¿Por qué los síntomas de la variante Ómicron son tan similares a los del resfrío común? Nuevo estudio tiene la respuesta

Un estudio sugiere que la nueva variante tiene algo del banal resfrío en sus genes, lo que explica su rápida expansión, pero también sus leve sintomatología.




Aunque el período de incubación del Sars-CoV-2, es decir, el lapso en que se contagia una persona hasta el momento que exhibe los primeros síntomas, es relativamente lento, las nuevas variantes han acelerado este proceso.

Las estimaciones para esta brecha de exposición a síntomas era de aproximadamente cinco días para la variante Alfa y cuatro días para Delta. Ahora se estima que la nueva variante, Ómicron, puede haberlo reducido a tan solo tres días.

Otras de las características de la nueva variante, en la que los científicos están cada vez más de acuerdo, es que pese a que la velocidad de contagio es muy veloz, duplicándose los casos en apenas un par de días, y que los síntomas son leves. En muchos casos, los pacientes que la han padecido la han definido como “un resfrío”.

Una mujer en Oxford Street en Londres. Foto: AP

Los científicos ahora creen entender mejor por qué se está produciendo esta sensación: Ómicron podría tener síntomas similares a los del resfriado común porque la nueva variante literalmente tiene un código genético del resfriado común en su interior, según un reciente estudio.

Ómicron probablemente adquirió una mutación, una de sus más de 30 mutaciones, de un fragmento de material genético del resfriado común, presente en las mismas células infectadas. Es decir, sí, la variante Ómicron mutó para incluir partes de la estructura genética del resfriado común.

Esta secuencia genética no aparece en ninguna versión anterior del coronavirus, llamado Sars-CoV-2, pero es omnipresente en muchos otros virus, incluidos los que causan el resfriado común, y también en el genoma humano, dijeron los autores de la investigación.

Según estos científicos, que publicaron su estudio a principios de diciembre en OSF Preprints sobre esta tesis, encontraron esto después de ver material genético en el resfriado común y la variante Ómicron.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2. Foto: AFP

De acuerdo a Venky Soundararajan, autor del estudio y científico de análisis de datos de la empresa Nference, con sede en Cambridge, Massachusetts, dijo que esta es la razón por la que Ómicron se ha hecho parecer “más humano”.

La pequeña parte del resfriado común dentro de Ómicron “podría significar que el virus se transmite más fácilmente, mientras que solo causa una enfermedad leve o asintomática”.

Esto podría significar que el virus se transmite más fácilmente, mientras que solo causa una enfermedad leve o asintomática. Los científicos aún no saben si Ómicron es más infeccioso que otras variantes, si causa una enfermedad más grave o si superará a Delta como la variante más prevalente. Puede que sean necesarias varias semanas para obtener respuestas a estas preguntas.

Enfermedades simultáneas

Las células de los pulmones y del sistema gastrointestinal pueden albergar el Sars-CoV-2 y los coronavirus del resfriado común simultáneamente, según estudios anteriores. Dicha coinfección prepara el escenario para la recombinación viral, un proceso en el que dos virus diferentes en la misma célula huésped interactúan mientras hacen copias de sí mismos, generando nuevas copias que tienen algo de material genético de ambos “padres”.

Esta nueva mutación podría haber ocurrido por primera vez en una persona infectada con ambos patógenos cuando una versión del Sars-CoV-2 recogió la secuencia genética del otro virus, dijeron Soundararajan y sus colegas en el estudio, que aún no ha sido revisado por pares.

Foto: AP

La misma secuencia genética aparece muchas veces en uno de los coronavirus que causa resfriados en las personas, conocido como HCoV-229E, y en el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida, dijo Soundararajan.

Sudáfrica, donde se identificó por primera vez a Ómicron, tiene la tasa de VIH más alta del mundo, lo que debilita el sistema inmunológico y aumenta la vulnerabilidad de una persona a las infecciones por los virus del resfriado común y otros patógenos. En esa parte del mundo, hay muchas personas en las que podría haber ocurrido la recombinación que agregó este conjunto omnipresente de genes a Ómicron, dijo Soundararajan.

“Probablemente nos perdimos muchas generaciones de recombinaciones” que ocurrieron con el tiempo y que llevaron al surgimiento de Ómicron, agregó Soundararajan.

Se necesita más investigación para confirmar los orígenes de las mutaciones de Ómicron y sus efectos sobre la función y la transmisibilidad. Existen hipótesis contradictorias de que la última variante podría haber pasado algún tiempo evolucionando en un huésped animal.

Mientras tanto, dijo Soundararajan, los nuevos hallazgos subrayan la importancia de que las personas reciban las vacunas Covid-19 actualmente disponibles.

Hay que vacunar para reducir las probabilidades de que otras personas inmunodeprimidas se encuentren con el virus Sars-CoV-2″, dijo Soundararajan.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.