¿Podría una simple pastilla vencer al Covid-19? Pfizer está probando una

Foto: Reuters

Desde el inicio de la pandemia, los científicos buscan una píldora que pueda contrarrestar las consecuencias de la enfermedad. El laboratorio tiene una prometedora pastillas que podría funcionar.


Si bien el enfoque se ha centrado principalmente en las vacunas, es posible que también haya escuchado que Pfizer está probando una píldora para tratar Covid-19.

Casi suena demasiado bueno para ser verdad. De hecho, los resultados son muy preliminares, pero es un enfoque prometedor.

Mientras que la mayoría de los agentes antivirales que hemos intentado tratar Covid-19 se dirigen a la respuesta inflamatoria e inmunitaria resultante de la infección, la píldora de Pfizer se dirige directamente al Sars-CoV-2, el virus en sí.

Gran parte de la enfermedad asociada con Covid-19 se debe a la intensa respuesta inflamatoria e inmunitaria que puede ocurrir con una infección. Los tratamientos más exitosos hasta ahora se han centrado en esta respuesta inmune demasiado entusiasta.

Tomado temprano en la enfermedad, se ha demostrado que la budesonida, corticosteroide inhalado, reduce el desarrollo de una enfermedad más grave.

En las personas hospitalizadas con Covid-19 que requieren oxígeno, el corticosteroide oral dexametasona reduce la probabilidad de muerte. En los casos más graves, los pacientes con Covidingresados en la UCI, el tocilizumab antiinflamatorio administrado por vía intravenosa brinda a la persona una mejor oportunidad de supervivencia.

El tocilizumab, se usa en el tratamiento de la artritis reumatoide, y en un ensayo clínico en Francia muestra resultados prometedores en casos graves de coronavirus. FOTO: REUTERS

Pero estos tratamientos no se dirigen al Sars-CoV-2 en sí; solo las consecuencias de la infección. Ha demostrado ser más difícil atacar directamente al virus.

Un virus como el Sars-CoV-2 debe ingresar a una célula huésped para reproducirse. Lo hace usando su proteína de punta (una proteína en la superficie del virus) para adherirse a la célula, y luego usa las propias proteínas de la célula para ingresar.

Una vez dentro de la célula, el Sars-CoV-2 elimina su capa externa y libera su ARN viral (ácido ribonucleico, un tipo de material genético). Esto actúa como una plantilla, lo que permite que el virus se replique y luego infecte otras células. En cualquier momento de este ciclo de vida, el virus podría ser vulnerable a una intervención.

El Sars-CoV-2 transporta una enzima, proteasa similar a 3C (3CLpro), que juega un papel crucial en el proceso de replicación. Esta proteasa es casi idéntica a la proteasa utilizada por el virus Sars-CoV-1 (Sars) y similar a la proteasa utilizada por el virus respiratorio de Oriente Medio (Mers).

Por lo tanto, un fármaco que podría apuntar eficazmente a 3CLpro y prevenir la replicación del virus podría ser beneficioso contra varios coronavirus conocidos y posiblemente contra cualquiera que surja en el futuro.

pill-1884775_1280

Los inhibidores de la proteasa se han utilizado con éxito para tratar otras infecciones virales, especialmente infecciones crónicas como el VIH y la hepatitis C.

Se presentaron al principio de la pandemia como un posible tratamiento para Covid-19. Pero en dos ensayos clínicos se demostró que el medicamento contra el VIH lopinavir-ritonavir es ineficaz, y los niveles del medicamento probablemente sean demasiado bajos para actuar contra el Sars-CoV-2. Si bien una dosis más alta podría ser efectiva, probablemente también produciría más efectos secundarios.

Los científicos también propusieron un medicamento antiviral reutilizado, remdesevir, desarrollado originalmente para tratar el ébola. Remdesivir retrasa la capacidad del virus para replicar su ARN.

Remdesivir.

Los informes de casos iniciales parecían prometedores y la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, su sigla en inglés) aprobó el medicamento para uso de emergencia. Pero los resultados de los ensayos controlados aleatorios en pacientes hospitalizados con Covid-19 grave fueron decepcionantes.

Aunque hubo una reducción en la duración de la enfermedad para los pacientes que sobrevivieron, no redujo significativamente la probabilidad de muerte de una persona.

Por supuesto, ninguno de estos agentes fue diseñado específicamente para atacar el Sars-CoV-2. Pero en 2020, Pfizer / BioNtech identificaron una pequeña molécula, PF-00835231, que bloquea la proteasa Sa-CoV-2 3CLpro. Originalmente fue diseñado contra el Sars-CoV-1, pero la enzima en los dos virus es casi idéntica.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2. Foto: AP

El PF-00835231, tanto solo como junto con remdesevir, parece reducir la replicación de una variedad de coronavirus, incluido el Sars-CoV-2, en las células del laboratorio. También redujo la replicación viral en varios modelos animales, sin señales de seguridad adversas. Pero es importante tener en cuenta que esta investigación aún no ha sido revisada por pares.

Pfizer / BioNtech están llevando dos medicamentos a ensayos clínicos para Covid-19: PF-07304814, una inyección intravenosa para su uso en pacientes hospitalizados con Covid-19 grave y PF-07321332, un agente oral o píldora, que potencialmente podría usarse antes en la enfermedad. Ambas son formulaciones de un inhibidor de 3CLpro.

Estos ensayos de fase 1, que comenzaron en marzo, representan la etapa más temprana del desarrollo de fármacos. Estos ensayos seleccionan voluntarios sanos y usan diferentes dosis de los medicamentos para establecer su seguridad. También analizan si los medicamentos provocan suficientes respuestas en el cuerpo para indicar que podrían ser efectivos contra el Sars-CoV-2.

El siguiente paso serían los ensayos de fase 2 o 3 para ver si mejoran los resultados en Covid-19. Por lo general, este proceso lleva años, pero a medida que la pandemia continúa arrasando a nivel mundial, Pfizer dice que lo hará en cuestión de meses, si los ensayos de fase 1 tienen éxito.

Foto: AP

La aplicación de agentes antivirales en el Covid-19 agudo ha sido difícil e infructuosa. Aunque los resultados son en esta etapa preliminares, estos agentes de Pfizer / BioNtech son prometedores. Podrían usarse en las primeras etapas de la enfermedad, especialmente en personas que no están bien protegidas por la vacunación o en aquellas que no han sido vacunadas.

También podrían utilizarse como medio de prevención, para contener brotes en personas expuestas. Deben ser eficaces contra todas las variantes preocupantes del Sars-CoV-2, así como contra otros coronavirus conocidos y posiblemente emergentes.

La reciente sugerencia del CEO de Pfizer de que la píldora podría estar disponible para fin de año es probablemente una posibilidad remota. Pero la pandemia nos ha mostrado lo que es posible en el ámbito de los rápidos avances científicos, y observaremos este espacio con interés.

*Profesor adjunto, Facultad de Medicina y Salud Pública, Universidad de Newcastle

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.