¿Cómo funcionan las tres dosis de Coronavac frente a las variantes Delta y Ómicron? Estudio realizado en un centenar de chilenos entrega los primeros resultados

Foto: AFP.

Es uno de los esquemas que se está probando como dosis de refuerzo y esta semana, los investigadores publicaron los primeros resultados frente a las nuevas cepas del coronavirus.


Desde que se comenzaron a aplicar las vacunas contra el virus Sars-CoV-2 como una manera de controlar la pandemia de Covid-19, se vio que la inmunidad que generaban en los inoculados disminuía con el paso del tiempo por lo que se hacía necesario una tercera dosis y ahora sabemos que también se requiere una cuarta.

Desde agosto del año pasado, en Chile se está realizando un estudio que evalúa la inmunidad en las personas que han recibido dos y tres dosis de Coronavac, cuando la mayoría ha sido inoculada con dos dosis de la fomulación del laboratorio chino Sinovac y una tercera de la farmacéutica Pfizer/BioNTech u Oxford/Astrazeneca.

En noviembre y con 77 personas en evaluación, el grupo de investigadores de la Universidad Católica y el Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), el mismo que realiza los estudios científico-clínicos en Chile de la vacuna Coronavac del laboratorio chino Sinovac, entregó los primeros resultados (sin revisión de pares) como pre print en el sitio MedRvix.org: quienes han recibido una tercera dosis de Sinovac logran elevar en 12 veces (en promedio) la cantidad de anticuerpos neutralizantes en comparación con lo que tenían a los cinco meses de la segunda dosis.

FOTO: REUTERS

Ahora, con más semanas de evolución y 100 personas analizadas, el mismo equipo realiza una actualización de datos, esta vez, incorporando a la observación la respuestas de las vacunas frente a variantes Delta y Ómicron.

Las pruebas

En la nueva publicación los investigadores muestran el efecto de una dosis de refuerzo de CoronaVac en la respuesta inmune anti-Sars-CoV-2 generada contra Delta y Ómicron en los adultos, personas que se vacunaron entre veinticuatro y treinta semanas después de la segunda dosis.

Después de esta dosis de refuerzo, se midieron los anticuerpos neutralizantes y las respuestas de células T. “Las capacidades de neutralización y la activación de células T contra las variantes Delta y Ómicron se detectaron después de la dosis de refuerzo, evidenciando un aumento significativo en los anticuerpos neutralizantes cuatro semanas después de la dosis de refuerzo. También observaron un aumento en el número de células T CD4+ con el tiempo, alcanzando un pick cuatro semanas después de la dosis de refuerzo.

“Además, los anticuerpos neutralizantes y las células T específicas de Sars-CoV-2 inducidas por el refuerzo mostraron actividad contra Delta y Ómicron”, dice el resumen de la publicación. Esta es la inmunidad de memoria,

El doctor Alexis Kalergis, profesor titular de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, explica que “después de la segunda dosis de CoronaVac, se observa que los linfocitos T capaces de reconocer a proteínas del Sars-CoV-2 van progresivamente incrementando en el tiempo, los que aumentan aún más con la tercera dosis o dosis de refuerzo. La evaluación se hizo a las 2 y 4 semanas después de la segunda dosis, 6 meses después de la primera dosis (con un aumento 5 veces en comparación con el nivel basal), y 4 semanas después de la dosis de refuerzo (7 a 9 veces respecto del nivel basal).

FOTO: LUIS ENRIQUE SEVILLA FAJARDO/ LA TERCERA

La doctora Susan Bueno, trofesora titular UC y Directora Científica del Estudio Científico-Clínico para CoronaVac en Chile, señala que los anticuerpos neutralizantes presentes en individuos que recibieron tres dosis de CoronaVac son capaces de reconocer a las variantes Delta y Ómicron, aunque su capacidad de neutralización es entre 2 a 5 veces menor si se compara con la capacidad que poseen estos anticuerpos de neutralizar a la cepa original de SARS-CoV-2. Sin embargo, sobre el 75% de los individuos evaluados poseen anticuerpos con capacidad neutralizante para ambas variantes.

La investigadora agrega que la evaluación de anticuerpos neutralizantes se realizó mediante tres metodologías diferentes: ensayo de neutralización convencional, ensayo de neutralización sustituta y ensayo de neutralización de virus pseudotipeado y con la tres, los resultados fueron similares.

Inmunidad de memoria

Kalergis añade que en aquellas personas que recibieron tres dosis de la vacuna de Sinovac, los linfocitos T (células encargadas de combatir la infección) se estimulan con proteínas derivadas de la cepa original y de las variantes Delta y Ómicron. “Este resultado sugiere que la respuesta inmune celular no sufriría una reducción en su capacidad de reconocer células infectadas con cualquiera de las variantes de SARS-CoV-2 identificadas hasta ahora” a diferencia de los anticuerpos neutralizantes que sí se reducen.

“En resumen, los resultados de este estudio sugieren que el esquema de vacunación de tres dosis de CoronaVac permitiría prevenir el desarrollo de una enfermedad severa causada por las variantes Delta y Omicron, pues induce anticuerpos y células capaces de reconocerlas. Es esperable que estos resultados de inmunogenicidad se puedan traducir en efectividad de la vacuna para protegernos contra la variante en esta nueva ola que nos está afectando”, detalla Bueno y agrega que ”la vacuna induce linfocitos T capaces de reconocer a las variantes de manera equivalente al reconocimiento de la variante original”.

Lea más en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.