Gabriel Suazo hace un llamado a Estadio Seguro: “Esperamos que la autoridad permita que este partido se juegue”

El capitán de Colo Colo, Gabriel Suazo, le solicitó a las autoridades que les permita jugar -a estadio lleno- con Universidad Católica.

El capitán de Colo Colo, Gabriel Suazo, le solicitó a las autoridades que les permita jugar -a estadio lleno- con Universidad Católica. FOTO:Francisco Longa/Agencia Uno

El capitán de Colo Colo condenó los incidentes vividos en el Estadio Monumental y pidió "evitar que por acciones temerarias se ponga en riesgo a todos quienes dan vida a este espectáculo".



El capitán de Colo Colo alzó la voz. Tras el mal comportamiento de los hinchas albos en el entrenamiento con público de este viernes, que terminó con varios heridos tras el colapso del techo del sector Cordillera del Estadio Monumental, Gabriel Suazo fijó su posición en una carta a la opinión pública.

“La mañana de este viernes vivimos una situación que será difícil de olvidar. Nuestro Arengazo, que debía ser una fiesta, estuvo muy cerca de transformarse en una tragedia, por culpa de unos pocos, que sin medir sus acciones, ponen en riesgo a todo el pueblo colocolino y también al fútbol”, comenzó diciendo el icono de los albos.

Luego el formado en Macul, describió que “desde la cancha -al principio- no entendimos lo que estaba sucediendo. Nos informaron que debíamos salir antes de lo previsto y poco después se nos detalló lo sucedido, frente a lo cual agradecimos que no hubo heridos de gravedad”. Sin embargo, el formado en Macul fue enfático: “Este accidente es un episodio más que empaña lo lindo que es nuestro deporte y que en el último tiempo, ha tenido como protagonistas más a personas que están fuera de la cancha que a la competencia misma”.

Dicho, esto, el lateral le pidió a Estadio Seguro y las otras instituciones pertinentes que les permitan llevar a cabo el encuentro programado para este domingo, contra Universidad Católica, y con el público que estaba previsto: 40 mil personas. “Desde el club se están tomando todas las medidas necesarias para evitar que una situación así se vuelva a repetir”, señaló y agregó que “esperamos que la autoridad así lo entienda y permita que este partido se juegue”.

Los argumentos del heredero de la jineta de David Arellano, son los malos años que ha tenido que sufrir el Cacique en este trienio. “Hemos enfrentado momentos difíciles, como la lucha por la permanencia, en medio del estallido social, y la pandemia, que afectó como nunca nuestro deporte y la vida de todos los chilenos y chilenas”, detalló. Y si bien volvió a insistir en jugar a estadio lleno, sostuvo que “para que esto ocurra, necesitamos del compromiso de todos. Necesitamos que este domingo vivamos esta nueva final como una fiesta que es. Necesitamos cuidarnos entre todos. Evitar que por acciones temerarias se ponga en riesgo a todos quienes dan vida a este espectáculo”.

Y para coronar su misiva, el seleccionado chileno hizo un estremecedor llamado: “Necesitamos que en nuestro estadio nunca más la gente no pueda asistir producto de sanciones. Necesitamos que gane el fútbol”. Lamentablemente, para el colocolino, aún no se obtiene el visto bueno para realizar el compromiso. Es más, la Policía de Investigaciones (PDI) elaboraba un informe sobre los graves hechos ocurridos y Estadio Seguro advirtió que es “complicado” que se permita el juego.

Sin embargo, Blanco y Negro -la concesionaria a cargo del Popular- trabaja a toda máquina en la reparación de la estructura dañada, con un costo 26 millones de pesos y obras que serán entregadas horas antes del crucial duelo.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.