Diputada Emilia Nuyado: “De aprobarse la ley que sanciona la incitación a la violencia, Ignacio Urrutia (UDI) debiera estar preso”

Emilia Nuyado
AgenciaUno

En entrevista con La Tercera, la parlamentaria socialista abordó la burla que le hizo el parlamentario gremialista durante la interpelación a Chadwick. "Es muy sarcástico, no le importa nada, tiene esa actitud como preconcebida, de actuar con odiosidad, de pararse y hablar siempre con voz fuerte como patrón de fundo", señaló.


Esta semana, la bancada de diputados del Partido Socialista resolvió llevar a la comisión de Ética de la Cámara Baja al parlamentario de la UDI, Ignacio Urrutia.

La acción se tomó luego de que Urrutia –quien  ha protagonizado diversas polémicas en el hemiciclo– se burlara de la diputada socialista, Emilia Nuyado, al inicio de la interpelación que le realizó este martes al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca el 14 de noviembre en Ercilla.

Justo cuando la parlamentaria -de origen mapuche-, comenzaba su intervención en mapudungun, se escuchó un comentario en voz alta del parlamentario Urrutia preguntando si Nuyado estaba “hablando en inglés”. Situación que él luego negó.

En entrevista con La Tercera, la parlamentaria aborda en extenso la situación y responde también a las acusaciones que le formuló luego el parlamentario UDI, asegurando que fue un “desatino total” que hablara en mapudungun y que “ella me dijo que no sabía (hablar esa lengua)”.

¿Cómo evalúa la intervención del diputado Urrutia en medio de la interpelación?

Con mi exposición se sintió tocado, pero lo hace desde una forma siempre desde la posición de la prepotencia. Es un diputado que le gusta la polémica, que por eso precisamente se le conoce. Es muy sarcástico, no le importa nada, tiene esa actitud como preconcebida, de actuar con odiosidad, de pararse y hablar siempre con voz fuerte como patrón de fundo.

Cree que todos los demás no son personas, no son sujetos de derechos, no tienen derecho a hablar su lengua, no tienen derechos plantear la situación compleja que se vive, y eso vine desde hace décadas.

¿Le parece correcto entonces que nuevamente el caso del diputado sea enviado a la comisión de Ética?

Sí, pero acá lo que debiera pasar es que se apruebe prontamente la ley que sanciona la incitación violencia, bajo la cual él prácticamente debiera estar preso, por lo que él ha dicho y por lo que significa para los pueblos indígenas. A él ya no le importa ir a la comisión (de Ética) y pagar, no le interesa.

Ahora para él es fácil llegar y pagar 667 mil pesos, que fue lo que pagó por la atrocidad que dijo respecto de las víctimas de la dictadura. La violación de los Derechos Humanos para él no significa nada.

Hoy el parlamentario insistió en que lo que realmente dijo fue: “ministro respóndale en inglés”, deslizando incluso que usted era quien faltaba el respeto y que realmente no habla mapudungun.

Eso es lo que él dice, pero en la práctica, los que estaban más cerca escucharon algo distinto. Él no quiere aparecer como que él haya renegado frente a una lengua. Él no quiere quedar así, por eso dice que no dijo eso, porque según él yo fui la que faltó el respeto.

Lo que yo hice fue un saludo formal y él a eso le molestó. No voy a caer en eso de si hablo o no mapudungun, lo que tiene que quedar claro es la actitud que él ha tenido, defendiéndose además inventando otras cosas. Este un tema que tiene que ver con su actitud de sentirse superior a todos.

En entrevista con Radio Imagina, además, Urrutia sostuvo que abordó este hecho con usted y que incluso tienen una buena relación. ¿Es así?

Así como una buena relación, no. Es una relación de prudencia, no donde yo me ande tomando un café con él, eso jamás ocurriría con Urrutia, porque para él sería una bajeza horrible, cómo se va a sentar con una mapuche. Es una relación desde la distancia, porque compartimos en la comisión de Agricultura (de la Cámara de Diputados).

Yo me lo encontré ayer en la tarde y me dijo: diputada yo no quise decir eso, y yo, sin comentario. Yo dije no voy a aceptar ese comentario, porque él está afectando, ironizando, burlándose y generando odiosidades y desprecio por los pueblos indígenas de Chile, por lo que significa la lengua y la cultura.

¿Usted considera entonces que él viene a perpetuar lo que ha sido un mal trato extendido a los pueblos originarios?

Claro, eso es lo que él ha producido. Esa falta de respeto también se traduce en el mal trato que han recibido educadoras en las escuelas, porque si usted escuchara los tratos que reciben, son iguales a los que da Urrutia en el Congreso.

A pesar de que el convenio 169 señala cómo se debe respetar las culturas y la lengua de los pueblos indígenas, nos encontramos con directores y profesores que tienen la misma actitud del diputado. También nos encontramos con un Ministerio de Educación que tampoco ha querido reconocer desde la propia lengua a los pueblos.

¿Es para usted una expresión más de lo que se ha dado por años entre el Estado de Chile y el Pueblo Mapuche?

Por su puesto, es lo mismo que vivieron mis abuelos, mis padres, en los propios establecimientos educacionales donde a latigazos se les quitó la lengua. A latigazos se les enseñó a hablar el castellano como una lengua oficial. Esto está impuesto desde arriba y desde la sociedad misma que contradice y nos quiere ver desaparecidos.

Hay gente que siempre va a tener esa actitud, y Urrutia representa eso, representa al sector que sigue manteniendo en su ser como humano, de cual tiene muy poco, el no respeto a la diversidad cultural, social y racial.

Es una cadena que nunca va a terminar con este tipo de actitudes, por eso es importante que esto cambie y sea igual para todos, hasta para los nietos del diputado Urrutia. Hay que valorar la cultura del que está ahí contigo, no los puedes echar, porque al final el migrante es él, migrante es Urrutia, el migrante que el Presidente (Sebastián Piñera) rechaza.

¿Qué le parece entonces que el diputado, pese a que ha sido sancionado y ha protagonizado una serie de polémicas, siga en el Congreso?

Todos han visto que esta no es la primera vez. Ya es habitual que él por cualquier tema que se aborde él hace comentarios muy bruscamente. Siempre ha sido el más deslenguado. No siente nada de asco al ir recurrentemente a la comisión (de Ética) a dar explicaciones, porque al parecer a se siente tan bien con los dichos que ha señalado.

Él se molesta, no soporta que alguien que no sea de la sangre privilegiada que cree tener, haya llegado al Congreso y vaya a hablar en una lengua que para él debió haber muerto.

Permanece (en el Parlamento) porque, cuestionablemente, representa a un porcentaje de la sociedad que piensa así de nosotros.

#Tags


Seguir leyendo