Estos son los primeros síntomas en aparecer en muchos pacientes con Ómicrón: crean “Fiestas Ómicron” para contagiarse y un spray protegería ocho horas contra todas las variantes: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

Foto: AP

Ya cada vez hay más certeza del cuadro clínico de la nueva variante y en EE.UU. hay denuncias de una arriesgada práctica para lograr una supuesta inmunidad natural.




1. Estos son los primeros síntomas en aparecer en Ómicron en la mayoría de los pacientes

A casi dos meses de su irrupción, médicos han logrado configurar mejor el cuadro clínico de Ómicron, definiendo de manera más certera sus principales síntomas, que han evolucionado respecto a las cepas originales de la pandemia.

Hasta ahora, los expertos han identificado al menos nueve síntomas que ha sido señalados como muy característicos de la variante Ómicron, y que, en muchos casos, son muy distintos a los de las anteriores variantes del Sars-CoV-2.

Hasta ahora, estos son:

-Irritación de la garganta

-Secreción nasal

-Fatiga

-Estornudos

-Dolor de cabeza

-Sudores nocturnos

-Dolores musculares

-Pérdida de audición y tinnitus

Sin embargo, algunos médicos han relatado que muchos pacientes están experimentando tres síntomas principales, que pueden ser sindicados como un muy buen parámetro para sospechar de la presencia de la nueva variante.

Uno de ellos es el Dr. Suneet Singh , director médico de CareHive Health en Austin, Texas, quien en una entrevista con el portal Yahoo! Señaló que los síntomas de la variante Ómicron son muy diferentes a los que vimos antes con la cepa original del coronavirus.

De acuerdo a su experiencia clínica, los tres principales síntomas de la variante Ómicron que hay que buscar son:

  • Secreción nasal
  • Congestión nasal
  • Dolor de garganta

“Es menos probable que Ómicron por ahora invada los pulmones. En cambio, está causando más síntomas de las vías respiratorias superiores”, dijo Singh.

El Dr. Robert Quigley, vicepresidente sénior y director médico global de International SOS , una empresa líder en servicios médicos y de seguridad, dijo en una nota al sitio Deseret que los pacientes con Covid infectados con Ómicron “tienden a mostrar síntomas mucho más rápido que con otras variantes. Para la mayoría de las personas que fueron vacunadas y reforzadas y contrajeron la variante Ómicron, experimentaron síntomas leves consistentes con una infección del tracto respiratorio superior”, dijo.

Quigley dijo que los tres síntomas principales de Covid-19 que ha visto en pacientes con Ómicron incluyen, tos, fatiga y congestión.

De hecho, la tos se ha hecho muy familiar en los reportes médicos de niños pequeños, pues la nueva variante parece estar afectando de una manera muy distinta a los niños menores de cinco años con un síntoma que se está haciendo muy distintivo: una tos áspera, similar al ladrido de un perro y que en EE.UU. se conoce como crup, la que técnicamente se denomina laringotraqueobronquitis.

Foto: Reuters

Esta tos, de acuerdo a la definición de Clínica Mayo, son el resultado de la hinchazón alrededor de las cuerdas vocales (laringe), la tráquea y los tubos bronquiales (bronquios). Cuando la tos obliga al aire a pasar a través de esta vía estrechada, las cuerdas vocales hinchadas producen un ruido similar a una foca que ladra. De la misma manera, respirar hondo generalmente produce un silbido agudo (estridor).

Si bien el crup generalmente no es grave, el sonido puede ser aterrador para los padres que ya están nerviosos por la evolución de la pandemia. Los médicos dicen que lo más probable es que esto ocurra porque Ómicron tiende a asentarse más arriba en el tracto respiratorio, en lugar de zonas más profundas de los pulmones.

2. Jóvenes realizan “Fiestas Ómicron” para contagiarse intencionalmente

Con el fin de las cuarentenas y la posibilidad de retomar en cierta medida la normalidad prepandemia ha sido natural retomar actividades como fiestas y celebraciones. El contacto social fue uno de los aspectos más alterado y añorado en los meses de confinamiento. Nadie lo duda.

Pero ¿fiestas para contagiarse? Sí, lo que suena a fake news, por increíble que parezca, son eventos reales en que deliberadamente jóvenes buscan contagiarse con la nueva cepa de Covid-19, y así “acabar con esto”.

Está ocurriendo en Estados Unidos. En el condado de Tulsa, estado de Oklahoma, esta semana se realizaron las primeras denuncias de las llamadas “fiestas Ómicron” organizadas para que los asistentes se puedan contagiar con la variante supuestamente leve solo para lograr la inmunidad natural y no vacunarse.

Las llamadas "fiestas Ómicron" son eventos reales en que deliberadamente jóvenes buscan contagiarse con la nueva cepa de Covid-19, y así “acabar con esto” pronto. Foto: Reuters.

El Dr. Bruce Dart director ejecutivo del Departamento de Salud del Condado de Tulsa reconoció a medios locales sobre denuncias de esas fiestas: “Recibo personas que me envían mensajes a través de Facebook y otros lugares en los que las personas organizan fiestas de Ómicron para exponerse. No hagas eso. Absolutamente no hagas eso”.

Si bien muchos pueden pensar que la nueva variante es leve, Dart recalcó que el mundo “leve” es relativo. “Nadie quiere saber por sí mismo si tendría un caso leve en particular o no”, indicó. “Sabemos que esto hace que muchas personas estén muy, muy enfermas”.

Científicos de la Universidad Case Western Reserve en Estados Unidos señalan, según evidencia preliminar, que el riesgo de ser admitido en el hospital o en la unidad de cuidados intensivos durante la oleada de Ómicron es aproximadamente la mitad del riesgo observado durante la oleada Delta. Este menor riesgo con Ómicron también es consistente con lo que los científicos han observado en Sudáfrica y el Reino Unido. Sin embargo, aclaran, como con cualquier variante del SARS-CoV-2, su riesgo absoluto depende de muchos factores como si la persona está vacunada y con dosis de refuerzo, de su edad, su estado general de salud y su situación económica.

“En el grupo de mayor edad, sigue siendo una enfermedad desagradable, incluso si es menos [desagradable] que la variante Delta”, indicó la Dra. Pamela Davis, neumóloga en la Universidad Case Western Reserve y autora principal del estudio publicado el 2 de enero. “No sales impune solo porque resulta que estás infectado en la época de Ómicron”.

Por ejemplo, indica la investigación, para una persona de más de 65 años, el riesgo de ser hospitalizada con Covid-19 sigue siendo del 5% con la variante Ómicron, lo que significa que 1 de cada 20 personas infectadas en este grupo de edad terminará en el hospital. Por el contrario, con la versión original del virus, la tasa fue de 1 en 10. El riesgo no es cero.

“Si bien Ómicron parece ser menos grave en comparación con Delta, especialmente en los vacunados, no significa que deba clasificarse como ‘leve’”, dijo el jueves el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La idea de tratar intencionalmente de contagiarse con Ómicron “está de moda”, señaló en entrevista a CNN el Dr. Paul Offit, Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia. El Covid-19 no es un mal resfriado, sino una enfermedad en que las personas pueden sufrir consecuencias a largo plazo, sentenció.

Dra. Mary Clarke, presidenta de la Asociación Médica del Estado de Oklahoma, indicó a la prensa su preocupación ante estos eventos, “todavía estamos saturando nuestro sistema de atención de la salud, debido a las hospitalizaciones de Ómicron y al soporte de ventilación actual y las muertes”.

Clarke explicó además que esta idea de infectarse a propósito proviene de una práctica de hace décadas con la varicela. Sin embargo, dijo hay una gran diferencia, “el Covid-19 es mucho más letal”.

La idea detrás de esas “fiestas” es replicar algo que hace décadas ya se hacía con la varicela. Las “pox party” o fiesta de varicela en Estados Unidos las iniciaron grupos de padres y madres que reunían a niños y niñas que nunca han tenido varicela con aquellos que tenían varicela activa.

Si un niño juega o entra en contacto cercano con otro niño que lo tiene, es probable que también lo contraiga. La razón detrás de esos encuentros era que si se contagiaban no tendrían que vacunar a sus hijos contra la varicela o que al exponerlos a una edad temprana ayudará a evitar los efectos secundarios más graves de la enfermedad.

Incluso si la “fiesta” no podía concretarse, generaban redes de transporte y venta de artículos contaminados con viruela, para organizar el intercambio y la venta de artículos contaminados.

“La virulencia de Covid-19 es mucho más alta de lo que jamás se pensó en la varicela”, sostiene Clarke. “No es solo la enfermedad para la persona, los niños y la familia”, dijo. “Es el costo social económico total de esa infección y magnificado, multiplicado 100 millones de veces”.

La idea de infectarse a propósito proviene de una práctica de hace décadas con la varicela. Sin embargo, dicen expertos, hay una gran diferencia, el Covid-19 es mucho más letal. Foto: AP.

El Dr. Dean A. Blumberg, jefe de enfermedades infecciosas pediátricas del UC Davis Children’s Hospital, señaló ante esa práctica que “básicamente, estás tirando los dados y esperando que tu hijo no tenga uno de estos resultados graves”, según el LA Times.

Fiesta del coronavirus, fiesta de corona o coronafiesta

“Escuché algunas historias muy aterradoras sobre fiestas de personas y tratando de infectarse. Eso es muy inseguro”, señaló esta semana sobre el tema, la Dra. Maria Van Kerkhove, líder técnica de Covid-19 en la Organización Mundial de la Salud.

Estas fiestas para contagiarse, se remontan al comienzo de la pandemia. Han sido llamadas como fiesta del coronavirus, fiesta de corona o coronafiesta. En julio de 2020 en la ciudad de Houston, en el estado de Texas, los servicios de salud experimentaron un preocupante aumento en los contagios por Covid-19, y comenzaron a repetirse experiencias de pacientes que asistieron a las llamadas ‘fiestas Covid’.

En ese momento la directora médica del Methodist Healthcare, Jane Appleby, señaló a medios locales que la idea de estas fiestas era ver si el virus era real. “Esta es una fiesta organizada por alguien diagnosticado por el virus Covid-19 y la idea es ver si el virus es real y ver si alguien se infecta”, detalló Appleby. Y se replicaron no solo en Estados Unidos, también en países como Alemania y Reino Unido.

La experta de la OMS recalcó el riesgo que esos encuentros implican. La mejor manera de combatir el Covid-19, y es mucho más eficaz que la inmunidad natural “se llama una vacuna”, dijo. “La inmunidad natural desaparece rápidamente. Comienza a caer dentro de tres meses, 90 días”. Los estudios han demostrado que la inmunidad protectora de las vacunas dura alrededor de seis meses.

3. Spray protegería ocho horas contra todas las variantes

Un nuevo aerosol nasal experimental promete evitar que las personas se infecten con Covid-19 hasta por ocho horas, según un estudio.

Según investigadores de la Universidad de Helsinki en Finlandia, el prometedor tratamiento ha demostrado ser eficaz en bloquear la infección del virus en estudios de laboratorio con ratones.

“Esta tecnología es barata y altamente fabricable, y el inhibidor funciona igual de bien contra todas las variantes”, dijo al portal Gizmodo el autor del estudio, Kalle Saksela.

“También funciona contra el virus Sars ahora extinto, por lo que también podría servir como una medida de emergencia contra posibles nuevos coronavirus”.

El aerosol, desarrollado para personas inmunocomprometidas y otras personas de alto riesgo, está hecho de una proteína sintética similar a un anticuerpo que reconoce y se une a la proteína espiga del coronavirus, deteniéndola temporalmente en seco, según el estudio.

Los investigadores descubrieron que una pequeña dosis evitaba que las células se infectaran con todas las variantes del coronavirus, incluida Ómicron.

También descubrieron que los ratones que recibieron tratamiento tenían muchas menos probabilidades de tener problemas en el tracto respiratorio superior y los pulmones después de haber estado expuestos a la variante Beta de Covid-19, una de los primeros linajes del Sars-CoV-2 y que fue descubierto en Sudáfrica.

Pese a los buenos resultados, los científicos que lo crearon reconocieron que el aerosol nasal aún no se ha probado en humanos, que los estudios de laboratorio aún no han sido revisados por pares y que se necesitará más investigación hasta que el producto pueda tener viabilidad comercial.

Imagen referencial.

Saksela también advirtió que el tratamiento no pretende reemplazar las vacunas u otros medicamentos.

“Su uso profiláctico está destinado a proteger de la infección por Sars-CoV-2″, dijo Saksela. “Sin embargo, no es una vacuna, ni pretende ser una alternativa a las vacunas, sino más bien complementar la vacunación para brindar protección adicional”, aclaró.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.