Argentina ahoga a Chile en Calama y Qatar se ve cada vez más lejos

Lautaro Martínez celebra el 2-1 de Argentina. FOTO: AP

La Selección no hizo un buen partido y el oficio de la Albiceleste pudo más en el estadio Zorros del Desierto. El equipo de Lasarte perdió 2-1 y las opciones se van reduciendo. Ganarle a Bolivia es tan fundamental como obligatorio. Y quizás no sea suficiente.


Para llegar a Qatar, había que acercarse al cielo. Para ser preciso, a 2.260 metros de altitud. Cualquier desliz podía provocar una fuerte caída, un golpe profundo, un dolor intenso. Llevar a la selección argentina a Calama era una apuesta arriesgada, y no resultó. La selección nacional perdió 2-1 con la Albiceleste, dejando las opciones de clasificar a la Copa del Mundo reducidas, con la calculadora en la mano y esperando alguna ayuda divina.

Más allá de lo evidente que resulta la complejidad del rival, La Roja necesitaba rescatar algo. Para ese objetivo, Lasarte estableció un equipo con cuatro centrales en el fondo, un mediocampo que llegó al partido algo diezmado y se notó (Pulgar y Aránguiz) y un tridente ofensivo que daba ilusión. Un 4-3-3 con Ben Brereton iniciando en posición de 9, lo que durante el desarrollo fue mutando. Igual fue el caso de Alexis Sánchez, quien comenzó cargado a la izquierda, pero con el correr de los minutos se fue enganchando, quizás retrocediendo más de la cuenta.

Con un inicio tan apretado, cualquier detalle puede desequilibrar la balanza. Así fue. Recién iban 9 minutos y Sebastián Vegas, de los puntos bajos de Chile, sale a trabar un balón pasada la mitad de cancha. Argentina gana el dominio y sale de contra por el espacio dejado por el zaguero del Monterrey. El beneficiado fue Ángel Di María, quien enganchó para su zurda y remató ajustadamente al segundo palo de Bravo. Gol y apertura para la Albiceleste. Balde de agua fría en la noche calameña. Los embates del Fideo, capitán de los argentinos ante la ausencia de Messi, fueron un dolor de cabeza constante para Chile. Vegas no lo pudo controlar. Terminó siendo amonestado, quedando suspendido para la visita a Bolivia, y sustituido en el entretiempo por Gabriel Suazo.

Argentina leyó mejor el duelo, ganando el medio y saliendo rápido por las bandas, por los forados que dejaban Díaz y Vegas cuando subían. La escuadra nacional se sacudió del golpe en los 20′, con una notable combinación entre Marcelino Núñez y Ben Brereton. El cruzado, quien paulatinamente se fue prendiendo en el lance, envía un centro que se cuela por la espalda de la defensa rival y el chileno-inglés cabecea por arriba de Dibu Martínez. Un golazo y una dosis de oxígeno para La Roja.

Estas Clasificatorias han estado repletas de imponderables para la Selección. Penales, expulsiones, lesiones. Siempre pasa algo que altera el plan. Durante el primer tiempo, Claudio Bravo sintió molestias físicas, obligando a Lasarte a hacer un cambio. El problema fue que en ese lapso, con Brayan Cortés preparándose para entrar, llegó el 2-1 transandino. Bravo da rebote a un remate del eficiente Rodrigo de Paul (hacia el medio) y Lautaro Martínez le devuelve la ventaja a los campeones de América. Cualquier intención de Chile para controlar el partido era de corta duración.

Argentina, ya clasificada para la Copa del Mundo, jugaba con la desesperación chilena, porque la obligación de los puntos era del anfitrión, que no lograba hilar una forma. Alexis Sánchez trataba de asumir un rol de armador, pero en el retroceso el equipo lo perdía cerca del área. Mientras tanto, a Eduardo Vargas no le quedaba ninguna con ventaja.

¿Cómo enmendar el camino? ¿Cómo sacudir el tablero? Era dura la misión para el complemento, considerando que Argentina solo había recibido un gol en sus últimos siete partidos de Eliminatorias (el de Brereton, en el primer lapso). Sin un generador de juego claramente definido, Sánchez continuaba en su rol de “10″. Luego de una hora, fueron al campo Mauricio Isla, uno que parecía descartado hace días, y Joaquín Montecinos, con el afán de darle velocidad a la banda derecha. Mientras tanto, Argentina hacía correr el reloj con una holgura envidiable. Chile cargó los ataques por la diestra.

Los ánimos se caldeaban y el tiempo corría, en contra de La Roja. Pulgar y Sánchez se ganaron amonestaciones evitables, producto de la calentura de la frustración y de las artimañas propias de los argentinos. Los defensores transandinos lograron desconcentrar a un Alexis “sacado”. No se asomaba ninguna luz para la Selección. La más clara fue en los 83′, con un cabezazo de Brereton, tras un centro venenoso de Montecinos, despejado por Martínez.

La frustración es notoria, porque la opción de llegar a Qatar se complica en demasía y porque el sentido de llevar a Argentina a Calama no fue aprovechado con la fuerza que se necesitaba. Al equipo de Lasarte le quedan tres partidos, dos de visita (y uno en Brasil). Para el duelo del martes, en La Paz, Vegas y Maripán quedaron descartados por amarillas. Y Bravo, lesionado. Todo está cuesta arriba.

Ficha del partido

Chile 1: C. Bravo (35′, B. Cortés); P. Díaz (60′, M. Isla), G. Maripán, G. Medel, S. Vegas (46′, G. Suazo); M. Núñez (60′, J. Montecinos), E. Pulgar, C. Aránguiz; E. Vargas (85′, V. Dávila), B. Brereton y A. Sánchez. DT: M. Lasarte.

Argentina 2: E. Martínez; N. Molina, N. Otamendi, Lis. Martínez, N. Tagliafico; R. de Paul (70′, G. Lo Celso), L. Paredes, A. Gómez; A. Di María (85′, A. Correa), Lau. Martínez (77′, J. Álvarez) y N. González (70′, M. Acuña). DT: W. Samuel.

Goles: 0-1, 9′, Di María, con un remate ajustado al segundo palo; 1-1, 20′, Brereton, cabezazo tras centro de Núñez; 1-2, 34′, Lautaro, captura rebote de Bravo.

Árbitro: A. Daronco (BRA). Amonestó a Vegas, Maripán, Pulgar, Sánchez, Montecinos (CH); Otamendi, De Paul, Paredes, Tagliafico (A).

Estadio Zorros del Desierto, Calama. Asistieron 8.000 personas, aprox.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.