Ocho heridos y dos fracturados en el Arengazo albo: hinchas de Colo Colo provocan el colapso de techo en el Monumental

El peso de los fanáticos que se ubicaron indebidamente el lugar provocó el derrumbe de parte de la estructura. La práctica pública había sido autorizada como motivación en la antesala al encuentro entre los albos y Universidad Católica


El Arengazo, el multitudinario entrenamiento público que Colo Colo suele cumplir en la cancha principal del Estadio Monumental antes de los partidos importantes, casi termina en tragedia. El techo de la tribuna Cordillera, uno de los sectores autorizados para recibir a los fanáticos que le tributarían el último aliento al equipo de Gustavo Quinteros antes del choque ante los cruzados, colapsó, lo que pudo producir consecuencias graves.

Un número considerable de barristas se ubicó indebidamente sobra la estructura, lo que provocó su derrumbe. Dos letreros publicitarios cayeron sobre el sector. Hasta el momento, no se ha conocido información oficial respecto de la existencia de heridos. Preliminarmente, se ha informado de ocho heridos, dos de ellos fracturados.

El incidente se produce en la misma semana en que barristas de Universidad Católica provocaron la interrupción del encuentro entre los cruzados y Universidad de Chile, por los cuartos de final de la Copa Chile, al lanzar fuegos artificiales. Uno de esos artefactos impactó al portero azul Martín Parra, quien sufrió un severo trauma acústico, del que aún intenta recuperarse.

Después de la compleja situación, la práctica del equipo albo fue suspendida, por lo que el plantel se dirigió inmediatamente a los vestuarios.

Actividad autorizada

El Arengazo es una actividad permitida por las autoridades, que ya se ha realizado en numerosas ocasiones anteriores. De hecho, se realiza una planificación anticipada, en la que se establece el aforo que se autorizará para la reunión. Los hinchas albos suelen ocupar la tribuna Cordillera y parte de la localidad Galvarino para completar los ocho mil cupos que se permiten.

El incidente que ocurrió en esta jornada recuerda, inevitablemente, una situación que sí terminó con los peores resultados: en 1993, producto de la visita del Real Madrid, se produjo el mismo fenómeno: producto del peso de los fanáticos que ocupaban ese sitio, parte de la techumbre cedió. Esa vez, hubo un fallecido y 77 personas resultaron heridas.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles




Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.