Todo lo que sabemos de CoronaVac, la vacuna del laboratorio Sinovac en Chile

Tras la polémica suscitada por las declaraciones de un funcionario de salud chino, que señaló que las vacunas de ese país contra el Covid-19 "no tenían tasas de protección muy altas" y que evaluaban nuevas fórmulas para reforzar su efectividad, expertos y autoridades salieron a defender el medicamento de Sinovac, clave en la campaña de vacunación en el país.




A este lunes 12 de abril, de las más de 14 millones de dosis recibidas, y sumando personas vacunadas con 1° y 2º dosis, en Chile se han administrado 12.031.595 dosis, de una población objetivo de 15.200.840 personas, según el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS). Y de los vacunados hasta ahora, 10.612.593 millones pertenecen a CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac.

Esta cifra no sólo realza la importancia del medicamento chino en la campaña vacunatoria en el país, sino también da cuenta de la preocupación que generaron las declaraciones del jefe de la agencia china de control de enfermedades, Gao Fu, quien este sábado señaló que las vacunas de ese país contra el Covid-19 no tenían tasas de protección muy altas y que evaluaban nuevas fórmulas para reforzar su efectividad.

Aunque posteriormente, el funcionario precisó que sus declaraciones fueron parte de “un completo malentendido”, en los 17 países que hoy administran la vacuna del laboratorio chino -incluyendo Chile- se generó una verdadera ola de cuestionamientos al medicamento, todo en medio de una pandemia que no da tregua, con 137 millones de casos y casi 3 millones de fallecidos a nivel mundial, sino también con el alza de las diversas variantes del patógeno, que sobrepasan las 4 mil.

“Punto crítico”

De hecho, para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia alcanzó un estatus más complejo, con infecciones que crecen exponencialmente, aunque espera pueda ser controlado en unos meses si se toman las medidas adecuadas.

Estamos en un punto crítico. La trayectoria de la pandemia está creciendo de forma exponencial. No es la situación en la que queremos estar 16 meses después del inicio de la pandemia, cuando disponemos de medidas de control eficaces”, dijo a la prensa Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la OMS en la lucha contra el virus.

“No es la situación en la que queremos estar 16 meses después del inicio de la pandemia, cuando disponemos de medidas de control eficaces”, agregó.

“Es la séptima semana consecutiva de aumento de los casos, y la cuarta semana consecutiva de aumento de las muertes”, destacó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Para Tedros, aunque la pandemia está “lejos de haber terminado”, hay razones para ser optimistas, como la disminución del número de casos y de muertes durante los dos primeros meses del año, lo cual demostró que el virus y sus variantes “pueden ser detenidos”.

Y en relación a las vacunas chinas Sinopharm y Sinovac, el organismo dijo hoy que son confiables en términos de seguridad y eficacia, pero aún falta información al respecto, debido a que se trata de medicamentos dispuestos con autorización de emergencia, y los distintos estudios se van actualizando a medida que pasan los días.

Muy confiable

Por otro lado, expertos insisten en los beneficios del medicamento chino administrado en el país. Así lo expresó este lunes el ministro de Salud, Enrique Paris, señalando que “la vacuna Sinovac es una vacuna segura y confiable. Se debe contar con total tranquilidad con esta vacuna, ha demostrado ser eficaz”.

De la misma forma reaccionó el director del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García, quien también respaldó la vacuna de Sinovac: “Hay que dejar claro que la vacuna Sinovac lo que ha demostrado es que logra su eficacia después de dos semanas de la segunda dosis. Los estudios de la Universidad de Chile y los que sacará el Ministerio de Salud dicen lo mismo: se ha disminuido la cantidad de hospitalizados y enfermos. Eso es un buen camino”, indicó.

La vacuna, desarrollada con virus inactivado (el virus se inactiva por métodos físicos como el calor o sustancias químicas y luego es administrada), en general está dispuesta en el país para mayores de 18 años y es también segura para una población de más de 60 años. Según los estudios ha demostrado un 100% de eficacia para impedir casos graves con necesidad de hospitalización, un 78% para casos leves y un 50,4% para personas con síntomas muy leves sin que requieran atención médica. Tras la primera inoculación, deben pasar 28 días para la segunda dosis, mientras que el efecto de la vacuna se consigue entre 14 y 28 días después.

Stephania Passalacqua, miembro del Consejo Asesor científico para la estrategia de vacuna Covid-19, señala que “desgraciadamente los dichos de esta persona en China alteraron la percepción que tiene la gente sobre las vacunas, pero por suerte rápidamente los expertos salieron a desmentirlo. Fue un error comunicacional. Con el estudio que se esta llevando a cabo en Chile, más lo que esta pasando con los estudios en Brasil, uno puede quedar tranquilo. La vacuna es eficaz y segura”, dice.

“Los resultados refuerzan el hecho que la vacuna de Sinovac efectivamente produce una respuesta de formación de anticuerpos, como también una respuesta celular, que es muy importante para el control de una infección viral en los voluntarios que se analizaron”, apunta Passalacqua, quien además es infectóloga y académica de la Escuela de Medicina U. Austral.

“Esto después se va extrapolando a los casos de incidencia de infección y saber en porcentajes qué tan efectiva es la vacuna, pero se han ido corroborando los datos de respuesta inmune en las personas inoculadas, que se protegen de la infección sobre todo en sus manifestaciones graves”, añade.

La experta además reafirma lo segura que es la vacuna: “En estos voluntarios no se observó ninguna reacción importante, sólo dolor en el sitio de inyección en más o menos la mitad de los inoculados, una reacción muy común y esperable, y sin la emergencia de reacciones importantes. Eso es fundamental para tranquilizar a la población”, sostiene.

Passalacqua asegura que aún así, “tendremos que esperar resultados que hablen de cuántas personas vacunadas después de dos dosis y un periodo de 28 días se infectan vs los no vacunados. Pero lo que uno puede observar, dado que en la población que trabaja en los hospitales, la mayoría estamos vacunados con CoronaVac, es lo poco frecuente de infecciones graves en las personas vacunadas. Esa información tiene que ser tabulada, pero lo que se ve en este momento es que las personas que se hospitalizan por infección grave habitualmente, no están vacunadas o sólo tienen una dosis”, puntualiza.

“Hay que reforzar el hecho que las vacunas son parte de la estrategia de prevención, pero no son la única estrategia. Mientras no se alcanza una inmunidad, se deben mantener todas las medidas de precaución. A pesar de estar vacunados hay que sostener las medidas a futuro, porque el panorama va cambiando rápido, la emergencia de variantes nos puede hacer modificar el escenario”, dice.

En efecto, además de las investigaciones en Chile, los ojos de los científicos están puestos en Brasil, país que ha sido afectado gravemente por el virus y en donde circulan al menos tres variantes conocidas. Es ello que un pequeño municipio paulista decidió sumarse a un curioso experimento.

El “proyecto S”

Este fin de semana y tras la polémica suscitada por las declaraciones del funcionario chino, el instituto Butantan en Brasil aseguró que la efectividad de la vacuna de Sinovac para prevenir contagios sintomáticos se incrementa al 62,3% al aplicarse dos dosis con más de 21 días de diferencia, mientras que para el procedimiento de dosis con intervalos de 14 días, la efectividad alcanzaría el 50,7% en evitar casos sintomáticos y 83,7% en impedir casos moderados, sin registrarse casos graves o muertes en la muestra. Esto considerando que en el país circulan otras variantes, ante lo cual los estudios indicaron buenos resultados de protección.

Una de las investigaciones finalizó este lunes: Se trata del “Proyecto S”, iniciativa en la que el instituto brasileño, junto al municipio de Serrana, determinó inmunizar a toda su población adulta, buscando medir la eficacia en las medidas de vacunación masiva.

De las personas aptas para el experimento, se registraron 28.380 voluntarios, de los cuales 27.722 recibieron la primera dosis y 27.160 tuvieron ambas dosis. Aunque los resultados se darán a conocer en mayo, los científicos anunciaron que las hospitalizaciones y casos graves habían disminuido. Además, esperan conocer qué tan efectiva es la vacuna contra las variantes brasileñas del virus, en especial la P.1.

El académico de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis, señala que “hay que recordar que en Brasil circula ampliamente la variante P.1 de SARS-CoV-2, con lo que los resultados de este estudio fase 3, además de otro estudio publicado la semana pasada son alentadores en términos de la protección que podría lograrse con CoronaVac contra esta variante de preocupación”.

“Es importante también destacar que estudios clínicos realizados para esta vacuna han demostrado que aplicar la segunda dosis 28 días después genera una mejor respuesta de anticuerpos neutralizantes que luego de 14 días, lo cual corrobora lo previamente publicado por los estudios en China y coincide con los datos que estamos obteniendo en el estudio hecho en Chile. Este último esquema fue el que se aplicó en el estudio fase 3 de Brasil y en este estudio también reportaron una eficacia mayor para los voluntarios de ese estudio que se aplicaron la segunda dosis después de 21 días (62.3%)”, añade.

“En Chile actualmente se está utilizando el esquema de vacunación 0-28, por lo que resultados de efectividad en la población podrían indicar también un nivel de protección mayor frente a enfermedad sintomática. Por lo tanto, y a pesar de que la campaña de vacunación lleva sólo un poco más de dos meses, es importante que se vayan realizando estudios de efectividad poblacional y que se conozcan los resultados. Además hay que esperar un poco más de tiempo para obtener datos más robustos sobre el comportamiento de la vacuna en el mundo real, fuera del contexto del estudio clínico. En este sentido, el Ministerio de Salud recientemente informó que comunicará resultados de efectividad, obtenidos hasta la fecha, de la vacuna de Sinovac en Chile”, indicó Kalergis.

Posible efecto rebaño

Por el lado de la inmunidad de rebaño, vale decir la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune, ya sea por vacunación o por la inmunidad desarrollada a través de una infección previa, el Dr. Luis Miguel Noriega, jefe del departamento de Medicina Interna de Clínica Alemana, apunta que “ésta se logra cuando hay un porcentaje suficiente de la población con inmunidad, asumiendo que eso genera una circulación menor del virus, por lo que quienes no tienen inmunidad están menos expuestos”.

“Para lograrlo depende de varios factores: cuántas personas generen inmunidad natural por la infección, y cuántas personas generen inmunidad por la vacuna, dependiendo de la calidad del medicamento del punto de vista de cuánto es capaz de prevenir la infección. Por lo tanto, no tenemos que estar poniendo una fecha para hablar de inmunidad de rebaño. La idea es poner una meta para lograr disminuir la circulación del virus en el país, y en ese sentido la movilidad es clave: es responsabilidad de todos, no sólo preocuparnos de lo que nos prohíben o permiten hacer, sino tomar conciencia de operar y ser cuidadosos. Cubrirse cuando estamos en lugares públicos, evitar la cercanía con las personas, el lavado de manos, etc”, agrega.

Lo segundo es vacunarse. Las vacunas no son las que protegen, el vacunarse es lo que protege. Por lo tanto, si tenemos un porcentaje de la población que no se vacuna, todo lo que pretendamos hacer para una protección global de nuestra población va a ser menos eficiente. La vacuna que tenemos es adecuada, han habido suficientes estudios que han mostrado su nivel de eficacia y por lo tanto, el llamado es a vacunarse. Todos tenemos que cooperar”, sostiene.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.