Cómo hacer una tarta de frutilla, chocolate blanco y lavanda

Platos Francisca Rozner Revista Paula; La Tercera Foto: Alejandra González Guillén Santiago; 22 septiembre 2021




Ingredientes

Para la masa:

• 60 g azúcar flor

• 120 g mantequilla fría cortada en trozos

• 180 g harina

• 1 yema

• Vainilla

Para el relleno:

• 300 g frutillas frescas

• 15 g azúcar

• 8 - 10 flores de lavanda

• 400 g chocolate blanco

• 70 g mantequilla sin sal

• 10 frutillas frescas

Decoración:

• Frutillas

• Flores de lavanda

Preparación

1. Para la masa en un bowl, juntar azúcar flor, mantequilla, harina y vainilla. Generar fricción con ambas manos hasta formar una arenado uniforme. Agregar la yema y mezclar hasta formar una masa homogénea. No amasar. Luego aplastar y envolver en film plástico y dejar reposar por 20 min en refrigerador.

2. Estirar la masa con el uslero y forrar un molde de tarta desmontable de 24 cm. Pinchar la base con un tenedor y congelar por 30 min.

3. Precalentar el horno a 170°C o a fuego medio. Forrar la base con plástico film en forma de cruz, dejando un excedente por los costados. Llenar el interior con lentejas o arroz. Tapar la superficie con el excedente del film (esto sirve para que la masa no se caiga de los bordes).

4. Hornear por 15 min. Retirar el interior de film con lentejas. Hornear por 10 min más o hasta que la base esté dorada. Dejar enfriar.

5. Para el relleno, retirar la parte verde de la primera parte de frutillas, cortarlas por la mitad y disponer dentro de una olla junto con el azúcar. Llevar a fuego suave hasta que las frutillas estén blandas.

6. Verter la fruta dentro de un bowl, agregar la lavanda, remover, tapar con film plástico y dejar enfriar. Retirar las flores, triturar la fruta con la minipimer o en una juguera y filtrar por un colador fino. Deben quedar 200 g. de pulpa.

7. Fundir el chocolate blanco a baño María con el fuego apagado y sin que el bowl toque el agua o en microondas a potencia mínima. Entibiar la pulpa y verter sobre el chocolate fundido. Revolver hasta lograr una mezcla homogénea.

8. Retirar la parte verde de las 10 frutillas restantes, cortarlas en cubos pequeños y mezclar con el relleno. Verter dentro de la base de masa horneada. Emparejar la superficie y refrigerar de un día para otro.

9. Desmoldar la tarta y decorar con frutillas frescas y flores de lavanda.

Platos Francisca Rozner Revista Paula; La Tercera Foto: Alejandra González Guillén Santiago; 22 septiembre 2021

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.