“Con Extreme E somos los primeros en el motorsport con un formato deportivo con igualdad de género”

FEBRUARY 18: Alejandro Agag, CEO, Extreme E during the Saudi Arabia on February 18, 2022. (Photo by Carl Bingham / LAT Images)

El próximo 24 y 25 de septiembre se disputará el Antofagasta Minerals Copper X Prix, penúltima ronda de la segunda temporada del rally de SUV eléctricos y que tendrá como escenario el desierto de Atacama.




El 24 y 25 de septiembre se disputará en el desierto de Atacama la quinta fecha de la Extreme E, la competencia de todoterrenos eléctricos que se creó hace dos años con el objetivo de concientizar al mundo sobre los graves problemas medioambientales.

El Antofagasta Minerals Copper X Prix se anunció a finales del año pasado y será la penúltima ronda de la segunda temporada y marcará el estreno de la competencia en el subcontinente, para luego ir a Punta del Este, Uruguay (Brasil y Argentina debieron suspender sus fechas el año pasado).

A solo unos días de que se realice, conversamos con Alejandro Agag, CEO y fundador de la carrera.

¿Cómo evalúa las dos primeras temporadas de Extreme E y el impacto que ha tenido en las personas y lugares donde se celebraron las carreras?

Ha habido una respuesta enormemente positiva a Extreme E a lo largo de nuestra temporada de apertura y ahora que estamos a más de la mitad de nuestra segunda, sigue mejorando cada vez más.

La reacción ha sido increíble. Desde los gobiernos hasta las ONG y nuestros fans, se dan cuenta del gran potencial e impacto de la serie. No solo utilizamos nuestra plataforma deportiva impulsada por un propósito para educar sobre los problemas climáticos, sino que también mostramos las soluciones de las que ellos y la comunidad global en general pueden ser parte.

Por último, el espíritu detrás del Campeonato es mostrar SUV eléctricos y tecnologías futuristas en algunos de los lugares más remotos y extremos del mundo. Nuestro objetivo es siempre resaltar el impacto del cambio climático, promover la adopción de vehículos eléctricos y allanar el camino hacia un futuro más sostenible que proporcione una plataforma de automovilismo con igualdad de género pionera en el mundo.

¿Cuáles son las razones para elegir Chile como una de las ubicaciones de Extreme E?

La decisión de Extreme E de competir en esta parte de Chile fue tomada por los desafiantes problemas climáticos que enfrenta esta región. Queríamos destacar la degradación de la biodiversidad en la región causada por la aridez extrema, así como centrarnos en la industria del cobre, que es un aspecto crucial de la electrificación.

Al igual que en muchos otros países, se espera que las temperaturas promedio anuales en Chile aumenten y todo esto se debe al cambio climático. A pesar de los niveles variables de precipitación en otros lugares, el desierto de Atacama en Chile sigue siendo una de las regiones más secas de la Tierra, proporcionando el telón de fondo perfecto para que Extreme E difunda la conciencia sobre los problemas climáticos y las posibles soluciones junto con nuestros socios.

¿Existe la posibilidad de que Chile vuelva a tener Extreme E en las próximas temporadas?

¡Todas las del mundo! Dondequiera que vayamos, nuestro objetivo no solo es “correr sin dejar rastro”, sino también poner de relieve lo que realmente está sucediendo aquí. No solo eso, sino también dejar un legado positivo y hacer cambios para mejor la comunidad y para el medio ambiente. Esto significa que nuestro Legacy Programme en el área continuará mucho después de que hayamos corrido allí, y regresaremos para asegurarnos de que siga progresando y que continúe creando un cambio duradero.

JULY 05: Hedda Hosas (NOR) / Kevin Hansen (SWE), JBXE during the Sardinia on July 05, 2022. (Photo by Andrew Ferraro / LAT Images)

Sin embargo, la misión de Extreme E es visitar tantos lugares diferentes como sea posible en el mundo que se vean afectados negativamente por la interferencia humana o por el cambio climático para crear la mayor conciencia posible.

¿Cuáles han sido las mayores dificultades que ha encontrado para llevar a cabo el Extremo E en Chile y en el resto del mundo?

Las principales dificultades fueron, por supuesto, la pandemia de COVID-19, que comenzó desde nuestros inicios y aún continúa en 2021, que tuvo un gran impacto en dónde podíamos viajar. Éramos un campeonato incipiente, teníamos una gran cantidad personas pendientes del éxito de lo que estamos tratando de hacer, y ya teníamos un gran desafío logístico por delante sin una pandemia global, lo que simplemente hizo las cosas aún más difíciles.

Habíamos planeado correr en el Amazonas, pero no pudimos hacerlo en 2021. En cambio, nos sometimos a un enorme programa de legado este año, viajando a Brasil, donde nuestro trabajo vital de legado involucró la reforestación de 100 hectáreas de la selva tropical. Tomamos al Dr. Francisco Oliveira de nuestro equipo del Comité Científico junto con una de las conductoras de Extreme E, Sara Price, fue increíble.

Este año, nos encontramos con algunos desafíos, uno de los cuales causó interrupciones en nuestro itinerario e impactó algunos de nuestros viajes, particularmente a Cerdeña a principios de este año. Afortunadamente, más tarde pudimos retomar lo planeado originalmente. Fue un gran éxito, ya que esto nos dio la oportunidad de organizar nuestra primera doble fecha allí, mostrando lo que podemos lograr a pesar de los obstáculos en nuestro camino.

Ha habido cierta aprensión sobre el desarrollo de esta raza en el desierto, debido al impacto que puede generar... ¿cómo has lidiado -las precauciones que han tomado- con estos temas para cuidar el desierto y lo que implica una carrera?

Extreme E trabaja duro para dejar un legado positivo en cada ubicación de la carrera, y las áreas que visitamos ya están dañadas por el cambio climático. En el caso de Chile, es el desierto de Atacama, uno de los lugares más secos del mundo que se está convirtiendo en un ambiente cada vez más extremo como consecuencia del aumento de las temperaturas.

‘Carrera sin dejar rastro’ es lo que incorpora nuestra serie cuando elegimos nuestras ubicaciones y determinamos su idoneidad, ya que investigamos cuidadosamente los impactos ambientales de nuestras carreras, lo que también se logra al no tener espectadores en el sitio para minimizar los efectos sobre el medio ambiente en la ubicación.

Nos esforzamos por dejar el área con un impacto más sostenible y el mayor impacto vendrá de nuestro programa Chile Legacy P. El Antofagasta Minerals Copper X Prix promoverá soluciones sostenibles para la gestión del agua y mejorará activamente la biodiversidad en la región.

Estoy emocionado de ver lo que podemos lograr junto a Antofagasta Minerals. Esta es una organización minera con influencia real que tiene la misión de revolucionar la industria a través de métodos innovadores e inclusivos impulsados por la energía renovable y la gestión sostenible del agua, al tiempo que se compromete con la preservación de la biodiversidad.

¿Cuál es el mensaje que quieres dejar con estas carreras?

La misión de Extreme E es para nosotros la poderosa y entretenida plataforma que el deporte proporciona para mostrar el rendimiento de los vehículos eléctricos en climas extremos, al tiempo que crea conciencia sobre la crisis ambiental actual.

También somos los primeros en el motorsport con un formato deportivo con igualdad de género completo donde las mujeres compiten por igual junto a los hombres, lo que es enormemente inspirador y verdaderamente transformador en este deporte históricamente dominado por los hombres.

Extreme E está rompiendo el molde del automovilismo. No solo se trata de proporcionar una plataforma de agarre para acelerar la innovación sostenible en el automovilismo, con algunos de los mejores equipos y pilotos del mundo, desde Jenson Button hasta Lewis Hamilton, Nico Rosberg y McLaren, sino que también es un movimiento. Y este es también el caso, ya que inspiramos y damos la bienvenida a la nueva generación en nuestra iniciativa del programa Racing for All.

Se trata de atraer a una audiencia nueva, más joven y orientada a un propósito al automovilismo, lo que implica que los conductores comprendan más sobre los lugares en los que competimos y lo que nosotros, como personas comunes, podemos hacer para abordar el cambio climático .

Dondequiera que vayamos, nos asociamos con organizaciones locales que trabajan para restaurar los entornos degradados en los que corremos a través de nuestros Programas de Legado, como plantar un millón de manglares en Senegal o empoderar a jóvenes creadores de cambio climático en Groenlandia.

¿Hay alguna acción extra con las comunidades en las zonas donde se desarrolla la carrera? ¿Cuál en el caso de Chile?

Uno de nuestros principales objetivos en Chile es enfocarnos en la minería de cobre y mostrar el trabajo de la empresa chilena, Antofagasta Minerals, que se esfuerza por extraer utilizando métodos más innovadores e inclusivos. No es ningún secreto que los vehículos eléctricos dependen en gran medida del cobre no solo para la producción, sino también para la carga de baterías, y junto con Antofagasta Minerals, Extreme E tiene como objetivo resaltar el desarrollo de alternativas sostenibles.

El Grupo es pionero en el uso de agua cruda de mar y ahora está construyendo una planta de desalinización en su operación de Los Pelambres. Anticipa que el agua de mar cruda o desalinizada y el agua reciclada representarán el 90% del consumo de las operaciones mineras del Grupo en 2025.

Adicionalmente, y no menos importante, Extreme E apoya y defiende los extensos proyectos comunitarios que se llevan a cabo en la región gracias en gran parte al trabajo de Antofagasta Minerals. Centrándose en su propio pilar de igualdad de género, la compañía tiene una carrera de empleo femenino superior a la media (dentro de la industria) del 17,8%, también lograda a través de su programa de Aprendizaje Comunitario.

Sigue en MTOnline

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.