Solo 12 ejemplares de cada uno: los primeros Bentley Blower y Bacalar ya están listos

Cada ejemplar se fabrica de forma artesanal a cargo de la división especializada en crear autos a la carta Mulliner.




Mulliner, la división de personalización de Bentley, inicia la semana anunciando que ya está listos las primeras unidades de dos autos muy dispares: el Bower y el Bacalar, de los cuales solo se fabricarán 12 ejemplares de cada uno. Como era de esperar, ya están todos vendidos.

El Bentley Blower es una réplica del modelo del mismo nombre, del cual la marca solo produjo cuatro ejemplares durante los años 20. Tomando uno de ellos, se escanearon todas sus piezas en 3D para poder replicarlas con exactitud, creando una copia virtualmente idéntica del original salvo por la incorporación de ciertos sistemas de seguridad.

Hasta tal punto llega el respeto por el clásico, que monta el mismo motor de 4.398 cc con 240 caballos de potencia.

Por su parte, el Bentley Bacalar tiene un diseño inspirado en el concept EXP 100 GT, una de las propuestas más exclusivas y personales de Bentley presentadas con motivo de su centenario celebrado en 2019.

Se trata del segundo biplaza de la historia de Bentley, un descapotable de aspecto muy deportivo que exhibe músculo sin pudor y además monta un propulsor 6.0 W12 biturbo que entrega 659 Hp y 900 Nm de par.

En esta primera unidad la carrocería de fibra de carbono está terminada en un color específico, llamado Atom Silver. Las llantas son unas Tri-Finish de 22 pulgadas, pulidas con radios de satín gris oscuro y reflejos Moss Green brillantes.

“Ver estos dos primeras unidades terminadas le ha dado a todo el equipo un enorme sentido de orgullo. Se han invertido años de trabajo en el diseño y desarrollo de estos proyectos, y verlos juntos es increíblemente gratificante. Estos autos son totalmente únicos, absolutamente hechos a medida y, sin embargo, se han fabricado con los mismos estándares de calidad que cualquier otro Bentley”, afirmó Paul Williams, director de Mulliner.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.