Fact Checking: ¿Jóvenes organizan “fiestas Covid” para contagiarse? ¿Exministro chileno tilda de “pencas” políticas de Donald Trump?

Fiesta Silenciosa en Amanda

Una "fiesta Covid" es una reunión organizada por alguien diagnosticado con coronavirus para ver si el virus es real y ver si puede infectar a sus invitados. Revisa si estas fiestas existen y dónde se organizan.




Jóvenes realizan “fiestas Covid” para contagiarse

En la ciudad de Houston, estado de Texas en Estados Unidos, el fin de semana los servicios de salud fueron testigos de un preocupante aumento en los contagios por Covid-19. Si la semana anterior solo el 5% de las pruebas eran casos positivos, la cifra aumentó a 22%.

Funcionarios estatales de salud informaron el domingo 8.196 nuevos casos, 80 muertes y un total de 10.410 personas hospitalizadas debido al virus. Gran parte de esos nuevos contagiados se dieron además en personas jóvenes de entre 20 y 30 años.

Houston es la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos y ve con preocupación el actual alza. Preocupación que aumentó tras la muerte de un paciente de 30 años, el sábado 11 de julio, el que antes de morir reconoció que asistió a una de las llamadas ‘fiestas Covid’, donde se habría contagiado. “Creo que cometí un error, pensé que era un engaño, pero no lo es”, habría indicado, según un funcionario de salud.

La directora médica del Methodist Healthcare, Jane Appleby, señaló a medios locales que la idea de estas fiestas es ver si el virus es real. “Esta es una fiesta organizada por alguien diagnosticado por el virus Covid-19 y la idea es ver si el virus es real y ver si alguien se infecta”, detalló Appleby.

Las recomendaciones de mantener la distancia, usar mascarilla, lavarse las manos y evitar el contacto con personas contagiadas, en este caso, no son atendidas. Con la idea de que el virus es un engaño, jóvenes organizan esos encuentros en los que participan una o varias personas contagiadas, y el resto de los asistentes se sienten atraídos por el desafío de ver si se infectan o no.

Fenómeno extendido

Las llamadas fiestas Covid o fiestas de corona, en un principio se consideraron un invento. Pero ahora ya son frecuentes y se mencionan en varios países además de Estados Unidos, como Alemania y Reino Unido.

En marzo residentes de Nueva Jersey realizaron una de esas fiestas. El grupo de vecinos se reunió en un evento temático de coronavirus. La celebración incluía máscaras faciales, cócteles llamados “Quarantini”, cervezas Corona y el juego de mesa Pandemic.

En otro evento similar ocurrido en mayo, en el condado de Walla Walla (Estado de Washington) se supo de al menos 25 personas infectadas tras asistir a una fiesta Covid-19. En junio en el mismo Estado, se notificó una nueva fiesta, pero con más de 70 personas. Lo mismo ocurrió en Alabama con fiestas en varios condados.

Existen varias posibles explicaciones detrás de un comportamiento como ese, dice Pedro Maldonado, investigador del Instituto de Neurociencia Biomédica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Por una parte, explica, es una actitud propia de falta de madurez. Lo que se conoce como madurez, la neurociencia hoy entiende que es un proceso bastante prolongado y que termina aproximadamente a los 30 años, “ahí es cuando parte del cerebro, que es la corteza frontal se establece y permite modelar nuestra conducta”.

Eso explica que las decisiones en cuanto a su nivel de osadía y riesgo sean diferentes si se trata de alguien más joven, y sean más impulsivas y de riesgo, “de ahí a que se atrevan a todo es efectivamente en parte consecuencia de su cerebro y gran estado físico que los hace creer que son inmunes”.

Pero también se trata de un comportamiento que se entiende por la naturaleza de la amenaza que representa hoy el Covid-19, y de lo cual depende la respuesta que nuestro cerebro elabora. Otras amenazas han sido típicamente reales, explica el neurocientífico, como un precipicio o un perro que ataca, amenazas que indican de que se trata. “Pero en este caso la amenaza es invisible, no se puede tocar y oler, el virus es algo que se tiene que creer, incluso si me contagio tampoco tengo la certeza”.

Como comunidad el creer en ese tipo de amenazas, descansa mucho en la confianza social. Y hoy, indica Maldonado, “estamos en una crisis de la confianza, lo que implica que las potenciales medidas de cuidado no ocurren”. Confianza social que suele ser mayor en niños y adultos, pero en los jóvenes suele haber más desconfianza. “Todas estas cosas combinadas hacen que se desconfíe, que se cuestione y ponga todo en duda, y ocurren cosas como las fiestas Covid”, añade.

El tema de la confianza es crucial para enfrentar una crisis como la actual. “Enfrentarla es una responsabilidad comunitaria de todos juntos, pero si no tenemos confianza en la acción colectiva no funciona, es la cultura de los propios países en ese sentido la que ha impactado en que se logren mejores o peores resultados”, aclara.

Exministro chileno tilda de “penca” políticas de Donald Trump

En medio de la pandemia, han surgido distintas posturas y planes de acción a nivel de cada país. Por ejemplo, algunas naciones decidieron llevar a cabo un confinamiento estricto desde un principio, mientras que otras no.

Puntualmente en el caso de Estados Unidos, el país con mayor número de personas fallecidas, 136.940 y también de contagios totales, con 3.465.031, se han registrado situaciones positivas y negativas.

Si bien toda indica que ya superó el peak de la enfermedad, y gran parte del país poco a poco vuelve a la denominada “nueva normalidad”, en los últimos días se ha registrado un rebrote.

Su presidente, Donald Trump, desde un principio se mostró escéptico a la veracidad del virus, incluso recomendado medicamentos sin pruebas científicas de por medio.

En esa línea, el propio Trump, a través del Departamento de Inmigración y Control de Aduanas estadounidense, amenazó con expulsar del país a los estudiantes que se mantengan con clases de manera online, y no presencial.

Sin embargo, la Casa Blanca desistió de esta determinación, y no expulsará a dichos estudiantes, tras la intervención de un grupo de 17 estados más el Distrito de Columbia, que presentaron un recurso para que la medida anunciada por la Oficina de Inmigración y Aduanas fuera anulada.

Esta noticia, fue publicada entre otros medios, por la revista norteamericana Mother Jones, y posteriormente compartida en redes sociales. Esta publicación, bajo el título “La Casa Blanca se derrumbó sobre su plan para expulsar a miles de estudiantes internacionales”, fue captada por el exminsitro de Medioambiente de Chile, Marcelo Mena.

Mena, compartió la publicación con un duro mensaje hacia el Gobierno de Donald Trump. “Políticas pencas. Yo tuve visa F-1 para estudiar en USA. con las reglas mal pensadas me hubiera tenido que volver a Chile. Era un intento burdo para abrir las universidades antes (sin justificación técnica, de hecho con oposición de técnicos) y generar una sensación de normalidad”, señaló Mena a través de su cuenta de Twitter.

Al revisar el historial de publicaciones del también director del Centro Accion Climatica Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) en redes sociales, queda en evidencia un claro malestar hacia la actual gestión de Trump.

Incluso ha manifestado su apoyo a Joe Biden, exvicepresidente y posible candidato del Partido Demócrata (rival de Trump en las elecciones), quien ha señalado públicamente su apoyo a planes climáticos de transición energética y energías limpias. Justamente la línea de trabajo de Mena.

Revisa todos nuestros fact cheking en este link.

Comenta