Premio Nobel de Economía, Esther Duflo: “Los economistas de todo el mundo han perdido en gran parte su credibilidad”

La segunda mujer que recibió el Nobel de economía en la historia, fue parte del primer bloque que inauguró el Congreso Futuro 2022, donde en un resumen de su último libro “Economía para tiempos difíciles” planteó cómo el Covid-19 ha hecho la economía más complicada y que la solidaridad entre países será un punto clave en la solución de esta pandemia.




Hoy se dio inicio a la primera jornada de “Congreso Futuro 2022: Aprender a Convivir”, donde diferentes académicos y especialista nacionales e internacionales ya han presentado sus temas enfocados en las soluciones y acciones que se deben realizar para afrontar el presente y el futuro que le depara a la humanidad, y que se realizará entre el 17 y 21 de enero, en Santiago y otras 10 regiones.

Dentro del primer bloque de este lunes, titulado “El siglo de lo humano”, en el cual se hizo presente el director general de la Organización Mundial de la Salud, Thedros Adhanom, y el especialista en neurociencia cognitiva, Anil Seth, fue el turno de la segunda mujer en la historia en haber recibido el Nobel de Economía en 2019, Esther Duflo.

La economista francesa, reconocida internacionalmente gracias a su trabajo y por su enfoque experimental para aliviar la pobreza global, académica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y cofundadora y codirectora del Laboratorio de Acción contra la Pobreza Abdul Latif Jameel, fue la quinta invitada al mayor evento de difusión en Latinoamérica, con su charla sobre “Desigualdad en jaque”.

En 20 minutos, la persona más joven en ser reconocida con el Nobel de economía, buscó resumir la primicia de su libro Economía para tiempos difíciles, relacionada a que los problemas económicos más importantes de hoy en día son en esencia problemas económicos y que el Sars-CoV-2 ha hecho que la economía se haya vuelto mucho más complicada de lo que es.

Sobre la pandemia, la invitada, planteó que una de las lecciones que ha dejado la economía durante el último tiempo es que esta se ha vuelto más difícil. ¿Por qué? Debido a el cambio de vida que han sufrido las personas por el Covid-19.

“En la existencia de las personas no es solo el dinero el que importa, sino algo por lo que trabajar la dignidad, las personas quieren tener un sentido de que pertenecen a una comunidad , que pertenece a una red social, que tiene una profesión significativa, y todo eso es parte de la dignidad” expresó.

Con la pandemia, ha existido un aprovechamiento del impacto de esta crisis para una protección general integral y una revisión que pone en el centro la dignidad y las personas que necesitan ayuda, explicó Duflo. Por eso que planteó que esta crisis mundial es casi una oportunidad única “porque estamos en un momento de experimentar la necesidad de ayuda” y por lo tanto para esto podríamos lograr llevar a cabo diferentes luchas, pero que todo dependerá de la creencia de las personas.

Porque al igual que se le advirtió tempranamente al mundo sobre una posible pandemia, “de la misma manera la gente nos advirtió la lucha del cambio climático” y no se hizo caso.

Debido a esto es que uno de las mayores reflexiones de la reconocida economista es que debe existir un cambio en la desconfianza que se ha producido y donde según ella los economistas han jugado un papel importante en generar ese sentimiento.

“La catástrofe nos debería hacer consciente ahora del hecho de que podría haber otra (pandemia) y que no deberíamos simplemente asumir que porque no ha sucedido no sucederá en el futuro” advirtió.

Sentido de solidaridad

Asimismo, uno de los puntos planteados durante su exposición es que, “y lamentablemente debo poner un signo de interrogación aquí, es si la pandemia va a reavivar la noción de un destino compartido”.

Exponiendo que ese escenario se vio con la más reciente aparición de la variante Ómicron. Donde el hecho de que la cepa apareciera en Sudáfrica, lugar en el que una gran parte de los jóvenes aun no han sido vacunados porque no tienen acceso a las vacunas, aumentó las posibilidades de que se desarrollar una variante.

Misma situación que se vivió con Delta y su evolución en India antes de que las tasas de vacunación alcanzarán a una mayor parte de la población, y que puede suceder con una próxima variante en un país donde hay una gran cantidad de personas no vacunadas.

“Desafortunadamente, lo que estamos viendo es que en lugar de agradecer a los sudafricanos y asegurarnos de acelerar, como resultado, el intercambio de vacunas en todo el continente, la respuesta ha sido muy similar a la respuesta que vimos en los primeros días de pandemia que es: Oh! cerremos rápidamente nuestras fronteras, asegurándonos en el proceso de que los sudafricanos ni siquiera tengan acceso al material investigando sobre el virus”.

“Este no ha sido ‘un lindo’ ejemplo de nuestra reacción como un mundo global unificado” expresó.

Pero, Esther planteó que todavía tiene la esperanza de que en algún momento, esta pandemia “haga darnos cuenta de que somos un mundo y de que si no somos solidarios con los países pobres, con las personas más pobres de todo el mundo, esto nos pone en peligro a todos”.

Desconfianza en la economía

Refiriéndose a que los problemas económicos más importantes de hoy en día son en esencia problemas económicos, o sea que hay mucho de economía en problemas de comercio, migración, igualdad, e incluso hasta la pandemia de Covid-19, una de las mayores dificultades es que los economistas de todo el mundo han perdido en gran parte su credibilidad, y no solo en cuestiones generales sino que también en discusiones esenciales.

Pero ¿de dónde viene este gran desacuerdo y desconfianza con los economistas? planteó Dufló.

En un gran resumen, la premio Nobel, explicó que muchas personas suelen considerar que los economistas están a cargo de predecir lo que le pasara a la economía en un futuro cercano, pensando que es lo único que aquellos profesionales hacen, y que también viene de la visión antigua que se tiene de esta profesión, donde se piensa que la economía sólo debe preocuparse por lo números y nada más.

“Si tienes este punto de vista, tienes el punto de vista que los economistas son solo personas ideológicas en ves de ver científicos responsables” dijo.

Añadiendo que hay lecciones interesantes del mundo económico en el mundo actual.

1.- La importancia clave de la legitimidad de los gobiernos que están en duda en casi todo el mundo.

Situación en la que los economistas han jugado un papel en la desconfianza de estos gobiernos, y “nos coloca en una posición interesante en el mundo donde la legitimidad se refuerza si logramos salir ilesos de esta pandemia o se erosiona aun más por el fracaso del gobierno”.

Añadiendo que a dos años de comenzada la pandemia por Covid-19, tal vez debería preocupar que el mundo esté más cercano segundo caso, o sea “que los gobiernos están aun mas golpeados ahora que antes porque la lucha contra la pandemia no ha terminado y es mucho más lenta y menos efectiva que lo que la gente esperaba”

2.- En nuestra mente las respuestas que las personas tienen frente a la crisis de forma individual o social ha mostrado que el efecto perverso de los incentivos financieros está sobrevalorado

“Muchos de nuestros sistemas de financiaciones del mundo están diseñados en la idea que trabajamos solo porque necesitamos dinero para sobrevivir y si las personas tuvieran acceso a servicios sociales solidos y protección social, es posible que no trabajen tanto”, pero se ha visto que la realidad es otra.

Puedes revivir esta charla en la página oficial de Congreso Futuro: www.congresofuturo.cl o a través de su página de Youtube.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.