablemente para gozar de oportunidades en el Barcelona, esta campaña el panorama se presenta aún más cuesta arriba. Valverde ha enviado algunos mensajes en sus últimas conferencias y marginó al chileno del primer encuentro de La Liga. Para complicar más su presente, el Barça contrató a uno de los jugadores de moda y de mayor proyección en Europa, el holandés Frenkie de Jong, quien llegó a competir por un lugar en el mediocampo.

El panorama es incierto para el Rey en el club catalán y la posibilidad de un cambio se torna más real cada vez. La Serie A italiana aparece como una posibilidad, donde el de San Joaquín podría tener la última chance en fútbol grande de Europa. El Barça ya le puso hasta precio. En España, incluso, especulan con la opción de Vidal sea parte de una transacción con el PSG a cambio del brasileño Neymar.

La situación de Alexis Sánchez es similar. El tocopillano suma una temporada y media de escaso brillo (toda su estadía en el Manchester United) y, con 30 años, necesita despuntar. Ahora busca una salida de Old Trafford, donde cada vez confían menos en sus capacidades, por lo que sus opciones de jugar parecen tan acotadas como la anterior temporada. El otrora Niño Mavarilla quiere otra oportunidad y, de acuerdo a los medios ingleses, el Milan es el último interesado en sus servicios. El delantero necesita recuperar protagonismo y analiza sus opciones, aunque justo hoy, su DT le abrió una posibilidad.

Claudio Bravo, en tanto, busca una redención en dos frentes. Después de un año para olvidar, con lesiones y polémicas, el meta más importante de la historia de Chile quiere recuperar terreno. Tiene asumida su condición de suplente en el Manchester City, donde intentará sumar minutos para demostrar vigencia, como ya hizo en la pretemporada. Su aspiración también es volver a atajar por La Roja, donde todavía tiene conversaciones pendientes. Con 36 años, es a quien más apremia el tiempo.

En ese contexto, el ex Barcelona y Real Sociedad es quien tiene el panorama más claro, en su condición de segundo arquero del equipo ciudadano. El titular es el brasileño Ederson, algo que Guardiola se ha encargado de recalcar, incluso en los mejores momentos del chileno.

La excepción es Charles Aránguiz. El de Puente Alto no se movió del Bayer Leverkusen, donde en todo caso goza del estatus de hombre más importante del equipo. Titular indiscutido, está listo para iniciar una nueva Bundesliga y seguir siendo uno de los jugadores más determinantes de la escuadra nacional.

¿Podrán los iconos de la Selección revertir sus presentes y seguir comandando al equipo de Reinaldo Rueda? Su futuro y, por añadidura el del Equipo de Todos, se empieza a escribir ahora, en el inicio de una temporada peligrosa para la columna vertebral de la Roja.

Comenta