El nuevo Galaxy Z Fold 4 de Samsung, de US$ 1.800, pone a prueba los presupuestos de la gama alta

La compañía surcoreana estrena un nuevo celular plegable de gama alta y un Galaxy Z Flip 4 más pequeño y de menor precio, ya que los dispositivos más caros desafían la caída del sector.


NUEVA YORK- El sector de los smartphones se está desplomando, salvo en el caso de los dispositivos más caros. Samsung Electronics Co. está poniendo a prueba los límites de esa demanda de gama alta.

Este miércoles, Samsung presentó sus últimos modelos de dos de los teléfonos más caros del mundo. El Galaxy Z Fold 4, que se convierte en el porte de una pequeña tablet cuando se abre, costará unos US$ 1.800. El Galaxy Z Flip 4, más compacto, costará unos US$ 1.000. Los teléfonos tienen precios similares a las versiones del año pasado y estarán disponibles en Estados Unidos a finales de este mes.

Los envíos totales de smartphones cayeron un 8% en el primer semestre de este año en comparación con el mismo periodo de 2021, en gran parte debido a que los consumidores han recortado el gasto en bienes no esenciales en medio de la inflación y de unas perspectivas económicas más débiles, según la empresa de investigación Counterpoint Research. Los descensos fueron más pronunciados en el caso de los dispositivos de menor precio, publicó.

Foxconn Technology Group, el mayor ensamblador de iPhone del mundo, declaró este miércoles que la demanda de teléfonos inteligentes y otros productos electrónicos de consumo se está ralentizando, lo que le lleva a ser cauto en el trimestre actual.

Los envíos de celulares “ultrapremium” -dispositivos que se venden por US$ 900 o más- crecieron más de un 20% durante el mismo periodo, comentó Counterpoint. Esta categoría comprende principalmente los iPhones de Apple Inc. y los dispositivos de marca Samsung.

La resistencia de la clase alta del sector de la telefonía refleja la del negocio de los artículos de lujo, ya que los consumidores más adinerados se muestran dispuestos a seguir gastando en ropa, carteras y joyas a pesar de las dificultades económicas. Marcas como LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SE, Ralph Lauren Corp. y Kering SA, propietaria de Gucci, han registrado un fuerte crecimiento este año.

A su vez, Apple, en su último trimestre, registró un sorprendente aumento de las ventas del iPhone, desafiando las expectativas de los analistas de un descenso. No ha habido un impacto macroeconómico evidente en las ventas del iPhone en los últimos meses, aseguró el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en una teleconferencia el mes pasado.

Samsung, por su parte, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, dijo recientemente que espera que el mercado global de smartphones se mantenga plano o experimente un crecimiento mínimo este año. Asimismo la compañía surcoreana expresó su optimismo de que sus dispositivos con pantalla plegable, que están entre sus productos más caros, se venderán bien.

La demanda de iPhones y de los dispositivos de Samsung, impulsada en los últimos años por la llegada de la conectividad 5G ultrarrápida y el derroche de tiempo de la pandemia en gadgets, debería seguir siendo alta, declaró Tom Kang, analista de Counterpoint con sede en Seúl. “Está claro que los consumidores acomodados no se ven afectados por los vientos en contra económicos actuales”, dijo Kang.

El más pequeño de los dos nuevos dispositivos, el Galaxy Z Flip 4, es una actualización del modelo que representó la mayor parte de las ventas de celulares plegables de Samsung el año pasado. Cuando se abre completamente sobre su eje vertical, tiene una pantalla de 6,7 pulgadas. Cuando está cerrado, tiene la mitad de tamaño que la mayoría de los smartphones convencionales, y los propietarios pueden ver los mensajes de texto y otras alertas en una pantalla exterior más pequeña. En comparación con la versión del año pasado, Samsung dice que el Galaxy Z Flip 4 hace mejores fotos y tiene una bisagra más delgada y una batería más grande.

Por otro lado, el Galaxy Z Fold 4, más robusto, tiene una pantalla del porte de una tablet de 7,6 pulgadas en diagonal cuando se muestra por completo. Se abre y se cierra como un libro y, cuando está cerrado, tiene una pantalla exterior de 6,2 pulgadas que realiza la mayoría de las funciones del smartphone. La nueva versión tiene una bisagra ligeramente más delgada y mejores capacidades de cámara, explicó Samsung. Ambos modelos son resistentes al agua.

Además, el Galaxy Z Fold 4 es el primer dispositivo que usa Android 12L, una versión del sistema operativo creada por Google de Alphabet Inc. específicamente para tablets y teléfonos plegables, dijo Samsung.

Junto a los dos celulares plegables, Samsung presentó también este miércoles dos nuevas versiones de su Galaxy Watch 5, así como una nueva edición de sus audífonos inalámbricos Galaxy Buds, los Galaxy Buds 2 Pro. Para el lanzamiento en la ciudad de Nueva York, la compañía reunió a los principales ejecutivos y socios en un evento de producto por primera vez desde el inicio de la pandemia.

Samsung tiene mucho en juego para que el Galaxy Z Fold 4 y el Galaxy Z Flip 4 sean un éxito. Dado su elevado precio y sus mayores márgenes, los dispositivos plegables podrían representar alrededor del 60% de los beneficios operativos de la división de móviles de Samsung, a pesar de representar aproximadamente una sexta parte de los envíos de teléfonos inteligentes de la compañía, comentó Sanjeev Rana, un analista con sede en Seúl de la correduría CLSA.

En todo el sector, los smartphones más caros representan alrededor del 10% de los envíos anuales, pero cerca del 70% de los beneficios de la industria, aseguró Counterpoint.

La marca Samsung fue pionera en una industria que se había quedado estancada cuando lanzó el primer smartphone plegable convencional hace más de tres años, pero el Galaxy Fold original tropezó desde el principio. Los defectos de diseño retrasaron su lanzamiento. Luego la pandemia cerró las tiendas, cortando las oportunidades para que los posibles adoptantes tempranos probaran los dispositivos, han dicho los ejecutivos de Samsung. Con esto, muchos consumidores se resistieron a un precio inicial cercano a los US$ 2.000.

El año pasado, el Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3 de Samsung registraron mayores ventas gracias a la reducción de precios. La empresa también impulsó la demanda mediante promociones agresivas y descuentos por promoción que hicieron que las compras fueran más accesibles.

Según Counterpoint, se espera que los envíos de smartphones plegables en todo el mundo alcancen un total de casi 16 millones de unidades este año, un 73% más que el año anterior. También, prevé que Samsung acapare aproximadamente el 80% del mercado de los plegables este año.

Los otros plegables del mercado -que se venden a precios inferiores al umbral ultra-premium- incluyen grandes marcas chinas, como Huawei Technologies Co. y Xiaomi Corp. así como Vivo y Oppo, propiedad de BBK Electronics Co. Motorola, de Lenovo Group Ltd., que lanzó por primera vez un celular de este formato en 2019, y tiene previsto presentar un nuevo modelo este mes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.