Casa Blanca desiste y no suspenderá visas de estudiantes extranjeros con clases online

Un estudiante camina por un campus de la Universidad de Harvard. Foto: Reuters/Archivo

Ayer un grupo de 17 estados más el Distrito de Columbia presentaron un recurso para que la medida anunciada por la Oficina de Inmigración y Aduanas fueran anulada.




Finalmente este martes se confirmó que la administración de Donald Trump no suspenderá las visas de estudiantes extranjeros que estén matriculados en centros educaciones que hayan decidido que las clases solo se realizarán vía virtual debido a la pandemia del coronavirus.

La jueza federal de Boston, Allison Burroughs, fue la encargada de entregar la información tras ser parte de una breve audiencia. “Las partes llegaron a una solución (...) el gobierno aceptó anular la decisión”, expresó.

Ayer un grupo de 17 estados más el Distrito de Columbia presentaron un recurso judicial para que la medida anunciada por la Oficina de Inmigración y Aduanas no fuera puesta en marcha. Sumándose a las medidas presentadas por la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Según reportó New York Times, el recurso presentado por las regiones federales fue presentados ante la corte de Boston por la fiscal general de Massachussetts, Maura Healey.

“La administración Trump ni siquiera intentó explicar la base de esta regla sin sentido, que obliga a las escuelas a elegir entre mantener inscritos a sus estudiantes internacionales y proteger la salud y la seguridad de sus campus”, expresó la persecutora en aquella oportunidad.

En total, los territorios involucrados tienen 1.124 bachilleratos y universidades que tuvieron matriculados a 373 mil estudiantes extranjeros durante 2019.

Por su parte, las prestigiosas casa de estudios ya habían defendido a los jóvenes extranjeros. “Defenderemos este caso con vigor para que nuestros estudiantes internacionales -y estudiantes internacionales de instituciones de todo el país- puedan continuar sus estudios sin la amenaza de la deportación”, dijo el presidente de Harvard, Lawrence Bacow.

La semana pasada la Oficina de Inmigración y Aduanas informó la medida a través de un comunicado y explicó que los jóvenes -con visas F-1 y B-1-, “deben abandonar el país o tomar otras medidas, como ser transferidos a una escuela con instrucción presencial”, y en caso de no hacerlo se arriesgan a iniciar un proceso de expulsión.

Muchas universidades y centros de enseñanza no retomarán las clases presenciales cuando comience el próximo curso lectivo en septiembre, debido a los nuevos brotes de coronavirus en el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.