¿En cuánto tiempo disminuye la capacidad infecciosa del Covid-19 en el aire?

Un estudio de la Universidad de Bristol sobre la estabilidad en aerosol del virus indica que la infectividad del Covid-19 en el aire disminuye durante los primeros 20 minutos.




El Covid-19 cada vez se expande velozmente por el mundo. Hasta este jueves ya existen más de 310 millones de casos totales en el mundo. Solo en América, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO), durante la semana pasada se informaron 6,1 millones de casos nuevos en el continente,un aumento del 250% respecto al mismo periodo del año pasado.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las formas de contagio del coronavirus se han visto facilitadas por diversas vías, entre las cuales se encuentra la transmisión aérea, el contacto estrecho, las gotículas, los fómites –superficies contaminadas–, entre otras.

La transmisión por vía aérea es definida por como la propagación de un agente infeccioso por la diseminación de aerosoles que pueden seguir siendo infectantes por permanecer en el aire por tiempos prolongados. Mientras que las gotículas son secreciones contaminadas que abandonan el cuerpo –mediante tos, estornudos o hablando–, de las cuales, las que tienen un tamaño menor a cinco micrómetros.

Imagen referencial

Ahora, una nueva investigación de la Universidad de Bristol –la cual aún debe ser comprobada por sus pares– plantea que la infectividad del Covid-19 en el aire disminuye durante los primeros 20 minutos posteriores a su exposición en el ambiente, bajo una simulación de exhalación.

“Esta es la primera vez que alguien ha podido simular realmente lo que le sucede al aerosol durante el proceso de exhalación”, dijo Jonathan Reid, profesor de la Universidad de Bristol y quien dirigió la nueva investigación.

Los primeros momentos

La capacidad de infección en los primeros segundos que el aerosol con el virus permanece en el aire presenta una de las caídas más inmediatas, bajando en un promedio de 54% en los primeros cinco segundos, de acuerdo a la investigación. Esto se debe a una baja deliberada de la humedad relativa (HR) durante las pruebas, la cual simularía la salida del virus del cuerpo hacia el ambiente.

“Curiosamente, aunque la pérdida inicial de infectividad a baja HR es casi instantánea, la infectividad del virus permanece más estable y solo disminuye un promedio del 19% durante los siguientes cinco minutos”, continúa explicando el científico.

La supervivencia del resto de partículas disminuye con el tiempo hasta que sea indistinguible después de 20 minutos.

Al respecto, el profesor Jonathan Reid dijo que “sabemos que cuando las bacterias o los virus se transportan por el aire en las gotitas respiratorias, se secan muy rápidamente y pueden perder viabilidad, por lo que es un paso importante para comprender al evaluar el papel de la transmisión aérea en Covid-19″.

Metodología y factores de estudio

En estudios anteriores, se utilizaron recipientes sellados llamados tambores Goldberg, con los cuales se estimó que la vida media tanto del SARS-CoV-2 como del SARS-CoV-1 fueron similares en aerosoles, con estimaciones medianas de aproximadamente 1,1 a 1,2 horas, a diferencia de la vida media de segundos y minutos que proyectaba esta nueva investigación.

Se sugiere que hay algunos detalles en estos tambores que podrían afectar la medición. Por esta razón, en el estudio se priorizó la denominada técnica CELEBS (levitación electrodinámica controlada y extracción de bioaerosoles sobre un sustrato), en la cual atrapan a una pequeña población de gotitas monodispersas casi idénticas que contienen bacterias o virus en un campo eléctrico. De esta forma, “los microbios dentro de las gotas se pueden generar después de períodos de suspensión que varían entre menos de 5 segundos y muchas horas”.

Sin embargo, también se recalca que, en estudios previos, los decaimientos de supervivencia se midieron directamente en cultivo de virus “y debe recordarse que la composición del aerosol (MEM 2% FBS) es diferente de los fluidos respiratorios exhalados reales”.

Dentro de los factores de estudio utilizados, se encontró la humedad relativa (HR) y la temperatura, con la intensión de reflejar el abandono del virus del cuerpo mediante la exhalación y la influencia del medioambiente.

Variantes, uso de mascarilla y el contacto con otros

“La gente se ha centrado en los espacios mal ventilados y pensando en la transmisión aérea a través de metros o a través de una habitación. No digo que eso no suceda, pero creo que el mayor riesgo de exposición es cuando estás cerca de alguien”, explicó Reid.

Respecto a esto, el virólogo de la Universidad de Leicester, Julian Tang, dijo que “las mascarillas son muy efectivas… así como el distanciamiento social. La ventilación mejorada también ayudará –especialmente si está cerca de la fuente”.

Aeropuerto de Santiago durante pandemia por Covid 19

Mientras que, en el estudio de la Universidad de Bristol se afirma que “en futuras investigaciones, tenemos la intención de explorar estos procesos en un rango aún más amplio de tiempos, condiciones y variantes de virus”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.